La Estantería | 10 cómics de terror desde el suspenso a lo grotesco

 La Estantería | 10 cómics de terror desde el suspenso a lo grotesco

Como ya estamos en la recta final de este 2020 y el mes del terror comienza a caer entre nuestros dedos, consideramos pertinente hacer un recopilatorio sobre cómics de terror que juegan con el horror, el suspenso y lo grotesco, ya sea ese miedo que tenemos a lo desconocido, miedo a lo que sabemos que nos acecha entre la oscuridad o al miedo que siempre está con nosotros, en nuestros rincones más oscuros y nuestros sueños más inquietos.

The Walking Dead

Mundialmente conocido gracias al éxito de su adaptación televisiva con el mismo nombre “The Walking Dead”, la historia de muertos vivientes escrita por Robert Kirkman e ilustrada por Tony Moore y Charlie Adlard, donde cualquier cosa podía pasar, se convirtió en el cómic de zombies que todos querían leer. Con un mundo muerto, que cada día se iba pudriendo más, Rick Grimes y su grupo de sobrevivientes tenían que mantenerse vivos en un ambiente hostil, donde además de preocuparse de los muertos, tenían que protegerse de los vivos.

Hellboy

Una de las obras más emblemáticas del horror es sin dudas “Hellboy”, del maestro Mike Mignola, donde un mundo mágico y lleno de misterios nos muestra la galería más variopinta de monstruos y peligros. Historienta en que desde los horrores clásicos hasta cultos y asesinos aparecen en sus páginas, donde un medio demonio de humor irónico, que trabaja para la Agencia de Investigación y Defensa Paranormal, defiende al mundo de los horrores y los nazis.

Preacher

“Todos somos hijos de dios, pero nos dejó encerrados en un auto con las ventanas cerradas”.

Con esta frase se puede encapsular sobre qué trata “Preacher”, escrito por Garth Ennis y dibujado por Steve Dillon, donde un carismático y mal hablado Predicador de Texas llamado Jesse Custer, emprende un viaje por toda Norteamérica en busca de Dios… no una búsqueda espiritual claro está, sino que lo busca para hacerle pagar por todo el daño que le hizo a los humanos, ya que esta deidad huyó del cielo cuando Jesse recibió el poder de “la palabra de Dios”.

Una historia con humor negro y brutalidad, que demuestra los horrores que pueden causar los humanos. Indudablemente, uno de los mejores cómics de terror.

“Yo no soy tu maldito hijo”

Afterlife With Archie

Las simpáticas y adolescentes aventuras de Archie y la pandilla de Riverdale (sí, los mismos de esa serie de la que todos se hicieron fanáticos por un mes y ya nadie recuerda) recibieron una suerte de “spin-off” en 2013, donde Roberto Aguirre-Sacasa y Francesco Francavilla supieron convertir Riverdale en una ciudad sitiada por zombies, todo debido a que, cuando muere Hot Dog, la mascota de Jughead, su dueño decide pedir la ayuda de Sabrina, la Bruja Adolescente para revivirlo. Sin embargo, las coloridas y amigables historias de los Archie Comics se convierten en un espectáculo oscuro, sangriento y muy entretenido de leer.

From Hell

El maestro Alan Moore, en compañía de Eddie Campbell, lograron algo muy admirable entre los cómics de terror. Educar históricamente a quienes leían “From Hell“, su cómic que relata de manera muy certera todo lo que es la historia de Jack el Destripador, mientras les torcía la mente con esta historia, que tiene toda la crudeza que acompañaba ese periodo histórico. “From Hell” es la clase de historia de horror que en sus páginas nos hace sentir cada vez más incómodos e inseguros, no por el calibre de los actos que Jack el Destripador cometió, sino por el hecho de que son cosas que pasaron de verdad en la historia de la humanidad. Todo esto, por cierto, acompañado de un arte precioso.

Hellblazer

Desde su introducción en las páginas de “Swamp Thing” (ya llegaremos a eso), John Constantine se ha visto escrito por nombres que están tallados en mármol cuando de cómics se habla. Alan Moore, Garth Ennis, Neil Gaiman, Jamie Delano, Grant Morrison y la lista sigue. El hechicero inglés que no deja cigarro sin fumar ni demonio sin insultar, ha sido protagonista de varias historias fenomenales donde el ocultismo, lo paranormal y lo demoniaco siempre son los protagonistas.

John combatió a las fuerzas del mal por quince largos años durante su publicación en Vertigo y, a pesar de que el sello se cerró y ahora Constantine es un personaje que se desenvuelve en el universo de DC, este hechicero aún tiene muchas batallas por luchar.

Locke and Key

En 2008, Joe Hill y Gabriel Rodriguez lograron construir un mundo que pedía prestado de todo un poco. Con terror lovecraftiano, horror clásico folklore gótico y un toque de slasher, cocinaron “Locke & Key”, una historia centrada en la familia Locke y la mansión Keyhouse, un lugar que alberga un portal hacia los horrores que llenan las páginas de este cómic, el cual fue adaptado este año para Netflix, en una serie que logró capturar la esencia de su material de origen, cosa que se agradece.

Sandman

Aunque para muchos, “Sandman” es una historieta de fantasía, quise agregarlo a la lista de estos cómics de terror. Si bien Morfeo es el maestro de los sueños, a veces olvidamos que el reino de los sueños es donde también residen nuestras pesadillas, eso tanto Neil Gaiman, como muchos otros autores que han sabido expandir bien el universo del Arenero, demuestran que cada noche no solo se ve protagonizada por sueños, sino que también podemos experimentar los terrores nocturnos que acechan en lo más profundo de nuestros pensamientos. Recomiendo encarecidamente leer el número #6 de Sandman, para comprender a qué me refiero.

Swamp Thing

Creado por Len Wein y Bernie Wrightson en plena edad de bronce de la historieta cómica, “La Cosa del Pantano” es el gran responsable de varias obras de terror que llegaron al noveno arte. Si bien tenía su “nicho”, la historieta nunca se alzó como aquellas que iban de superhéroes, pero no fue hasta los 80’s cuando DC Comics tomó al personaje y se lo encargó a Alan Moore, quien revolucionó no solo al personaje, sino a la industria.

Sexo, drogas, abusos, todos esos temas tabú que los cómics no se atrevían a tocar, se vieron plasmados en estas historias que llevaron al medio a evolucionar y expresar historias más crudas, pero cercanas a cierta realidad que nadie quería asumir en esos tiempos.

Dr. Mortis

Nacido en los 40’s de la mente de Juan Marino Cabello, el país conoció al macabro Dr. Mortis. Un ser que encarnaba al mal mismo según los radioescuchas que lo oían en la radio, donde relatos de ultratumba acechaban la mente de todo aquel que los conocía. Una de las muchas adaptaciones que esta excelente obra recibió fue en cómic un medio que supo aprovechar su narrativa, sabiendo meterse entre los campos más perdidos del subconsciente del lector, logrando despertar ese miedo a lo desconocido y a lo que acecha a la vuelta de la esquina. Sin dudarlo, una joya del cómic chileno y de los cómics de terror.

Felipe Gutiérrez

Alcohólico, hechicero, supervillano.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.