Opinión| Antonia Bosman, una gran estrella actoral del futuro

 Opinión| Antonia Bosman, una gran estrella actoral del futuro

Los rostros jóvenes y que le dan un nuevo aire a la dramática nacional, renovando tanto las tablas como los productos entregados en televisión y/o cine, ya son en muchos casos una realidad que se ha tomado las pantallas.

Rostros como Vivianne Dietz, Augusto Schuster o Denise Rosenthal están considerados, a estas alturas, como artistas de tomo y lomo que van de proyecto en proyecto entregando su talento y demostrando, precisamente, que esta característica está mucho más presente en el país de lo que se creería.

A los ya mencionados rostros, todos muy reconocidos tanto por el público habitual de la televisión como por el más joven, muy asiduo a las redes sociales también, se les suma una joven santiaguina cuyas capacidades van más allá de la actuación, transformándola en una artista completa, con gran capacidad de adaptación y un umbral de crecimiento altisimo de cara al futuro.

Desde su debut en la alicaída pantalla de Televisión Nacional de Chile, TVN, pasando por el hit revitalizador de Canal 13, Pacto de sangre, a tener su espacio, su lugar en el culebrón dramático de Mega. De Wena Profe, Pacto de Sangre hasta Verdades Ocultas, todo esto y más han sido los pasos de Antonia Bosman (23), la joven actriz que ha deslumbrado a propios y extraños con su gran capacidad actoral.

Antonia Bosman reveló cómo logró ponerse al día con "Verdades ocultas"
Anto Bosman

La carrera de Anto comenzaría meteóricamente en la mencionada producción de TVN, Wena Profe, teleserie que buscaría dar un giro a las típicas historias de las 20 horas para enfocarse en un público más juvenil.

La historia cuyos personajes principales eran interpretados por Marcelo Alonso y Mane Swett, contaba con la joven talento en el papel de Antonia Acuña, una adolescenete carismática pero que al mismo tiempo demostraba cierto resentimiento y distancia con sus compañeros de clases sociales más bajo, interpretando un rol más desarrollado de lo uno puede suponer.

En esta teleserie, a pesar de sus primeros acercamientos con el mundo de la televisión, demostró gran capacidad de manejo de cámaras por parte de Bosman y sobre todo una adaptabilidad y compenetración con sus demás compañeros, los cuales, en más de un caso, también eran debutantes o blandían recién sus primeras armas en el mundo de la pantalla chica.

Luego de esta estrepitosa y contundente aparición, Anto Bosman emigraría brevemente a Mega, donde la directora general de su Área Dramática, María Eugenia Rencoret, se vería interesada en el potencial de la joven actriz, teniendo una participación recurrente en Si Yo Fuera Rico, teleserie donde tendría cierta relación con Simón Pesutic.

Ya teniendo un poco más de experiencia, Canal 13 la llamaría para ser parte de uno de los pocos – y a estas alturas casi curiosos- fenómenos de la televisión local: Pacto de Sangre.

En un hecho que no ocurría hace años, el ex canal católico generaba grandes expectativas con una teleserie que, si bien siempre se le tuvo fe, en la práctica fue mucho más que una teleserie que, para los parámetros actuales, marcase buenos números de rating, sino que además, y por sí sola, se convirtió en un fenómeno que llegó a rememorar antiguas teleseries nocturnas.

Ese era el contexto, la situación y el marco donde Anto Bosman se movía, logrando deslumbrar con su personaje de Daniela que, a pesar de estar ausente en una gran cantidad de momentos del relato, de todas formas imponía su presencia en una historia compleja, no solo por su naturaleza en sí – de teleserie nocturna-, sino porque la producción de la misma se encargó de colocar temáticas arduas y complejas a la hora de desarrollar el guion.

La capacidad interpretativa de Anto Bosman en esta pasada quedó al descubierto, logrando consigo gran reconocimiento y siendo, notoriamente, capaz de aprender de actores que han marcado más de una teleserie como Tamara Acosta, Álvaro Espinoza o Cristián Campos.

Luego de Pacto de Sangre y de marcar más de una portada, Anto Bosman daría otro gran salto, que esta vez la enrolaría en uno de los éxitos más estremecedores de la historia de las teleseries nacionales, ahora en el horario de la tarde, donde se uniría al elenco de (la eterna) Verdades Ocultas, producción la cual poco a poco comenzaría a ser testigo de su talento, capacidad de adaptación e incluso adoptando un protagonismo sutil pero preciso para el desenlace de uno de los tanto arcos dramáticos del teledrama.

Antonia Bosman Nervi ha demostrado en su corta pero potente y meteórica carrera tener grandes aptitudes para seguir apareciendo en pantalla, no solo demostrando una gran habilidad de registros actorales, lo que seguramente en el futuro le permitirá no solo recurrir a ellos como una forma de apoyo, sino además tenerlos como una virtud a la hora de abordar nuevos y más desafiantes papeles, ya sea en televisión, teatro, cine o streaming.

Anto Bosman llegó para quedarse y ser una de las estrellas del futuro.  

Última columna:

https://lamaquinamedio.com/columnasopinion/opinion-una-revelacion-actoral-llamada-camilo-carmona/

Ignacio Osorio

Quería ser futbolista, pero terminé escribiendo sobre Cultura y haciendo clases. 25. C.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.