HER: Cuando la necesidad del afecto rompe las barreras de la tecnología

 HER: Cuando la necesidad del afecto rompe las barreras de la tecnología

El amor y la soledad son los principales tópicos que aborda “Her“, renombrada cinta que nos adentra en un futuro que se encuentra a la vuelta de la esquina, un tanto frío y distante, por cierto. En aquel filme la inteligencia artificial acompaña día a día a los personajes para simplificarles la vida, pero… ¿a tal punto en que pueda involucrarse más a fondo con ellos mismos?

Esto nos hace plantear, además, lo siguiente: ¿Los avances tecnológicos serán clave en nuestro desarrollo social? O ¿será que nos terminará alejando los unos de los otros?

Era el año 2013 cuando Spike Jonze se levantaba de su silla de director para mostrarle al público su más reciente obra en aquel entonces, “Her”, un largometraje que delinea su visión sobre el amor de una manera distinta a como acostumbramos a ver, como en diferentes películas románticas clásicas como “Ghost: La Sombra del Amor” o “City of Angel”, por nombrar algunas.

No obstante, Her” podría estar más cerca de ser la respuesta al filme de Sofía Coppola, “Lost In Translation”, la cual también nos traslada a relaciones interpersonales con distintivos toques humanos.

Spike, quien dirigió “Being Jhon Malkovich” en 1999, “Adaptation” en 2002 o Donde Viven Los Monstruos” de 2009, estuvo más que dispuesto a desarrollar una obra más humana que puede verse desde muchos puntos, e incluso, hacer sentir distintas emociones. Con la ayuda de Joaquin Phoenix como el personaje principal (Theodore) y la voz de Scarlett Johansson como Samantha, además de la participación de Amy Adams, Rooney Mara y Chris Pratt, esta premisa se fortalece en cada una de las secuencias de Her.

https://www.instagram.com/p/CAMJ-AhJcXK/

Amor a lo retro

Los hechos ocurren en una ciudad semifuturista, con un aire a Los Ángeles, en donde los elementos de distintas épocas componen cada detalle de la cinta, pues la “alta tecnología” siempre va de la mano con sus retoques retro o vintage para preservar ese gusto nostálgico y cariño hacia el pasado.

Aquello lo podemos evidenciar, por ejemplo, en lo escrito en el computador que está sobre una hoja de papel virtual y simula una letra hecha a mano.

“Hemos utilizado distintos recursos de épocas diferentes. Sabemos que las modas son cíclicas como cuando determinadas cosas de los años 50 volvieron a llevarse en los 70. Nos dimos cuenta que bastantes cosas propias de los años 20 todavía no habían vuelto a llevarse, así que cogimos más ideas de aquella época como los bigotes o los pantalones. A todo ello se le dio un retoque más actual con la ausencia de logotipos distintivos que hace que todo adquiera un aire retro. El mismo nombre del protagonista “Theodore” fue el nombre de un presidente de los EEUU que nació hace cien años. La idea era coger cosas antiguas, darlas un repaso y ver si funcionaban dándolas un toque moderno”. Comenta el director.

Theodore, un hombre solitario y reflexivo, no puede superar del todo su divorcio y esto le habría creado un vacío del que no parece poder salir. Su trabajo es escribir cartas de amor y felicitaciones. Emociones y sentimientos destinados para personas que ni siquiera conoce, ya que es una persona bastante sensible en un mundo que carece de afecto y contacto humano por el uso de la tecnología. Theodore se enfrenta principalmente a la soledad y los pequeños recuerdos en que fue feliz que solo se presentan para hacerlo sentir peor.

“Mientras desarrollaba el tema principal de la película, que se centra en la relación entre dos personas que intentan conectar, me vino la idea de las cartas. Las dos ideas estaban ahí pero no sabía cómo encajar la una con la otra. Cuando trabajo no suelo pensar mucho en cómo encajar las ideas que voy teniendo. Me suelo dejar por la intuición y con el tiempo se me ocurre de qué manera puedo usarlas en el proyecto en el que esté trabajando. Así me di cuenta de que esta empresa y el trabajo de Theodore, podría encajar muy bien con este tipo de historia”, explica Spike Jonze.

Resultado de imagen para her escena samantha
Theodore conoce a OS1 (Samantha).

Por otro lado, tenemos a Samantha, un sistema operativo que termina transformándose es un personaje fundamental para el desarrollo de la cinta, quien además logra transmitir una sensación de realidad tanto en su construcción como en su interpretación, a causa de que es alguien a quien no podemos ver todo el metraje, prácticamente, Jonze y Johansson nos dejan imaginar.

“Cuanto estaba escribiendo el guion de la película siempre pensé en el Samantha como una persona. La tenía muy presente con su propia personalidad. Durante el rodaje había una actriz que la interpretaba y durante el montaje también pensaba en ella como si fuera como una persona más. El personaje de Samantha es muy complejo. Comienza siendo el asistente personal del personaje de Joaquin pero va evolucionando en la película hasta convertirse en algo más. Por supuesto, también influye la riqueza de matices en la voz y la dimensión en la interpretación que realiza Scarlett y la forma en la que Joaquin interactuaba con ella. En realidad, para todo el mundo era como si fuera una persona”, comenta Spike en una entrevista.

Entonces… ¿es una película de amor? Es justamente lo inusual de la cinta: las barreras físicas de lo que conocemos como amor se rompen por completo. El problema es que solo uno de ellos dos en esta intensa relación sería quien está enamorado, ya que el otro solo está programado para retroalimentarse. Mostrándonos asimismo hasta dónde es capaz de llegar la tecnología y la la necesidad de sentir afecto cuando te encuentras atrapado en lo más profundo de la soledad.

 “Cuando escribí el guion estaba pensando en mi situación personal e inquietudes”.- Spike Jonze.

Resultado de imagen para lost in translation
Lost In Translation (2003).

Her y Lost in traslation: dos miradas solitarias del amor

Dentro de la narrativa de “Her”, hay una respuesta personal del directo hacia “Lost In Translation” (2003), pues esa película fue escrita y dirigida por su exesposa, Sofía Coppola, quienes luego de una estrecha y romántica relación de 11 años y un matrimonio de 5, jamás se habría imaginado que no tendría un final feliz.

“Lost In Translation” habla de igual forma de la soledad presente en Bill Murray y en la actriz Scarlett Johansson (sí, se repite el plato en ambas cintas), quienes en paralelo viven la soledad en una ciudad futurista que los aísla, además de no entender el idioma, ya que están ubicados en Tokio, Japón.

Sofía jamás se habría esperado que años más tarde de haber terminado su relación amorosa, Spike contestaría de la única manera en la que un gran cineasta podría hacerlo… con una buena obra dedicada.

No estaba intentando hacer ninguna declaración o reivindicación alguna a favor de la sociedad. Cuando escribí el guión estaba pensando en mi situación personal e inquietudes. Estaba, como alguien dijo, “intentando construir una casa desde dentro”. Intentaba ponerme en la situación de los personajes y de las relaciones trabajando de dentro a fuera”. Comenta Spike en una entrevista”. Palabras del propio Spike….

Es así cómo nace la relación directa entre estas películas en las que retratan sus vivencias personales y, si ponemos atención a los detalles y señales, podemos notar un cierto paralelismo con el personaje que encarna Scarlett Johansson en “Lost In Translation”, reflejando la sensación de soledad y al no saber muy bien el rumbo de su vida.

El esposo de Scarlett en la película comparte características similares a las de Spike, aunque su directora, Sofía Coppolla, asegura que el personaje no está basado en él. En “Her” Theodore tiene flashbacks de su ex esposa Catherine interpretada por la actriz Rooney Mara parece mucho a Sofía Coppola.

Resultado de imagen para sofia coppola y spike jonze
Sofía Coppola/Rooney Mara.

Ambas películas comparten características similares como cuando en una escena a Bill Murray le envían una prostituta para pasar el rato y él se siente completamente incómodo, mientras que en “Her” Samantha contrata a una chica para que Theodore imagine que es ella, ya que no tiene cuerpo físico. Sin embargo, también resulta ser algo incómodo para el protagonista y finalmente no se lleva a cabo la acción. Otras escenas son similares en los planos expresando las mismas emociones de tristeza y soledad.

A pesar de que ambas películas tienen 11 años de distancia, “Her” se puede interpretar también como una despedida de Spike a su amiga, compañera y esposa, Sofía. Varias de las cartas de Theodore serían las palabras del mismo director para agradecer, perdonar y despedirse. Hay una carta finalmente completada que Theodore desde el comienzo no pudo completar.

“Estoy sentado aquí pensando en todas las cosas por las cual pedir perdón… todo el dolor que nos causamos, todo por lo que te culpé. Todo lo que necesitaba que fueras o que dijeras… perdóname por eso. Siempre te amaré porque crecimos juntos, y tú me hiciste quien soy. Solo quiero que sepas que siempre habrá un pedazo de ti en mi… y estoy agradecido de eso. No importa en quien te conviertas o donde estés en el mundo… yo te mando amor… eres mi amiga hasta el final

– Con amor, Theodore/Spike.

“HER” (2013)

Un viaje del cual deja mucho que enseñarnos…

El amor es lo que Samantha representaría y Theodore, la soledad en una cinta que sería una crítica a la sociedad actual dominada por las novedades tecnológicas, donde la comunicación cara a cara se está viendo reemplazada por algo más instantáneo. ¿Será que el contacto humano se vaya perdiendo producto de los avances tecnológicos? ¿Cuánto casos como estos se estará viviendo hoy?

La Máquina Medio

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.