Columna| Robert Pattinson como Batman: paremos la hipocresía, cinéfilos

 Columna| Robert Pattinson como Batman: paremos la hipocresía, cinéfilos

En estos dos últimos días, las plataformas de redes sociales estuvieron volcadas a hablar sobre dos hechos puntuales del cine: el cierre de Pelispedia (que en paz descanse) y la confirmación de Robert Pattinson como protagonista de The Batman, la nueva adaptación a manos del director Matt Reeves (The planet of the apes), la cual tuvo una ola de dos mil metros de críticas, burlas y memes por el pasado actoral de Pattinson.

Debo acentuar algo primeramente: es inconcebible el nivel de ridiculización que ha perpetuado la opinión pública y los “expertos cinéfilos” en contra del exprotagonista de Crepúsculo precisamente por su rol en esta saga, el que, como recordemos, lo catapultó para ser un actor prominente en Hollywood. Y tras años, lo ha ido demostrando, pero sin mucho revuelo mediático.

|Te puede interesar: Reseña| John Wick 3: Parabellum, una decisión, una consecuencia.|

Lamentablemente, muchos actores terminan siendo estigmatizados por un papel en específico. Caso analógico ocurrió con Daniel Radcliffe por Harry Potter, Elijah Wood por Frodo en El señor de los anillos o Mark Hamill al encarnar a Luke Skywalker en Star Wars. No obstante, hay una directriz que los une: todos se desmarcaron de sus alter egos cinematográficos con éxito; unos más que otros, pero al final de cuentas lo adquirieron.

Good time (2017), High life (2018), Cosmopolis (2012), Agua para elefantes (2011) y Sin límites (2008), son algunos de los filmes que seguramente la mayoría de quienes critican a Robert Pattinson nunca han visto ni saben de su existencia. Estos largometrajes son la prueba verídica de la calidad actoral que posee el artista de 33 años, quien solamente con Good time, que estuvo nominada a la Palma de Oro de Cannes, fue nominado a incontables premios, ganando varios de ellos.

Sí, probablemente, muchos de ustedes, queridos lectores, pueden pensar: “hay mejores actores para Batman“. Sí, pueden tener razón. Sí, Warner no ha sabido hacer bien las cosas; y sí, no sabemos si será una buena cinta, pero sí puedo aseverar algo: Pattinson no es tonto y sabe que asumir las mallas y tecnologías de Bruce Wayne no es cualquier cosa y él lo corresponderá con gallardía, pese a que, con altas probabilidades, los “fanáticos acérrimos de los cómics” lo destrocen con sus bienaventuradas palabras en las redes.

|Te puede interesar: Reseña| Gloria Bell: Los años no pasan.|

Hay algo paradójico en todo esto: muchos quienes criticaron a diversos actores por tomar roles de relevancia en la cultura pop, como Brie Larson con Captain Marvel, Ben Affleck por Batman de Zack Snyder, o Tom Holland por Spiderman de Marvel Studios, terminaron alabando y avalando sus trabajos en la pantalla grande, aceptando errores propios y riéndose de lo equivocado que estaban. ¿Puede ocurrir lo mismo con Pattinson? Claro que sí.

En el cibermundo del Internet, uno como vil mortal puede encontrar muchas opiniones de toda índole, lo cual es válido. Sin embargo, parte de la culpa la poseen asimismo los medios o sitios web, ya que ellos inducen a la gente a pensar de una determinada manera, no manipulando directamente la información, sino que permeando la realidad del asunto con subjetividad intrínseca y poco evaluativa.

Lo anterior ocurrió, como ejemplo más próximo, con los reprochables titulares que emitieron medios de relevancia dedicados al cine y series sobre la nueva producción de Batwoman, en que destacaron EXCLUSIVAMENTE que la protagonista será lesbiana y nadie habló de su importancia como personaje dentro del Arrowverse. Por tanto, las posturas más extremas por supuesto se hicieron de notar.

Lo mismo puede estar ocurriendo con Robert Pattinson y The Batman.

Acá un ejemplo de lo que relatamos:

Pero ¿qué sucede?, ¿de quién es culpa que se genere un rechazo premeditado y pronunciado? No soy quién para aseverar con total seguridad, mas sí ratifico que los mismos mal llamados cinéfilos o críticos de cine son los que generan una campaña sucia y carente de argumentos por un pasado que a más de un actor atañe cierta “calidad negativa” inexistente como profesional de las tablas. Sobre todo si hablamos desde la vereda de la tendenciosidad y la ignoracia de muchos.

¿Alguno recuerda a Michael Keaton o a Arnold Schwarzenegger antes de tomar los asientos como protagonistas de -según muchos el mejor- Batman y Terminator respectivamente? Son dos ejemplos claros de cómo una trayectoria poco reluciente en la génesis de un actor puede ser empolvada en el olvido solo con dar una o dos oportunidades.

No sabremos hasta 2021 si Robert Pattinson se convertirá en un buen Batman, en un actor de categoría para películas del ya hoy llamado género de superhéroes, sin embargo debemos dejar de atormentar con odio las redes y brindar más oportunidades para ser mejores y enamorarnos de una actuación deslumbrante o criticarla, en caso contrario, si así ocurre, pero, insisto, con conocimiento.

Nelson J. González

http://www.lamaquinamedio.com/

Director de Revista La Máquina Medio.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.