Batman Beyond: un clásico futurista que resta por conocer

 Batman Beyond: un clásico futurista que resta por conocer

Corrían los años 90 y los superhéroes en versión animada habían llegado para quedarse. Batman (1994) y Superman (1996) calaron tan hondo en los fans tanto en niños como no lo que ya habían crecido con espacios dedicados a estos y/u otros héroes anteriormente emitidos.

Los “súper hombres” eran una realidad. No solo se presentaron como una nueva entrega para inducir a las nuevas generaciones de esa época al mundo de los cómics, sino que también plantearon nuevas formas de narrativa. Fueron todo éxito que hasta hoy es recordado.

El desafío de reinventar de alguna forma el género se volvían imperiosa con tal de mantener a tope la popularidad televisiva y seguir apostando la inducción y reafirmación de nuevo y más público al universo, en este caso de DC Cómics. Ciertamente era difícil que Bruce Tim y Paul Dini compitieran y, al menos, se igualaran en cuanto a la calidad narrativa, gráfica y de popularidad que lograron Superman, La serie animada y especialmente con Batman, quienes comenzaron a trazar un camino que marcaría un antes y un después en la animación de a fines de los 90 y comienzos del 2000.

Como lo dije: realizar una nueva serie que al menos igualara el trabajo anteriormente realizado era una jugada sumamente riesgosa, pero nada que la exitosa pareja de realizadores no pudiese hacer. Para refrescar la escena súper heroica el salto fue grande y ahí fue cuando nació un concepto innovador: “Batman Beyond”.

La serie daba un vuelco y planteaba algo más que riesgoso: usar el concepto de Batman, pero sin Bruce Wayne, o no al menos en su rol protagónico como el protector de Ciudad Gótica, sino en un espacio más secundario, siendo relevado por Terry McGinnis.

Todo era confuso. Era la primera vez que ni Wayne o alguien directamente relacionado con su “Batifamilia” encabezaba las historias de una Ciudad Gótica sumida en la modernidad, mas también en el caos de la delincuencia extrema, el vandalismo y la anarquía delictual causada por la banda de “Los Guasones”, un grupo de malhechores inspirados en el supuestamente fallecido Joker.

La historia de esta producción muestra a Ciudad Gótica como una urbe totalmente modernizada, con todos los beneficios que los adelantos tecnológicos podían traer consigo: mejores y más rápidos vehículos, edificios dotados con alta tecnología en construcción y seguridad; todo esto sumado a una mejora sustancial en aspectos arquitectónicos y de vialidad.

Aun así, no dejaba de ser Ciudad Gótica, donde si bien sus edificios eran modernos, la cultura y conducta de las personas seguía estando, en un grupo minoritario, situada en las viejas costumbres, donde la ley del más fuerte era la que valía a la hora de vivir entre sus calles. Todo muy acertado en relación a los modos de vivir que podían verse en las grandes ciudades del mundo: con grandes avances técnicos y visuales, pero sin una formación cívica y humana adecuada para la correcta convivencia de sus habitantes. Todo esto era tierra fértil para que el proyecto Batman Beyond tuviese éxito.

Terry McGinnis es un joven común y corriente, pero que mantenía en su sangre una historia que ni siquiera él conocía. Las circunstancias lo llevaron a cumplir con lo que sus venas y el destino le tenían deparado, aun cuando él no sabía si podría hacerlo o peor aún: no sabía si quería hacerlo.

McGinnis pasó de ser un joven normal, que iba a la secundaria y tenía una familia bien constituida, a ver cómo la delincuencia y la corrupción le arrebataban a su padre y conduciéndolo a intentar entregarle luz a un caso (y a una ciudad) que más bien se veía entorpecido por las oscuras costumbres de Ciudad Gótica.

De ser un joven normal a encontrarse en la vieja mansión Wayne, con el viejo y malhumorado Bruce Wayne, quien años antes había decidido recluirse entre sus cuatro paredes y alejarse del mundo a ser el gran portador del pesado manto de Batman, protector de la ciudad más peligrosa de los Estados Unidos y de toda la historia que, en algún punto, se asemeja y entrelaza con su antepasado.

Batman Beyond o Batman del Futuro es una serie que mezcla de manera homogénea e íntegra aspectos innovadores y clásicos, situando a un nuevo personaje que, al contrario de lo que podría pensar, a su vez mantiene lazos con las historias tradicionales, siendo acompañado de cerca por Bruce Wayne, dándole además ciertos matices de una identidad necesaria para calar en los más conservadores, pero a su vez, dándole la posibilidad de ser él mismo y desarrollar sus propios dilemas durante la historia.

Durante tres temporadas y 52 capítulos, Terry McGinnis y todo su mini universo se va ampliando y desarrollando de tal manera gracias al trabajo excelso de Paul Dini y Bruce Tim que logra cruzarse con los aspectos y personajes más clásicos del universo de DC Cómics, cumpliendo además con la premisa necesaria de mantener en alto la popularidad de los superhéroes en la pantalla chica. En definitiva, Batman Beyond es un futurista clásico, que se desarrollar en forma integrada a la modernidad que quiere proponer, pero a su vez mantiene la “iconicidad” de lo que ha hecho tan grandes las historias del murciélago de Ciudad Gótica.

Ignacio Osorio

Quería ser futbolista, pero terminé escribiendo sobre Cultura y haciendo clases. 25. C.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.