Reseña | Vikinga Bonsái, de Ana Ojeda: Tiempo para estar de duelo, para estar tristes

 Reseña | Vikinga Bonsái, de Ana Ojeda: Tiempo para estar de duelo, para estar tristes

La pantalla del celular se ilumina, es el grupo de WhatsApp APOCALIPSICADAS: Cena con amigas. Entre humus, picoteos varios, niñes, adolescentes y maridetes irresponsables se las arregla el grupete de amigas de VIKINGA BONSÁI o BOMBAY, para salir del paso luego de la tragedia que las azota repentinamente en la cena. Esto cambia drásticamente la cotidianidad de las APOCALIPSICADAS, llevándolas por un mar de situaciones inesperadas y a ratos -bastante- disparatadas.

Aquella es la quinta novela de la escritora argentina Ana Ojeda, publicada en 2019, por ETERNA CADENCIA EDITORA, que ya va en su quinta edición.

https://www.instagram.com/p/CEcPsoDgElr/

Ana Ojeda o @anaojota , es escritora y editora. Nación en Buenos Aires en 1979. Se recibió de Lic. en letras por la Universidad de Buenos Aires. Público las novelas Modos asedio (2007), Falso contacto (2012), No es lo que pensás (2015) y Mosca blanca muerta (2017), los relatos de La invención de lo cotidiano (2013) y Necias y nercias (2017), y el volumen de microrrelatos (o poemas en prosa) Motivos particulares (2013)

Ana Ojeda es licenciada en Letras por la Universidad de Buenos Aires. Publicó las novelas Modos de asedio (2007), Falso contacto (2012), No es lo que pensás (2015) y Mosca blanca mosca muerta (2017), los relatos de Necias y nercias (2017) y La invención de lo cotidiano (2013); y el volumen de microrrelatos (o poemitas en prosa): Motivos particulares (2013) y Gorgoritos (2016).

Vikinga Bonsái o Bombay, es el nombre de la mujer quien parece ser en un principio la protagonista de esta novela. Su hogar está situado en Buenos Aires, en el barrio Boedo -un sector familiar, no muy turístico, donde reside la o el porteño promedio- vive con Maridito, que está de viaje (compromiso laboral) en la selva paraguaya, completamente desconectado, sin WI-FI, ni roaming de datos para ahorrar gastos. Vikinga Bonsái o Bombay, se queda sola con su hije adolescente: Pequeña Montaña. El paso de sus días van del trabajo a la casa, de la casa al colegio, del colegio a talleres de deporte de su hije, y de los talleres nuevamente a casa, y una que otra vez al chino (algo parecido a un minimarket). En esta cotidianidad es cuando Vikinga Bonsái o Bombay recibe el mensaje de las APOCALIPSICADAS, grupo compuesto por:

https://www.instagram.com/p/CGpok-mgYB4/

-Nombres difíciles de olvidar y que, sin duda, son dignos para ser llevados en una polera- A partir de la cena con amigas, donde se desata la tragedia que cambia el rumbo de la cotidianidad de estas mujeres, el libro toma un rumbo que se divide en siete capítulos, en siete días que avanzan en orden cronológico y vertiginoso hasta llegar al desenlace.

La novela es narrada en tercera persona, con una voz muy particular que opina a través del uso del Hashtag, las diversas situaciones a las que se exponen sus protagonistas.

<<Dígame cómo, doctora -mientras en Instagram, selfie torcida, casi pura teta, con la leyenda-: El free-lance mata. #SOS #helpme #nomeabandonen>>

La estética del lenguaje de esta novela me pareció muy llamativa, mira el presente con humor sin necesariamente decir frases chistosas, sino que el humor aparece en la forma particular en que Ana hila las frases que componen su novela, tomando códigos reconocibles de las redes sociales, de la cultura local de Baires, entre otras.

Otra experimentación evidente a la que se somete la autora, es el uso del lenguaje inclusivo, te lo impone, todes les personajes lo usan, es parte de sus vidas y es presentado con tal naturalidad que se vuelve bastante verosímil y posible, logrando una resignificación del lenguaje y produciendo literatura feminista, sin necesariamente ser panfletaria.

Registros del libro Vikinga Bonsái de Ana Ojeda, por Belén Herrera R.

Ana pone al centro de su novela el lenguaje y los afectos, problematiza en las relaciones que emergen en los espacios cotidianos; problemas que tantas veces nos hacen creer que son acontecimientos insignificantes, cuando es precisamente la cotidianidad, el estar accionando en tiempo presente, lo que va configurando el rumbo de nuestras vidas.

La autora traslada a su estructura narrativa estos conflictos. Lo que aparece en un principio como un conflicto central (la tragedia de la cena), pasa rápidamente a segundo plano, adquiriendo la novela una voz coral gracias a las situaciones que van sorteando el grupo de amigas de Vikinga Bonsái o Bombay como: el trabajo, las relaciones con sus maridetes y con sus hijes. Y si hay un temón en esta novela son: LES HIJES.

La autora tiene una visión clara, -la cual comparto- para criar necesitamos de una COMUNIDAD, sola puedes llegar rápidamente al hoyo de la depresión, de la desesperación o mueres -literalmente- en el intento -tranquile, no diré quién muere-. Y la muerte es la tragedia que golpea a las APOCALIPSICADAS, un elemento que no les puedo ocultar, pues me sirve para llegar a esta reflexión final:

Ana Ojeda me deja pensando en la muerte, en la certeza de que nos vamos encontrar con ella. La autora nos muestra la muerte y la hace desparecer rápidamente en la vorágine del cotidiano, y me pregunto: ¿Cuándo hay hijes y hogares por mantener, hay espacio para el duelo? Alguien tiene que parar la olla“, “les niñes necesitan una rutina, no dejes que se lo coma la pena, que vuelva rápido le chique a la escuela”. Y les adultes: ¿Dónde quedamos? ¿Cuáles son los espacios, los tiempos que tenemos para habitar el duelo en la agitada ciudad? ¿Qué tan rápido nos podemos liberar (escapar) de los compromisos, del trabajo, de los estudios ? ¿Han tenido tiempo para estar de duelo? ¿Nos lo permitimos? Yo, poco. Falleció mi abuela hace pocos días y acá les estoy escribiendo.

CONSIGUE EL LIBRO AQUÍ EN LA PÁGINA WEB O EN BIG SUR CHILE.

https://www.instagram.com/p/B_XbSQfpNVT/

Belén Herrera

Soy actriz, lectora y cinéfila por vocación. Amo las letras y como suenan los dedos contra el teclado cuando hay urgencia.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.