Reseña | The Last of Us Part II: Venganza y redención en un mundo postapocalíptico

 Reseña | The Last of Us Part II: Venganza y redención en un mundo postapocalíptico

Antes de comenzar, como autor quiero aclarar dos cosas. 1) Esta reseña de “The Last of Us Part II” fue escrita tras terminar la historia completa del videojuego tras su lanzamiento. 2) La reseña contiene spoilers, por lo cual va a estar dividida en dos partes: A) Aspectos técnicos, jugabilidad, diseño de sonido, banda sonora, gráficos; y B) Historia, Narrativa, Personajes. Dicho esto, podemos comenzar.

Tras revolucionar la manera en la que se contaban las historias mediante un videojuego, The Last of Us se convirtió en uno de los favoritos del público tras su lanzamiento en 2013, desarrollado por Naughty Dog, creadores de sagas tan emblemáticas como lo fueron Jak and Daxter y Uncharted, se posicionó como una de las mejores entregas lanzadas en la generación de PlayStation 3 y Xbox 360.

El viaje a través de Norteamérica de Ellie y Joel para conseguir una cura que pudiera salvar a la humanidad de virus que azotó al mundo en la trama del primer juego, cuyo final nos dejaría esperando una secuela tras los hechos ocurridos en el hospital de Saint Mary y la mentira de Joel, nos dejó en una espera que se prolongaría por 7 años hasta el 2020, donde descubrimos que todo acto tiene sus consecuencias.

En cuanto a aspectos técnicos, The Last of Us Part II no tiene nada que envidiar a otros lanzamientos de este año, posee un apartado gráfico excepcional, superando con creces a obras anteriores del estudio. Además, contiene un diseño de sonido y ambientación que sabe sumergir al jugador en las calles de Seattle, ciudad protagonista de una “guerra civil” entre los “Lobos” y los “Serafitas” y, al igual que en la primera entrega, contamos con una banda sonora compuesta por Gustavo Santaolalla.

En términos de jugabilidad, se conserva el “núcleo” del primer juego, con la adición de mecánicas adicionales como el poder ir “cuerpo a tierra”, silenciadores caseros o más libertad de explorar áreas abiertas, para entregar una sensación de juego menos lineal y buscar entregar un valor rejugable a esta entrega, considerando que no posee multijugador como su antecesor y que, al tener como atractivo principal su historia, una vez terminada esta no deja mucho más que esperar.

Repasados brevemente estos “aspectos técnicos” si buscas jugar a The Last of Us Part II por ver una historia bastante arriesgada en relación a tu antecesora, más que por su importancia como secuela a uno de los mejores videojuegos de la década pasada, recomiendo ahorrártelo y “jugarlo” por YouTube, debido a que el fin es el mismo. En cambio, si tienes el dinero y quieres experimentarlo en carne propia (porque sí, es divertido de jugar), sin preocuparte tanto por la historia o la “agenda inclusiva” que presenta, vas a disfrutar del juego. Dicho esto… continuemos.

***A PARTIR DE AHORA, SPOILERS RESPECTO A LA TRAMA Y SUS PERSONAJES***

The Last Of Us: el camino arriesgado de la soledad

Sin dudarlo, el punto que más alejó a los interesados en comprar The Last of Us Part II fue la filtración de varios detalles principales de la trama, incluido lo que todos asumíamos, la muerte de Joel Miller, protagonista del primer juego.

Sin embargo, su muerte no fue lo que molestó a los fans, lo que generó tanta controversia fue la razón de esta: Abby. Abby es la coprotagonista de esta secuela, además de Ellie. Abby y su grupo de amigos, parte de la milicia de Seattle conocida como “Washington Libre y Fuerte” llegan a Jackson buscando a Joel por razones desconocidas al jugador cuando la historia comienza. Ahí es donde por razones del destino, Abby es salvada de una muerte segura por Joel y Tommy, quienes al estar demasiado alejados de Jackson, deciden ir al refugio temporal de Abby y su grupo, sin saber lo que les esperaba.

Tras no tener noticias de la patrulla de Joel y Tommy, Ellie decide ir a buscarlos. Tras una intensa búsqueda por el nevado paisaje, nuestra protagonista encuentra a su figura paterna, pero es demasiado tarde, puesto que yace en el suelo, casi sin vida siendo brutalmente asesinado a golpes por Abby, quien porta un palo de golf. Esto sucede en las primeras dos o tres horas de juego, siendo la razón principal de que la trama se desarrolle en Seattle. Así que Ellie decide ir a buscar venganza y respuestas en contra de los asesinos de Joel, acompañada de Dina, su novia. Jesse, amigo de ambas y Tommy, hermano de Joel.

El juego cuenta con los sucesos ocurridos en Jackson, los tres días en Seattle y un epílogo en Santa Bárbara, todo mostrándonos ambas perspectivas e historias de cada una de las protagonistas. Si bien mucho se ha hablado sobre cómo esta secuela es la historia de venganza de Ellie, tras el asesinato de Joel, muchos omiten o ignoran al personaje de Abby en la historia. Cuando conocemos la razón de por qué asesinó a Joel, descubrimos que Abby es la hija del único médico que podía desarrollar una cura para el Cordyceps; al estar muerto, la humanidad perdería su única esperanza para volver “a la normalidad”. Esto lleva a la chica a asesinar a sangre fría al protagonista de la saga anterior.

Durante los capítulos de Ellie, somos cazadores buscando al grupo presente en el asesinato de Joel; como jugadores somos testigos de la transformación de Ellie en un ser cada vez más violento potenciado por la ira de perder a un ser amado. Representa bastante el camino de venganza que hemos visto en innumerables ejemplos a lo largo de la ficción y no es hasta el final de la historia que Ellie descubre que “la venganza nunca es buena”. Cuando tras tenerlo todo, una nueva familia y un hogar, pierde todo por seguir su deseo de vengarse de la asesina de quien fue casi su padre.

Tras un intenso clímax en el teatro, donde Jesse muere de un tiro en la cabeza, vemos la “otra parte de la historia” y comenzamos a jugar con Abby y sus “tres días en Seattle”, donde notamos cómo repercutieron los hechos ocurridos en Jackson no solo en ella, sino que en su grupo. Haciendo un énfasis en el triángulo amoroso entre Abby, Owen, su ex, y Mel, la novia de Owen, que está embarazada. Durante su primer día, Abby se enfrenta a numerosos “Scars”, quienes terminan capturándola y casi ejecutándola, debido a que es salvada por Lev, un Serafita desertor y su hermana, Yara.

Tras librarse de las amenazas y volver al acuario, Abby no puede dormir debido a la culpa que siente por dejar a Lev y Yara a su suerte, por lo que decide regresar a buscarlos y entregarles su ayuda. Aquí Abby no deja de cuestionarse si sus acciones en Jackson fueron correctas y presenta un conflicto interno que le sigue pesando durante el transcurso del juego. No es hasta el tercer día, al ver la isla de los serafitas en llamas y encontrarse con sus amigos muertos en el acuario, que descubre todo lo que perdió debido a su venganza, por lo que decide ir a terminar con todo de una vez.

Entonces llegamos al teatro y vemos el enfrentamiento entre Ellie y Abby, quien tras matar a Jesse y dejar gravemente herido a Tommy, propina una golpiza inolvidable a Ellie, dislocando su brazo y dejándola casi muerta, al oir el ruido, Dina se lanza a defender a Ellie, sin mucho éxito debido a que con un flechazo de Lev en el hombro, queda a merced de Abby que le coloca un cuchillo en la garganta.

Tras las súplicas de una moribunda Ellie y ver la expresión de Lev, tras todo el reguero de cuerpos muertos que ambas protagonistas dejaron atrás, Abby decide perdonarle la vida a ambas, advirtiéndoles que espera no volver a verlas nunca. Cerrando su ciclo de redención tras perder a su padre y sus amigos, Abby purga sus demonios perdonando la vida de quien le entregó tantos problemas.

El tiempo pasa y vemos lo que parecía ser la secuencia final, Ellie y Dina juntas en una granja alejada de todo, J.J., su hijo, siendo un bebé y ambas disfrutando de una vida normal. Pero todo esto se ve interrumpido debido a las constantes pesadillas de Ellie y el asesinato de Joel, que culminan con una visita de Tommy, con notorias secuelas de lo sucedido en el teatro, quien le menciona que consiguió una pista y que sabe dónde se encuentran Abby y Lev. “Voy a hacer que pague”, le recuerda Tommy, por lo que Ellie parte rumbo a Santa Bárbara lista para darle un fin a sus pesadillas.

Tras pasar por Santa Bárbara y descubrir que Abby fue capturada por una banda llamada los “Víboras”, Ellie y Abby por fin tienen un enfrentamiento final, a la orilla de una playa. Ambas en un estado deplorable, donde Ellie, al tener la ventaja, comienza a ahogar a Abby, tras años de sufrimiento causado por sus acciones en Jackson. Entonces, Ellie tiene un recuerdo de la última vez que vio a Joel antes de su asesinato, de cómo no pudo disculparse con él y recuerda que aunque asesine a su malherida rival, nadie va a devolverle todo lo que perdió, por lo cual perdona la vida de Abby, del mismo modo en que lo hizo con ella en el teatro.

El viaje a casa sorprende a Ellie cuando al llegar a su granja descubre que Dina se fue, llevándose todo con ella a excepción de las pertenencias de Ellie. Derrotada, al notar que por dejarse llevar por su venganza lo perdió absolutamente todo, intenta tocar la canción que le cantaba Joel cuando aún era joven, pero no lo logra debido a sus dedos faltantes. Ellie deja sus cosas en la granja y se va, terminando con la historia.

A pesar de lo controvertido de su final y del hecho de que pareció no agradarle absolutamente a nadie, era necesario que la entrega tuviese un final crudo y desolador. Si bien pudo ejecutarse de una mejor forma, concluye correctamente todo lo que esta historia representa, un mundo cruel donde la más mínima luz de esperanza, puede desaparecer porque así es la vida, las personas son malas y en el universo que nos presentó Naughty Dog la gente solo hace lo que debe para sobrevivir.

Si bien The Last of Us Part II sufrió debido a la forzada agenda insertada en el título, los comentarios sobre su director, Neil Druckmann, al decir que no usaron la palabra “diversión” durante su construcción, las filtraciones a causa del descontento de sus trabajadores, sus falencias tanto de guion como de desarrollo de personajes, no es del todo un mal juego. Lo disfruté mucho a pesar del descontento que siento por el trato que recibió Abby cerca del final, un personaje que tenía mucho que ofrecer y terminó convirtiéndose en uno de los más odiados del año por la forma en que está incluida en la trama.

¿Veredicto final? Una maravilla técnica, con un ambiente excelente y un sonido atrapante, factores que no son suficientes para nivelar con el guion, la narrativa y el pobre desarrollo de personajes. Abby fue totalmente desaprovechada y Ellie actúa como si no fuera ella en varias ocasiones. Divertido de jugar y bastante tenso en ocasiones, hasta emocionante en algunas, pero que no logra ejecutarse del mejor modo.

8/10 porque en lo personal lo disfruté, pero es totalmente perfectible.

Felipe Gutiérrez

Alcohólico, hechicero, supervillano.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.