Reseña | El Conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo: Un descalabro que demuestra que el terror no debe hacerse en piloto automático

 Reseña | El Conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo: Un descalabro que demuestra que el terror no debe hacerse en piloto automático

Una de las películas de terror más esperadas del primer semestre del 2021 es “El Conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo”, la cual que se estrenaría simultáneamente en cines y en la plataforma de streaming HBO MAX. Esta cinta forma parte del llamado “Warrenverso”, siendo la tercera parte de la saga de “El Conjuro” al compartir universo con otras “terroríficas” historias de otros personajes como Annabelle o La Monja.

“El Conjuro 3” nos lleva a un nuevo caso paranormal, en el cual necesitan la ayuda de la pareja de demonólogos Lorraine y Ed Warren; este se convirtió en el primero de Estados Unidos en tomar en cuenta la “posesión demoníaca” para un juicio de asesinato.

Algo que causó curiosidad, sin embargo, fue cuando le preguntaron a la actriz Vera Farmiga, protagonista del filme, sobre qué trataba esta nueva entrega, a lo que ella mencionó: “Es más una historia de amor que una película de horror”. Y esa fue la confirmación de todo. Si bien la química de ellos y la relación de la pareja sostiene la cinta, ¿qué hay de terror? Poco y nada.

La dirección de ‘El Conjuro 3’: El cambio clave que provocó la debacle

Una de las primeras cosas que supimos de la tercera parte de “El Conjuro”, era que el destacado cineasta James Wan, encargado de la dirección de las dos primeras cintas, no estaría detrás del lente de filmación. Esta vez, la posta la toma Michael Chaves, el hombre detrás de la vapuleada “La Maldición de La Llorona”, que también comparte universo con la presente película, siendo el segundo largometraje de su corta carrera. Y se nota, pese a que el corto “The Maiden” es lo más destacado hasta ahora junto a su trabajo en el videoclip “Bury a friend”, de Billie Eilish.

Si bien Wan figura como productor de “El Conjuro 3” -debido principalmente a su agenda, ya que está en proceso de preproducción de “Aquaman 2”-, este cambio es uno de los grandes responsables de por qué la nueva entrega de los Warren no funciona en ningún sentido.

Obviamente, la diferencia de estilos narrativos, de foco direccional y de ritmos es bastante notoria; aquí se aprecian los continuos errores que tiene la cinta, como por ejemplo el abuso de la oscuridad en sus escenas, giros sin sentido y la ausencia del susto, sobresaltos y pánico que provocaban las anteriores entregas -en su justa medida-, que nos hacen pensar que esta producción es la más débil de la trilogía.

Es más, no sabemos si estamos viendo un thriller policíaco, una trama romántica con adversidades fantasmagóricas o un terror clásico con poca sustancia y una escaso entendimiento de hacia dónde quiere ir su propuesta. Es lamentable ser testigo de cómo se desgasta la fórmula.

El Conjuro 3: Esta es la escalofriante historia REAL detrás de la película  | El Heraldo de México

El guion: El gran problema de “El Conjuro 3”

Una buena película debe tener un buen guion, uno sin lo otro no funciona. Un buen desarrollo, por supuesto. Y un buen final, sin lugar a dudas. Todo lo anterior aquí eso no sucede.

Después de la media hora o el primer segmento de la película (que es lo más rescatable en términos “terroríficos”), todo se vuelve predecible. Sus giros, las “apariciones fantasmales” e incluso las posesiones y el desenlace de la película son completamente antecedidos por algo que te hace saber en qué terminará todo.

“El Conjuro 3” es, lamentablemente, el reflejo del “piloto automático”, todo haciéndose porque se tiene que hacer aun sabiendo que nada está teniendo sentido alguno.

Pero quizás y para ser justos con esta entrega, no la estamos viendo con el prisma que se requiere para poder apreciarla. La tercera entrega se diferencia notoriamente de las dos anteriores, debido a que no se enfoca en el caso paranormal en sí, sino que es una película que casi bordea lo detectivesca y si se vendía de esa manera funciona de manera correcta. Pero como es el cierre de “El Conjuro”, esperábamos otra cosa y no cumplió las expectativas.

El Conjuro 3 es la película más vista y el terror se apodera de los cines |  QueVer

Actuaciones: Lo más rescatable del filme

La dupla de protagonistas conformada por Robert Wilson y Vera Farmiga se adueñan del filme, sin embargo ahora es distinto.

Si bien en las entregas anteriores sus actuaciones siempre destacaron, daba la sensación de que el filme no descansaba en ellos, más bien que todo estaba en sincronía y la película funcionaba por completo. Ahora vemos que de ellos depende el largometraje y que sus actuaciones se hacen más vitales que nunca para sobrellevar “El Conjuro 3”.

La pareja brilla con su química y su historia de amor, e incluso muchas veces nos vemos atraídos más a la historia amorosa y a la química de la pareja en vez del argumento central. Los actores hicieron lo mejor que podían con el paupérrimo guion de David Leslie Johnson (constante colaborador de James Wan con los escritos), provocando que, de hecho, tengamos que agradecer la entrega de ambos, a causa de que gracias a ellos podemos “disfrutar” del filme. Aunque no podemos decir lo mismo del elenco completo, estas solo se limitan a ser “correctas”.

También una de las cosas rescatables es la brillante ambientación de la década de los 80s, ya que cumple con llevarnos a la atmósfera de aquellos años y está bastante lograda en fotografía y vestuario. ¿Algo más? No mucho, la verdad.

El Conjuro 3”: el público reacciona a la película y la considera aterradora  | Los Tiempos

En palabras simples….

“El Conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo“, es la película más débil de trilogía. Si bien sobrepasa en calidad a otras entregas del “Warrenverso” -algo que tampoco es tan difícil-, es un decepcionante cierre de una de las sagas contemporáneas de terror más destacadas. Esta cinta funciona más como una película de suspenso y de thriller que de terror, pero es parte de un universo terrorífico con el que no logra cuajar del todo.

Constanza Vera

26 veranos, inviernos o cualquier otra estación. Actriz. Algunas veces actuó, otras veces escribo, otras veces critico y cuando tengo suerte hago todo junto 🤭❤️.

Post Relacionados