Mampato, el gran niño de la historieta chilena

En 1968, en una época en la que la industria editorial, sobre todo de revistas, se encontraba saludable y proliferaban números de diversos ejemplares de los más variados estilos de humor y entretención, Eduardo Armstrong (1931-1973) preparaba la publicación de la revista Mampato, por lo que se hacía imperioso que alguien diera vida al naciente personaje que, además, sustentaba en gran parte el contenido del número.

En esta búsqueda, Armstrong le propuso inicialmente el trabajo a Themo Lobos (1928-2012), quien no pudo asumir esta tarea por sobrecarga de trabajo, haciéndolo, definitivamente, Oskar Vega (1945-1927),  quien abandonaría el puesto una vez finalizado el primer episodio de la historia. Al abandonar Vega el dibujo del infante y aventurero personaje, Themo Lobos optaría por tomar el personaje pero construirlo tanto en su historia como en sus líneas con los rasgos ya definidos por su antecesor.

De rasgos típicos chilenos, un niño de entre 10 a 13 años, pelo rojizo y de una curiosidad e inquietud propias de su edad, además de una mente voraz de conocimiento, Mampato se ve envuelto, por accidente, en una aventura espacial junto con el peculiar extraterrestre Xse.

Este le entrega como premio, por su heroísmo y valentía, el cinto espacio-temporal, con el cual Mampato iniciará sus aventuras por diversos puntos de la línea de tiempo universal tanto pasada como futura, entregando en sus viñetas entretención educativa, que mostraba con gran precisión los rincones e historias de aquellos acontecimientos que pueden leerse hasta el día de hoy los libros de historia cuya reputación alcanza gran nivel académico.

Mampato conoce a Manuel Rodríguez en el número “Reconquista”

Gracias a la imaginación, buena caracterización gráfica y la basta y generosa documentación que acompañaba cada número de la historia, las entregas de la historieta de este niño que, en uno de sus tantos viajes, llega hasta la época de la prehistoria en donde conoce a quien es su más grande amigo: Ogú, quien junto a la habitante del siglo XL, Rena, forman el hasta hoy reconocido círculo íntimo del niño más aventurero de la historieta chilena.

Historia clásica de Mampato llamada “Los increíbles viajes de Mampato”.

Llegada al cine

En 2002, y bajo la aprobación del mismo Oskar Vega y el trabajo de guion que vio involucrado al propio Themo Lobos, la aventura de Mampato tuvo cabida en el cine con la, a estas alturas clásica, travesía que enfrenta al pelirrojo niño, su extravagante amigo y a una pequeña niña autóctona de la isla ante el Gran Ariki, quien tenía por objetivo hacerse con el control de la isla. Dirigida por Alejandro Rojas, la película que lleva a la pantalla grande las aventuras de un clásico la historieta chilena fue un puntapié en el relanzamiento y reposicionamiento del personaje en nuevas generaciones.

“Ogú y Mampato en Rapa Nui”, 2002

Aniversario N°50.

El reciente año que pasó, la historia del popular niño pelirrojo cumplió 50 años de vida. Durante estas cinco décadas, Mampato, Ogú, Rena y tantos otros personajes, han logrado entretener a ya una gran cantidad de generaciones, las cuales comenzaron a disfrutar de la travesía y que hoy, gracias a tradición que tanto abuelos como padres han transmitido a nietos e hijos durante este tiempo, gracias al trabajo de Editorial Planeta y, particularmente, de Félix Vega, hijo de Oskar, ha podido tener un nuevo aire y posicionarse entre nuevas generaciones, causando gran admiración.

A través de historias como “Los increíbles viajes en el Tiempo” y “Los Viajes en el tiempo de Mampato” el trabajo de Vega hijo ha calado hondo no solo en los nuevos lectores, sino también en el reposicionamiento y reconocimiento de esta historia como pilar fundamental de la historieta chilena.

Además, dentro la edición aniversario, se encuentran historias nunca antes vistas, según contó Félix Vega al medio Culto en una nota realizada a raíz de este mismo acontecimiento. Dentro de este material se encuentra el final inédito de la historia de los “Verdines”, censurada en dictadura militar, específicamente el año 1975.

imagen de promoción del aniversario N°50 – CuartoMundo.cl

N

Ignacio Osorio

Quería ser futbolista, pero terminé escribiendo sobre Cultura y haciendo clases. 25. C.

Post Relacionados