La Estantería | Suicide Squad, mucho más que desquiciados con armas

 La Estantería | Suicide Squad, mucho más que desquiciados con armas

Recientemente finalizó la primera parte de la DC Fandome (puedes leer todos los detalles acá), teniendo una segunda parte en septiembre, evento que nos dejó el excepcional primer adelanto de The Batman, dirigida por Matt Reeves y un trailer para el berrinche más grande en la historia del cine de superhéroes. En esta experiencia online uno de los nombres que resonó bastante fue el de Suicide Squad (Escuadrón Suicida), debido a su videojuego en desarrollo y su primera película live-action, porque no existe otra además de la animada.

Es por ello que en La Estantería brindamos, en esta ocasión, “la créme de la créme” respecto a este poco ortodoxo grupo de “héroes”.

Las marionetas personales de Amanda Waller se completa de un montón de convictos y desquiciados que buscan quitarle algunos años a sus eternas condenas en prisión o en Arkham; criminales a los que se les entrega algo de libertad para llevar a cabo las misiones que nadie más haría, debido a la alta probabilidad de morir realizándola, dispuestos a trabajar siempre para el mayor postor.

El Suicide Squad lleva haciendo de las suyas en el papel desde hace décadas, su alineación, misión u objetivo puede varias, pero siempre logra llevar a cabo su misión.

Este variopinto equipo, usualmente conformado por héroes, villanos, metahumanos u antihéroes (los cuales no siempre se llevan bien o tienen personalidades chocantes), tiene un largo camino detrás pavimentado con explosiones, balas y un carisma que solo este equipo puede contener, un popurrí de inestabilidad y trastornos que siempre sabe llevar a cabo su objetivo.

Estas son algunas de sus mejores historias.

Filtrados cuatro nuevos protagonistas para Suicide Squad 2 - 3D Cine

Hora de consultar con el Oráculo…

Tras los traumáticos eventos por los que pasó Barbara Gordon (hija del comisario Gordon) en The Killing Joke, poco sabían los lectores sobre qué le depararía el futuro a la ex Batgirl. Fue entonces cuando el creador original del Escuadrón, John Ostrander, en compañia de Kim Yale, “salvaron” a Bárbara, dándole un nuevo alias: “Oráculo”, quien más adelante ayudaría como agente de inteligencia a Batman.

Este seudónimo serviría como una hacker experta en computadoras que apoyaría desde las sombras al escuadrón durante varios números, pero no sería hasta la saga de dos números conformada por Suicide Squad Vol. 1 #48-49 que no se descubrió su identidad, que solo se revelaría al lector, dejando de lado a Waller y el Escuadrón. Sin embargo, con el paso del tiempo, Gordon y Amanda desarrollaron una suerte de amistad, que le permitiría a Barbara comandar al Escuadrón cuando Waller no podía hacerlo.

La Cacería por Harley Quinn

Uno de los miembros más reconocidos del escuadrón es, sin dudarlo, Harley Quinn. La atormentada secuaz del Joker, quien durante el arco de “La Muerte de la Familia” de los New 52 estaba presuntamente muerto. Estas noticias no le llegaron bien a Harley, quien huiría del equipo solo para ser perseguida por Deadshot.

Este arco por Adam Glass y Clayton Henry, está compuesto por Suicide Squad (2011) #6-7 y, además de mostrarnos el modo de Harley de lidiar con la muerte del principe payaso del crimen, proyecta su origen en The New 52, donde vemos una génesis con tintes similares a “Mad Love” de Bruce Timm y Paul Dini para Batman TAS, con una Dra. Harleen Quinzel que mientras estudia el comportamiento del Joker, está siendo estudiada por el mismo, quien termina de convencerla de unirse a él entregándole un “presente” relacionado a la muerte de su padre.

Uno de los puntos altos de la historia, por cierto, es el monólogo entre Harley y un Deadshot capturado, que viste la cara cercenada del Joker como máscara.

Cualquier método necesario

Una trama de dos partes excelente con la que cuenta el Suicide Squad es la que se desarrolla en los números #21-22 del Vol. 1, escrito por Ostrander.

El capitán del equipo, Rick Flag, descubre que Amanda Waller está siendo chantajeada por el Consejo de Seguridad Nacional y un Senador de los Estados Unidos. Ahora, ella debe asegurar que el senador sea reelecto o ellos revelan la existencia del escuadrón para el mundo. Por lo mismo, Flag se desbanda del equipo para ir a asesinar al senador, sin saber que Waller tenía información para contrarrestar el chantaje.

Entonces, “The Wall” manda a Deadshot a evitar que Flag asesine al senador, bajo cualquier método que considere necesario. Vemos cómo el asesino que nunca falla se las ingenia bajo las instrucciones de Waller para entregar uno de los momentos más memorables del primer volúmen del Squad.

-“El Muro” quiere hablar contigo.
-¿Qué estás haciendo aquí, Lawton?
-Ordenes de mamá Waller, Coronel. Me dijo que evite que asesines a este tipo usando cualquier método necesario. Sus palabras exactas.
-Entonces vas a tener que matarme, si puedes. Ya llegué demasiado lejos como para arrepentirme ahora.
-Tienes razón Coronel, alguien tiene que morir.

Lo que pasa en Las Vegas…

Ales Kot tuvo una breve pero intensa caminata como guionista para Suicide Squad, durante sus números contemplamos una misión que llevaba al Escuadrón Suicida a Las Vegas, donde un grupo anarquista buscaba utilizar la desesperación de la ciudad misma para atacarla, con un monstruo gigante que significaba la encarnación de todas las personas que se habían suicidado en Las Vegas, una bestia imparable impulsada por la agonía y el arrepentimiento.

Todo esto en un solo número que cerraba la historia de manera excelente, dejando un cliffhanger para historias futuras y que sabe entregarle a cada miembro del escuadrón un momento para brillar.

Felipe Gutiérrez

Alcohólico, hechicero, supervillano.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.