«Recuerda, recuerda, el cinco de noviembre, de traición de pólvora y complot. No conozco razón alguna por la cual la traición de pólvora debería ser jamás olvidada». Con esta cita de «V for Vendetta», decidí abrir esta edición de La Estantería, que tiene como protagonista al inigualable doble del Viejito Pascuero, hechicero y maestro de los cómics, Alan Moore.

Alan Moore, el monje.

Este autor, ya con su nombre grabado a fuego dentro del mundo del cómic y la novela gráfica, nació en Northampton, Reino Unido, en el lecho de una familia humilde, su juventud la pasó en varios colegios e institutos donde su comportamiento lo llevaba a ser expulsado. Un autor que supo trasformar sin retorno el múndo de los cómics, atreviéndose a escribir sobre temas tabú que nadie en la industria hasta ese momento quería tocar.

Es por ello que hoy recopilamos cinco obras emblemáticas de Alan Moore, para adentrarte en la mente de este escritor.

Batman: The Killing Joke

«The Killing Joke» es una de las entradas más obvias en este listado, también considerada uno de los mejores cómics de Batman, donde el Joker busca demostrar que tan solo «un mal día» es necesario para convertir a un hombre normal en un loco como él. Para esto decide secuestrar a Jim Gordon, el comisario del GCPD y torturarlo, tras dejar lisiada y abusar de su hija. Es entonces cuando Batman debe detenerlo, todo esto terminando con un chiste y una risa que se apaga, en un final inconcluso que tuvo a los fanáticos del cómic dubitativos por años, hasta que apareció «Three Jokers» y le quitó el misterio al asunto.

From Hell

Un cómic cuyo arte es precioso, transportándonos a la época donde se nos cuenta sobre uno de los asesinos más misteriosos del mundo, Jack el Destripador. From Hell sabe transmitir emociones muy bien, haciéndonos sentir esa incomodidad o incertidumbre mediante vamos avanzando por sus páginas, donde la falta de humanidad del asesino y toda esa «aura maligna» con la que envuelve a la historia, la convierte en una experiencia de suspenso excelente, que nos recuerda que a veces los monstruos más despiadados y los demonios más tormentosos viven dentro de nosotros. De los mejores de Alan Moore.

Watchmen

«¿Quién Vigila a los Vigilantes?» Una frase potente, que se puede interpretar en tantos contextos y queda como anillo al dedo. Una historia sobre personas traumadas, desadaptados sociales y sádicos, quienes resultan ser los héroes que deben defender a las personas. Watchmen es para muchos un cómic emblemático, donde temas que para la época eran serios y muy tabú, se vieron plasmados en una historieta de Alan Moore que sabría dejar su huella en la historia. Sin embargo, para disgusto del autor, se convirtió en «grito y plata». La expansión de su universo con obras como «Before Watchmen» y «Doomsday Clock» son lo último que el hubiese querido, así como la inmensa cantidad de fans que mal entendió al personaje y desean ser como Rorschach. Un cómic excelente que peca de fans que no entienden lo que tienen ante ellos.

Swamp Thing

Cuando DC Comics le entregó a Alan Moore un personaje que no logró «despegar» durante la época de bronce de la casa editorial, el autor no supo desaprovecharlo. Convirtiéndolo en un personaje ya emblemático de DC, la Cosa del Pantano a manos de Moore se convirtió en «algo más». Las tramas más «adultas» y serias, la aparición de «John Constantine» y las reflexiones sobre el mundo, el verde y sobretodo las personas, posicionaron a Swamp Thing como una historieta excelente que se mantenía muy acorde al contexto histórico durante el que se comenzó a publicar, eran los 80 y la parte que nadie quería reconocer de la sociedad se veía plasmada en sus páginas, haciéndolo un cómic brillante.

V for Vendetta

«Detrás de esta máscara hay más que solo carne. Más allá de esta máscara hay una idea… Y las ideas son a prueba de balas». Una frase como esta golpea de manera impresionante a quien la lee por primera vez y es que V, el anarquista que se enfrenta al sistema con su máscara de Guy Fawkes en las páginas de V for Vendetta se convirtió en un símbolo mundial de rebeldía y revolución. Una trama que gira en torno a un levantamiento en contra de una tiranía en Reino Unido y que termina con un hombre que se ve convertido en lo que juró destruir, marca a la perfección los ideales de Moore no solo al escribir, sino más alla, dentro de su persona y de su manera de ver el mundo.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here