50 años golpe de Estado: Teatro Ictus estrenará gratis emblemática obra de Mario Benedetti en el Estadio Nacional

Con las actuaciones de Daniel Muñoz, Paula Sharim, entre otros grandes actores, Teatro Ictus conmemora la memoria de los 50 años del Golpe.

El próximo 10 de septiembre, en un acto conmemorativo de gran relevancia histórica, la obra de teatro “Primavera con una esquina rota”, producida por Teatro Ictus, se trasladará desde su icónica Sala La Comedia a un escenario igualmente emblemático: el frontis del Estadio Nacional.

Esta función única, gratuita y abierta al público se llevará a cabo a las 20 horas en la explanada de la Avenida Grecia. La obra busca rendir homenaje a los 50 años del golpe de Estado civil y militar que sacudió a Chile en 1973.

La obra, basada en la novela de Mario Benedetti publicada en 1982, narra la historia de una familia que enfrenta las duras consecuencias del exilio y la prisión en el Uruguay de 1973. La trama se desarrolla tanto en una cárcel uruguaya, donde el protagonista está recluido, como en México, donde su familia y amigos luchan por sobrevivir al exilio. Este montaje teatral, dirigido por Jesús Urqueta, cuenta con un talentoso elenco encabezado por Daniel Muñoz, Paula Sharim, Nicolás Zárate, Cameila Oliva, y dos actores que formaron parte del elenco original en 1984: María Elena Duvauchelle y Roberto Poblete.

Un hecho que hace que esta obra sea aún más conmovedora es la historia detrás de su representación en 1985. En medio de la temporada, el actor y protagonista, Roberto Parada, recibió la devastadora noticia del asesinato de su hijo, José Manuel Parada, en el contexto del caso Degollados. A pesar del dolor abrumador, Parada decidió continuar con la función y ofreció un acto estremecedor en el que las líneas de la obra parecían entrelazarse de manera sorprendente con su propia experiencia. El teatro se llenó de amigos y cercanos que acudieron a acompañarlo en un acto de solidaridad y memoria que sigue resonando en la historia cultural de Chile.

Teatro Ictus, fundado en 1955 por un grupo de estudiantes del Teatro de Ensayo de la Universidad Católica, se convirtió en un bastión de resistencia durante la dictadura civil-militar (1973-1990). En esos tiempos oscuros, se erigió como un espacio de libertad en el que se abordaban temas prohibidos y se exponía la verdad y la realidad en una sociedad que a menudo las negaba. Paula Sharim, directora de Teatro Ictus, destacó la importancia de llevar esta historia al escenario del Estadio Nacional: “Esta obra, al mostrarse abiertamente para todos, tiene el significado de que las historias y los dolores que hemos vivido en muchos pueblos no pueden ser olvidados. Deben ser recordados y reparados”, menciona.

Esta conmemoración no solo rinde homenaje a los valientes artistas chilenos que resistieron en tiempos difíciles, sino también a todos los que sufrieron en ese período oscuro de la historia de Chile. Marcelo Acevedo, presidente de la Corporación Estadio Nacional Memoria Nacional, destacó la importancia de traer la memoria al presente: “Solo al conocer nuestro pasado podemos reconocer los errores y construir un futuro mejor para las generaciones venideras, porque un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro”.

Asistir a esta función única y gratuita de “Primavera con una esquina rota” en el Estadio Nacional es una oportunidad para entender que la memoria no solo se trata del pasado, sino también del futuro. La fragilidad de la memoria y la necesidad de mantener viva la historia adquieren un significado especial este año. No debemos olvidar, y esta obra teatral es un recordatorio poderoso de ello.

Lee más de teatro chileno acá.

Ficha artística “Primavera con una esquina rota”

Elenco: Daniel Muñoz Bravo, Paula Sharim Kovalskys, Roberto Poblete Zapata, María Elena Duvauchelle Concha, Nicolás Zárate Zavala, Camila Oliva Olivos.

Dirección: Jesús Urqueta Cazaudehore.

Asistencia de dirección: Emilia Noguera Berger.

Adaptación: Emilia Noguera con fragmento de “Autobiografía de mi padre” de Damián Noguera.

Música: Marcello Martínez Zúñiga.

Diseño integral: Tamara Figueroa AS.

Producción: Inés Bascuñán Pérez.

Gestión cultural: Catalina Tapia Díaz.

Diseño de sonoro: Marcello Martínez Zúñiga y Lenin Silva Briones.

Grabación Guitarras: Simón Poblete Tapia.

Grabación voces: Emilia Noguera Berger.

Realización de escenografía: Nicolás Felipe Muñoz Alfaro

Realización de vestuario: Julio San Martín Cortés.

Diseño de Afiche: Mono González

Diseñador Gráfico: Manuel Olate Céspedes.

Fotografía: Bastián Yurisch Cancino.

Realización Audiovisual: Diego Aravena Gatica.

Sonido: Lenin Silva Briones.

Iluminación: Ignacio Trujillo García.

Encargado de sala: Nelson Vargas Valencia.

Administración: Mauricio Almuna Esparza  y Francisca Inostroza Césped.

Coproducción: Corporación Estadio Nacional Memoria Nacional.

Colaboradores: La Libre Arte / César Padilla, Galería Taller del Mono, Recuerda Chile, Bombón Oriental.

También podría gustarte