La Estantería| Hogar, dulce hogar: tres cómics del amor y odio hogareño

 La Estantería| Hogar, dulce hogar: tres cómics del amor y odio hogareño

Para algunos, el hogar es el lugar donde residen, para otros, “tu hogar está donde está tu corazón”. También un grupo de amigos o gente de confianza podrían ser considerados tu hogar, puesto que te sientes seguro y protegido junto a ellos; un hogar también puede no ser más que un lugar de crianza, uno ligado a recuerdos de la niñez.

Pues este es el tema que nos convoca en esta edición de “La Estantería” esta semana: el hogar. ¿Por qué? Pues porque es donde más tiempo estamos pasando últimamente.

https://lamaquinamedio.com/la-estanteria/la-estanteria-preludios-y-nocturnos-sandman-por-neil-gaiman/

Abrázame…

De John Constantine no hay mucho que decir. Es inglés, es peligroso y fuma mucho, no necesariamente en ese orden. En sus muchas e increíbles “desventuras”, ha pasado de la mano de muchos escritores, pero hay uno que escribió un número que se convirtió de inmediato en uno de los mejores en la serie regular de Hellblazer.

El número 27, llamado “Hold Me” (Abrázame, en castalleno) fue escrito por Neil Gaiman, autor de obras como Coraline, Buenos Presagios y la increíble Sandman (que tendrá adaptación en Netflix y puedes saber más aquí). Pues en esta ocasión, vemos como una noche común para John, cambia drásticamente cuando el fantasma de un vagabundo le hace una petición desesperada.

Durante todo esté número, John reflexiona sobre el frío invierno en Londres, se sorprende por la cantidad de vagabundos y gente en situación de calle que hay en cada esquina de Londres y su noche se ve interrumpida incluso por uno de ellos, quien le pide un cigarrillo. Todo lo que parecía una noche más normal que de costumbre para John, lo trae de vuelta a “su realidad” cuando el llanto desconsolado de una niña llama su atención, puesto que un frío vagabundo puso “a dormir” a su mami.

Siendo un número autoconclusivo y una historia tan corta, resulta sorprendente lo fuerte que “Hold Me” golpea al lector, tomándolo no por sorpresa, sino que por ir tocando cada fibra de sensibilidad dentro de cada uno, porque todos necesitamos lo que es el núcleo de esta historia, necesitamos un abrazo, necesitamos el calor de saber que importamos y necesitamos la certeza de que existimos y estamos ahí.

“Cuando nos tenemos el uno al otro en la oscuridad, no hacemos que esta se vaya. Las cosas malas siguen ahí y las pesadillas aún caminan. Cuando nos tenemos el uno al otro no nos sentimos seguros, pero nos sentimos mejor. “Estoy aquí, Te amo” y nos mentimos: “Nunca voy a dejarte”. Y por un momento o dos, la oscuridad no se ve tan mal”. -Neil Gaiman

Siento muchas ganas de hablar contigo…

“Si tuviese que describir como me siento en esta época del año con un color… usaría el azul”.

Peter Parker, para muchos un fotógrafo más del Daily Bugle y, para otros, el sorprendente Spider-Man. Un personaje inspirador, que no solo es ícono de la Casa de las ideas, sino que para muchas personas a lo largo del mundo es su superhéroe favorito. Peter no la ha tenido fácil, la muerte de su Tío Ben es la primera de muchas tragedias y desgracias que nuestro amigable trepamuros sufriría a lo largo de su carrera, pero sin dudarlo un momento que marcó un antes y un despúes en la vida del Hombre Araña fue la muerte de Gwen Stacy.

Spider-Man: Blue, nos habla justamente de eso. Nos cuenta la historia de cómo Peter Parker y Gwen Stacy se enamoraron o, más bien, de casi cómo NO se enamoraron. Todo esto contado desde la perspectiva de Peter, quien graba en cintas su historia de amor, sentado en su casa. Como es de esperar, la historia incluye su primera cita, su relación con el grupo de amigos que tenían junto a Harry Osborn, Mary Jane Watson, Flash Thompson y más estudiantes de Midtown, la escuela de Queens de la cual salió Peter.

También podemos ver los encuentros contra el Green Goblin, quien sería el asesino de Gwen Stacy. Pero la parte más emocional llega cuando notamos que todas esas cintas de audio, Peter las graba mucho tiempo después de que Gwen da su último respiro en el puente de Brooklyn, cuando ya está viviendo en compañía de MJ, quien le envía sus saludos en la cinta.

Jeph Loeb y Tim Sale realizan un trabajo increíble plasmando el lado emocional de Peter Parker en esta historieta, que se puede considerar parte de una pequeña colección que también incluye “Daredevil: Yellow”, “Hulk: Grey” y “Captain America: White”, donde se repasan los aspectos más emocionales y humanos de cada uno de estas “maravillas”.

Qué te jodan, abuela…

¿Quién no ha sentido los nervios de conocer a la familia de su pareja? Creo que al menos todos los que hemos tenido aunque sea una relación, hemos sentido ese miedo.

Poco sabía de esto Tulip O’Hare, la eterna enamorada de nuestro predicador favorito, Jesse Custer, en el arco de cómics que se compone por los números 8-12 de Preacher, de Garth Ennis y Steve Dillon.

En este (uno de mis favoritos) arco argumental, vemos como tras separarse de Cassidy luego de su última aventura, Jesse y Tulip deciden ponerse al día respecto a que fue de ellos tras su última separación, cuando son secuestrados por T.C. y Jody, quienes hicieron el papel de “tíos” de Jesse, quien al no tener un padre ni una madre que lo cuidaran, sufrio el ser criado en el rancho de Angelville, custodiado por su abuela.

¿Dónde estaban los padres de Jesse para proteger a un niño tan bueno de un destino tan cruel? Muertos, por orden de su abuela y de la mano de Jody. Esta trama es fundamental para el desarrollo de personaje por el que pasaría el reverendo Custer, porque vemos la primera aparición cronológica de su buen amigo (imaginario), John Wayne. También vemos la frase que le entrega su padre a Jesse: “Tienes que ser uno de los buenos, hijo. Porque de los malos ya hay demasiados”.

Como si una infancia traumática no fuese suficiente, a nivel personal, este arco presenta la primera vez que una página de cómic me deja atónito por la sorpresa de como concluye uno de los números, donde no puedo imaginar lo eterna que se hizo la espera de aquellos que compraban mes a mes la historieta.

Imágenes tomadas antes de la tragedia

Otro momento icónico de esta historia, es cuando comprendemos el peso que toma la frase “Los Custer no lloran”, lema que mantiene Jesse por los más de 60 números que componen su viaje por carretera para “encontrar a Dios”, un viaje donde el joven predicador de Texas va a ver y vivir en carne propia parte los peores horrores de los que la humanidad es capaz. Un hombre que a pesar de toda la adversidad a la que se enfrenta y todos los enemigos que deba aplastar en su camino, va a luchar por su verdadera familia, por sus ideales y por Tulip, la mujer a la que va a amar “hasta el fin del mundo”.

https://lamaquinamedio.com/la-estanteria/la-estanteria-predicadores-superheroes-y-fumadores-ingleses-de-garth-ennis/

Felipe Gutiérrez

Alcohólico, hechicero, supervillano.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.