David Albala, director de Pacto de Fuga: “La película conversa muy bien con lo que ocurre hoy en Chile”

 David Albala, director de Pacto de Fuga: “La película conversa muy bien con lo que ocurre hoy en Chile”

Ni el cierre de prácticamente todos los cines del mundo pudo detener al director chileno David Albala, un nombre que no es nuevo, pues ya venía anunciando su presencia cinematográfica con el corto “Jaque Mate al Alma Gemela” (2010), el filme “PesPecPlejia” (2005) y diversas producciones en Televisión Nacional de Chile (TVN). Y, en la actualidad, su nombre resuena en distintos rincones del orbe gracias a su, hasta ahora, más reconocida obra: “Pacto de Fuga”.

La libertad de David Albala, el director de la película que narra la fuga  de la ex cárcel pública de Santiago | | Fundación Wazú
David Albala.

Con el protagonismo de Benjamín Vicuña, Roberto Farías, Diego Ruiz, Eusebio Arenas, Francisca Gavilán y Víctor Montero, “Pacto de Fuga” se consolidó como una de las cintas nacionales más esperadas y aplaudidas tanto dentro como fuera del país.

Ya cuenta con acuerdos de distribución a nivel internacional para que pise tierras de otras latitudes como Corea del Sur y Taiwán. Además, tiene múltiples ofertas para ser distribuida en Francia, India, Canadá y más naciones. Fue seleccionada, además, para el prestigioso Festival Internacional de Cine de Shanghái.

Todas estas credenciales son argumentos para su postulación al premio Oscar como Mejor Película de Habla Extranjera, compartiendo chances con otras producciones nacionales como, “Tengo miedo torero” y “Lina de Lima”.

Eran las 19:00 horas y el audio no funcionaba. Nos veíamos con David Albala a través de la pantalla, pero ninguno escuchaba al otro. Él lo resolvió primero y me ayudó. Conversamos. Noté la repisa llena de libros. No sé de qué eran, pero imaginé títulos diversos, quizás de cine, periodismo o historia. 

Tras el preámbulo inevitable de conocer a alguien por primera vez, me dirá que desde el 15 de marzo está encerrado en su casa y que el primer mes fue el más difícil. Que no extraña ir al mall ni llenar el tanque con bencina. 

—¿Qué es lo que más extrañas de la vida antes de la pandemia?

Extraño la libertad de salir cuando quiero, donde quiero, sin mascarilla, sin salvoconducto y sin toque de queda. Eso me molesta mucho hasta el día de hoy.

El hombre detrás de “Pacto de Fuga”, mencionará que no le gusta la palabra “éxito”, prefiere hablar en otros términos. Pero resulta difícil no referirse de ese modo cuando ya en enero, su última cinta había superado los 230 mil espectadores y, tras su temprana salida de cartelera a causa del Covid-19, aumentó su reproducción en distintos países de América Latina gracias a su llegada a Amazon Prime Video. 

—¿Te imaginaste que la película tendría este nivel de respuesta por parte de la audiencia?

Sí. Imaginé ese tipo de respuesta del público, de satisfacción, de compenetración e identificación con la historia. Creo que el relato es bastante transversal, porque es contar una historia chilena, ocurrida en dictadura y sobre la búsqueda de libertad por tus propios medios, entonces ¿cómo eso no va a generar identificación en otras comunidades? Sabíamos que la temática del contexto histórico más el tema universal de la libertad harían eco.

La ruta de “Pacto de fuga” rumbo a los Oscar
Benjamín Vicuña protagoniza Pacto de Fuga.

El filme se inspiró en la llamada Operación Éxito, que permitió la fuga masiva de 49 presos políticos la noche del 30 de enero de 1990 desde el interior de la ex Penitenciaría de Santiago. Vinculados al Frente Patriótico Manuel Rodríguez y al Partido Comunista, los reos lograron huir a través de un túnel de 60 metros que excavaron durante 18 meses, ocurrido 40 días antes del cambio de mando presidencial, que implicaba la salida del general Pinochet de La Moneda y la asunción de Patricio Aylwin como el primer presidente tras la vuelta de la democracia.

—Al abordar un hecho histórico debe existir una metodología de investigación y efecto de verosimilitud. En ese sentido, ¿cómo fue el proceso de la indagación?

Nos basamos en reportajes, libros, investigaciones y entrevistas. Tras esto, al equipo se incorporó Raúl Blanchet, uno de los presos políticos, como asesor de guion y de arte, pues reprodujimos un montón de accesorios y escenografías. Esto, basado en la fotografía y videos que conseguimos en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Buscamos la mayor verosimilitud posible, pese a que la historia es lo que ocurrió, pero sin usar los nombres verdaderos de quienes realizaron la hazaña. 

Más adelante confesó que no todos los personajes o situaciones tuvieron lugar en la ex Penitenciaria de Santiago, sino que buscaron representar lo que en general sucedía en las cárceles chilenas de ese entonces.

Emocionado, David expresó que Chile está lleno de sucesos para hacer películas y series de televisión. Que no faltan historias, sino presupuesto.  

—Entonces, ¿por qué contar esta historia y no otra? ¿Qué te atrajo?

Me atrajo mucho la hazaña épica, la ingeniería con la que trabajó este grupo de presos políticos en dictadura. Uno dice que es imposible lo que hicieron, pero por eso yo digo: esta es la historia de una fuga que no se puede hacer, pero que se hizo.

Los datos reales, falsos y engañosos de “Pacto de Fuga”

El túnel de David Albala

Han pasado más de quince años desde el accidente que dejó en sillas de ruedas a David. Habló de cómo se adaptó y las dificultades profesionales que tuvo a partir del 2002, ya que, pese a contar con una extensa formación académica como periodista, durante todos esos años le rechazaron proyectos. No obstante, aseguró que debido a eso pudo desarrollar y concentrar sus energías en Pacto de Fuga“.

—Uno de los personajes que más me estremeció y, finalmente, considero fundamental en el éxito del plan, es el de Emilio Muñoz, interpretado por Eduardo Reyes. Luego conocí tu historia y no quería dejar de preguntarte si acaso existe una intencionalidad con este personaje.

Por supuesto que hay una intencionalidad con este personaje en sillas de ruedas y tiene que ver con la inclusión, con mostrar la diversidad de personas que existen en nuestro país, como yo, que somos más de dos millones y medio de personas que tenemos algún tipo de discapacidad, y es una manera de mostrar nuestra diversidad en todo ámbito, incluso en este.

En lo simbólico, ¿qué representa el túnel para ti?

El túnel, en lo personal, representa el instrumento, el soporte que uno construye para reconquistar su libertad perdida. Cuando yo tuve mi accidente, perdí mi libertad de movimiento, a través de mi silla de ruedas, pero no solo eso: de mi voluntad, de mi trabajo, yo construí un túnel, para escaparme de la cárcel que uno podría interpretar que es la discapacidad, la falta de inmovilidad, entonces tú buscas la manera de reconquistar esa libertad perdida y, en este sentido, el túnel es la herramienta, el vehículo que te permite hacer que eso se materialice.

Cuando estábamos trabajando inicialmente con Raúl Blanchet, un día me dice: “oye, encuentro que tú y yo no somos muy diferentes”. “¿Por qué?”, le digo yo, -“porque yo me escapé de la cárcel y tú te escapaste de tu discapacidad”, entonces yo le digo: “sí, es verdad”.

De alguna manera, ambos hemos luchado por reconquistar la libertad, por hacernos cargo de distintas maneras, con distintas voluntades y estrategias ingenieriles.

—A raíz de lo que mencionas, ¿cuál es el túnel que excavas diariamente?

Son varios. Uno podría decir que cabo el túnel de la búsqueda laboral, vender mis proyectos, conseguir financiamiento, nuevas películas y nuevas series de televisión. Por otro lado, está el túnel de la discapacidad misma: cómo resuelvo los problemas de mi cuerpo, cómo me mantengo saludable, cómo cuido a mi familia, cómo cuido a mi pareja, cómo compartimos la vida, porque en el fondo, eso también significa ser estratega, ser planificado para que las cosas funcionen, digo yo.

La libertad de David Albala, el director del film que narra la fuga de la  cárcel de miembros del FPMR

La libertad como derecho

Si bien “Pacto de Fuga” se estrenó a inicios de este año, su lanzamiento ocurre en un contexto muy especial, pues aún el ambiente en Chile estaba enmarcado por el Estallido Social de 2019. Por lo mismo, es inevitable pensar cómo se refleja nuestra actual sociedad con aquella representada en la película. 

¿Cuál crees que podría ser una de  las lecturas que tiene este filme en la audiencia del 2020? 

La película conversa muy bien con lo que ocurre hoy en Chile. Hace eco de la búsqueda de reivindicación de derechos sociales que se perseguían hace 30 años y que hoy día queremos que se materialicen de una vez por todas.

La búsqueda de la libertad es un tema transversal que nos atañe a todos, porque no es solo escaparse de una cárcel, es sortear las barreras de una discapacidad, es encontrar el trabajo que te gusta, es casarte con la persona que amas, es resolver tus problemas económicos y es defenderte de ataques de injusticia.

Frente al proceso constituyente, David Albala no se da vueltas. Para él no es concebible la búsqueda de desarrollo y la vigencia de una Constitución escrita en dictadura. Le gustaría que la nueva Constitución desarrollara la economía naranja y fomentara las culturas y las artes en todas sus formas.

Al finalizar fue consultado por sus proyectos futuros. Respondió con un refrán que hacia alusión a que, si me contaba, no se iban a cumplir. Lo entendí. Habrá que esperar. Me adelantó, sin embargo, que junto a su equipo de trabajo ya están escribiendo algo nuevo y la realidad será nuevamente su fuente de inspiración.

***

Te invitamos a revisar nuestra entrevista con David Albala, director de “Pacto de Fuga”, en nuestro programa “La Máquina En Vivo” en Instagram:

https://www.instagram.com/tv/CGoAqmxJ_Wv/?hl=es-la


La Máquina Medio

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.