Columna | De Pin a Josefina Montané: el crecimiento de una actriz que rompe esquemas

 Columna | De Pin a Josefina Montané: el crecimiento de una actriz que rompe esquemas

En nuestro país se suele encasillar y limitar arbitraria y rápidamente a las persona, sobre todo si aquella es mujer. Y claramente la televisión no es ajena a aquel vicio social que no nos permite ver más allá o no nos permite entregar al otro el tiempo necesario para su desarrollo. Un caso ejemplificador, y que, hoy, además de mostrar un crecimiento notable desde lo actoral, también lo hace desde la comunicación en su faceta más íntegra, pues toma banderas, enfrenta situaciones y no rehúye de decir lo que piensa y de atreverse a tomar desafíos. Hablamos de la actriz Josefina Montané.

Quien llegase como una novata a un elenco de teleseries, hoy no sólo es ejemplo de crecimiento profesional, también lo es como una figura consolidada, que expresa a través de la actuación, sino también de una narrativa y consignas sólidas, de causas en las que cree y hace públicas mediante MUA Contenidos, donde todos se pueden maquillar; lo hace desde su crecimiento como actriz, porque a pesar de no serlo de profesión, sí lo es desde la vocación. Y es desde ese lugar donde, a pesar de lo que haya dicho entre pasillos durante todo este tiempo, poco a poco su trabajo le ha ido abriendo las puertas, mostrándose de igual a igual con sus pares.

Porque, a pesar de que lo que mencioné más arriba sigue siendo la regla y estando vigente en nuestra sociedad, Josefina «Pin» Montané ha mostrado un empuje que pocas veces se empareja con una soltura cada vez más natural, que se evidencia en su actuación en Amar Profundo y también en su relación con la gente mediante su redes sociales. Su desarrollo en el último tiempo se ha visto muchísimo más armónico, libre, ligero y natural, dejando atrás todas aquellas envidias y resquemores, demostrando su capacidad y profesionalidad más allá del título.

A quien en ocasiones se le sindicara el estar en la televisión por bonita, se ha desarrollado en musicales, con sus propios proyectos, preparándose y diciendo al mundo en un metalenguaje «aquí estoy yo, Josefina Montané».

Revisa nuestras columnas y contenido en LA MÁQUINA MEDIO.

Ignacio Osorio

Quería ser futbolista, pero terminé escribiendo sobre Cultura y haciendo clases. 25. C.

Post Relacionados