Coronavirus: crónica de un mortal y silencioso virus

 Coronavirus: crónica de un mortal y silencioso virus

Días de suspenso ha vivido el mundo entero. Una nueva enfermedad está acabando con la vida de decenas de personas en el continente asiático, poniendo en peligro a muchos países. Los gobiernos del mundo se encuentran desesperados en busca de una cura a la nueva amenaza para la raza humana: el Coronavirus.

Una amenaza patológica equiparable a los peligros y consecuencias que años anteriores provocó el resurgimiento del Ébola o la llamada Gripe porcina, los cuales llegaron a todos los continentes, dejando a su haber miles de fallecidos.

Alerta mundial

China es uno de los países más concurridos y habitados del orbe (1,386 billones de personas aproximadamente), por lo tanto al ser también un núcleo comercial que sustenta al mundo en cuanto a tecnología, alimento y demás ítemes, era de esperar que esta situación se volviera cada vez más alarmante con la llegada de la renombrada enfermedad.

Esta, al ser transmitida de persona en persona, con tacto o saliva incluso, acrecenta la atención al igual que la cifra de afectados que actualmente alcanza los casi 15 mil casos, según la Organización Mundial de la Salud, OMS, concentrando el 99% en China.

Tal como señala el Centro para el control y la prevención de enfermedades de Estados Unidos, esta no es más que otra enfermedad común, sin embargo se toparon con un gran problema: no tiene una vacuna para combatirla, dado que es la primera vez que se propaga entre humanos. Comúnmente, esta es una patología frecuente entre animales y no existía una gran necesidad de contrarrestarla.

“Lo interesante de estos nuevos coronavirus que aparecen, es que vienen de los animales, y que se traspasan por primera vez a los hombres. Lo mismo ocurrió con el SRAS y MERS. Sin embargo, es un virus diferente al de la gripe porcina, siendo similar al mecanismo de traspaso inter-especie, ya que son virus zoonóticos que afectan a animales, mamíferos y aves, y que de vez en cuando traspasan las especies y afectan al ser humano”, explicó el doctor Rodrigo Blamey, infectólogo del Centro de Medicina del Viajero de Clínica Las Condes.

Tanto es la urgencia que en China el ejército finalizó en tan solo 10 días la construcción de un nuevo centro médico (el segundo desde la propagación), especializado en el coronavirus y su posible tratamiento y cura. Cuenta con 1.300 camas, intensificación en las medidas de aislamiento, control y prevención para evitar una mayor propagación.

Resultado de imagen de coronavirus hospital"

¿Dónde nace?

El virus brotó directamente en China el 9 de enero pasado, específicamente en la gran ciudad llamada Wuhan, que cuenta con una alta gama de centros de transportes públicos. Hasta el momento, las cifras han ido en aumento, causando cerca de 11.000 infectados y 258 muertes.

Mapa donde se ubica la mayor propagación del virus.

Wuhan se ubica en el centro de China, cuenta con lagos, ríos y abundantes parques. Sin embargo, para ser el hogar de 11 millones de habitantes, las calles se encuentran desiertas, la cuarentena deja sus estragos haciendo que los gobernantes traten de mantener a raya la propagación y a su vez la economía del país, convirtiéndola así en una ciudad fantasma.

Twitter de periodista español paseando por las calles de Wuhan

En Pekín, las celebraciones del Año Nuevo Chino hicieron un alto y se cancelaron todos los posibles eventos programados, de esta forma se evita la propagación a mayor escala entre los presentes. La celebración cancelada está extendida desde el pasado sábado 25 de enero hasta el 8 de febrero.

“Con el fin de controlar la epidemia, proteger la vida y la salud de las personas, reducir la reunión masiva y garantizar que las personas tengan un Festival de Primavera armonioso y pacífico, se decide cancelar todos los eventos a gran escala, incluidas las ferias de los templos en Pekín a partir de hoy”, confirmó el Departamento de Cultura y Turismo de la capital china con respecto a los eventos.

Se especula que la infección floreció en un mercado de mariscos y vida silvestre, planteando, en primera instancia, que esta enfermedad solo se transmitía entre animales, por lo que científicos han descubierto que este virus es familiar de otros virus, pero esta vez, se transmite entre las vías respiratorias de las personas. Siendo más claros, es una evolución de las cepas del coronavirus que están siendo investigados para prevenir una posible mayor mutación.

Algunos animales que podrían haber provocado la infección son animales salvajes vendidos en dichos mercados, tales como ratones, murciélagos y tejones.

En la actualidad, los infectados aumentan al igual que los países contagiados, pero a pesar de que la OMS ya emitió la alerta internacional, todos los países se ven amenazados a que la enfermedad llegue a sus hospitales y a su gente. El miedo de que llegue no es solamente por la salud, sino que otros factores también se ven afectados, tales como el comercio, economía, orden público y relaciones internacionales.

Lo anterior ha escalado incluso a la moda y a las redes sociales. El cantante Chenta Tsai Tseng, conocido como Putochinomaricón, difundió en Instagram imágenes de su participación en la Madrid Fashion Week, donde escribió en su pecho el lema I’m not a Virus (no soy un virus).

Resultado de imagen de no soy un virus desfile"

¿Cómo evitar contagiarse?

  • Lavarse las manos por al menos 20 segundos
  • No frotarse los ojos, nariz y boca con las manos sucias
  • Evitar el contacto con personas infectadas

Con el paso de los días y a pesar de estas indicaciones dichas, la alerta se había mantenido solo en la zona de China, mas el pasado jueves se confirmó lo que más temía el mundo: una emergencia sanitaria global.

Emergencia Sanitaria Global

Los países alrededor de China se encuentran alarmados con la enfermedad, las cuarentenas están traspasando fronteras y al país asiático se le suman países con casos de infección como Emiratos Árabes Unidos, Francia, Estados Unidos, Colombia, Brasil y Ecuador.

A pesar de que no exista una cura aún, el tratamiento es sencillo, tal como para otros casos:

  • Tomar medicina para la tos, el dolor y la fiebre.
  • Tomar duchas calientes para ayudar con la tos y el dolor de garganta, o usar un humidificador.
  • Tomar muchos líquidos.
  • Permanecer en casa y descansar.
  • En casos de mayor preocupación, acudir con un médico.

Pese a los posibles tratamientos o precauciones, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, afirmó: “Este virus ha demostrado tener una alta contagiosidad, sabemos que el indicador que se maneja en salud pública, el contagio es de 3,8. Este número quiere decir que cada persona enferma en promedio, contagia a otras 3,8 personas”. por lo que se debe tener cuidado con la propagación hacia otras personas.

Chile: aún sin contagiados

Hasta la fecha, Chile no cuenta con infecciones confirmadas (hubo tres posibles en observación), sin embargo el Ministerio de Salud ha decidido tomar ciertas medidas de prevención para tratar al coronavirus (nCoV), adoptando una mayor red de vigilancia y el desarrollo de un diagnóstico claro de tres días a doce horas en la confirmación del virus.

Además, se dio a conocer el estado de cinco estudiantes chilenos que se encuentran en el país asiático en cuarentena y que hasta que culminen las fechas correspondientes, no volverán a Chile. A pesar de que deben cumplir los días, se ha mencionado que se encuentran en estado estable y sin riesgo vital.

“En este tema, que no tiene fronteras, hemos cedido el mando a la OMS y estamos muy atentos a sus instrucciones”, declaró Mañalich, quien añadió: “El tratamiento de una infección de esta naturaleza no es distinta a otras infecciones respiratorias graves, como la Influenza”.

Jaime Mañalich, ministro de Salud

Por otro lado, el secretario de Estado agregó que la red hospitalaria (salud pública) está preparada luego de haberse enfrentado tantos años contra enfermedades como la influenza AH1N1 en el 2009, el SARS y MERS.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, añadió: “Esta enfermedad y todas las vinculadas a afecciones respiratorias son de tratamiento sintomático y en caso de ser graves requieren soporte, y la red está preparada para eso”.

Las autoridades están alertas, ya que más de 10.000 personas estarían llegando a territorio nacional desde China y la preocupación no es menor si se debe enfrentar a tales cuidados.

Rosa Oyarce, seremi de Salud de la región Metropolitana, tomó la iniciativa desde el aeropuerto para que los primeros en tomar cuidado son los funcionarios del lugar: “Allí, especialmente la gente de Migraciones y del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) deben usar elementos de protección personal que muchas veces no utilizamos y olvidamos. Deben usarlos como una medida preventiva, y además de incorporar la mascarilla”, explicó para el diario La Tercera.

¿Realmente Chile está preparado para recibir y afrontar una enfermedad de esta magnitud, considerando los sucesos previos dentro de nuestra precaria salud pública?

La salud pública en Chile es bastante deficiente. Para recibir una atención de calidad debes poner dinero en la mesa. En una clínica privada lo más posible es que no sufran ninguna falta durante la infección del virus, pero si lo comparamos con hospitales públicos, lugares en los cuales hacen faltan más habitaciones, camillas o la luz se puede ir en cualquier momento, en condiciones así es imposible que la atención sea catalogada como “Una de las mejores del mundo”, tal vez la privada es bastante buena, pero la pública da mucho por desear.

Las probabilidades de que el virus llegue a otros países no son bajas, especialmente en Chile, máxime porque cuenta con bastantes habitantes chinos que disfrutan de la vacaciones por las festividades para volver al país y sin duda será en ese momento en el cual se sabrá con exactitud si nuestros sistema se salud está dispuesto a combatir algo no tan grave como otras enfermedades que llenaban los hospitales, pero sí con algo muy contagioso que ha acabado con muchas personas por el mundo.

La Máquina Medio

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.