Crítica de “House of Gucci”: La gran decepción de una ‘teleserie’ latinoamericana ‘Made in Hollywood’ que hunde a su gran elenco

 Crítica de “House of Gucci”: La gran decepción de una ‘teleserie’ latinoamericana ‘Made in Hollywood’ que hunde a su gran elenco

Una de las películas de las que más se ha hablado últimamente (ya sea por las espectaculares fotos de su alfombra roja o por el ramillete de talento que tiene el filme) es “House Of Gucci”, esperada cinta dirigida por Ridley Scott (Alien, Gladiator) y protagonizada por Lady Gaga (Nace una estrella) y Adam Driver (Star Wars: The Rise of Skywalker, Historia de un matrimonio).

La cinta nos cuenta la historia de amor entre Maurizio Gucci y Patrizia Reggiani y cómo ese amor fue mutando hasta que Patrizia decide contratar sicarios para asesinar a su entonces exmarido. También relata la lucha de poder dentro de la familia Gucci y cómo la empresa familiar desgasta todo tipo de relaciones.

“House of Gucci” cuenta con un elenco formidable que acompaña a los protagonistas como Jeremy Irons, Al Pacino, Jared Leto o Salma Hayek y es por eso que nada podía fallar. Pero en esta cinta falla absolutamente todo. Un guion básico, una historia que parecen dos filmes en uno, giros de trama que no te sorprenden y asumiendo que esta cinta podría haber funcionado mejor como una serie de crimen policial de 10 episodios.

“House of Gucci” es la prueba evidente que un buen elenco no te asegura nada, cuando todo lo demás falla.

*APOYA NUESTRA CAMPAÑA DE DONACIÓN PARA AUTOFINANCIARNOS COMO MEDIO INDEPENDIENTE HACIENDO CLICK A ESTE LINK: https://esponsor.gg/lamaquinamedio *

LO BUENO DE HOUSE OF GUCCI: UNA CINEMATOGRAFÍA BIEN LOGRADA

La película es dirigida por Ridley Scott, cineasta británico famoso por haber dirigido icónicas producciones como “Alien”, “Blade Runner” o “Gladiador”, y que este año ha llegado al cine con el interesante filme “The Last Duel” -con una taquilla del terror, por cierto- y ahora nos trae este “drama fashion”.

La dirección de Scott es correcta y detallista, pero está lejos de ser su mejor trabajo. Falta creatividad y dinamismo para contar esta historia que más que un drama caería en la categoría de “Dramedy”, ya que tiene tintes de comedia y drama a la vez. Lo curioso de eso es que el filme se vende como un drama y, por ende, existe la sensación de que estás viendo dos historias en una.

La fotografía está perfecta, porque la paleta de colores se carga a los tonos tierra, prácticamente los mismos que ocupaba la casa de modas en esos años para sus creaciones. El vestuario le hace juicio a la trama y todo es a la moda, glamoroso y old fashion.

Sin embargo, como siempre, el guion es el gran problema de la cinta. Es básico y no responde para nada a una historia de amor, crimen y traición. Tenía todo para ser una gran película: Una trama para mantener al borde del asiento, intrigado y a la espera del desenlace. En cambio el resultado es el menos esperado. De intriga no tiene nada, ya que es absurdamente predecible y los giros de trama son de una impresentable obviedad. Debemos decir que el guion está a cargo de Becky Johnston (quien no trabajaba en guiones desde 2012) y Roberto Bentivegna (este es su primer largometraje). Por ende, se podría asumir que la “inexperiencia” les jugó una mala pasada y que sería una de las principales razones del porqué esta cinta no se siente ccmo debería.

La duración también es un gran problema. Contar esta historia en 2 horas y 45 minutos es un verdadero martirio. La película funciona bien todo el primer acto, pero después de los primeros 45 minutos se hace tediosa, lenta e incluso aburrida. Si hubiera sido dinámica, rápida y contado lo justo y necesario, el resultado sería distinto. Llega a dar lástima todo el potencial que tenía esta película y que lamentablemente no cumple las expectativas.

House of Gucci: Lady Gaga se metió tanto en su personaje que perdió el  contacto con la realidad

ACTUACIONES: EXAGERADAS, CARICATURESCAS Y FORMIDABLES

Si te gusta la exageración (en todo sentido), “House of Gucci” es para ti. Un elenco repleto de talento y que solo se resume a un festival de actuaciones cliché, border y en donde solo algunos saben leer este extraño lenguaje que quiere ver Scott en pantalla.

Primero está Lady Gaga, la estrella del filme. La cantante incluso ha admitido que intentó la actuación de método para el filme “hablando durante 9 meses con el acento italiano de Reggiani”. Gaga lleva el filme e incluso puede seducir a la Academia con su actuación, ya que intenta demasiado (y con muchas ganas) ser considerada en la temporada de premios. Gaga busca humanizar a su personaje lo que más puede y se agradece todos los esfuerzos por hacernos empatizar con sus acciones. Mas su acento exagerado, lo caricaturesco de la construcción de su personaje y el guion insípido le pueden jugar una mala pasada.

Por el otro lado, está Adam Driver, su pareja en la ficción. Debemos decir que esta pareja tiene una química impresionante y logran cautivar con sus presencias en cámara. Driver se siente como el personaje más real de la película y su actuación es tan sutil, que solo necesitó de él mismo para adaptarse a un pobre guion, ofreciéndole el rol menos interesante de su carrera.

De igual forma, está el también cantante Jared Leto. Qué decir de él. Puede encantar o lo puedes odiar. Su actuación está tan fuera de plano que no sabes si realmente está actuando en este “thriller” o simplemente está haciendo la versión sketch de su personaje. Jared llevó esto al límite: su trabajo cliché y ese excesivo acento no ayudan en nada. Su personaje es el “outsider” del filme, pero el personaje es un “outsider” en todo sentido. Digno de un galardón de la Academia por atreverse a hacer esto o de un Premio Razzie por mostrarnos cómo hacer un personaje ridículo en una película dramática.

Hay que rescatar a Salma Hayek, porque se nota que es latina y sabe leer estos papeles como nadie. Ella misma dijo que “esta historia puede ser una telenovela mexicana” y claramente tiene razón. Jugó el papel desde ahí, cliché pero encantador, y construyó una interesante amiga de Reggiani que la ayuda en todo lo que necesita y siempre está ahí para ella.

Pero llegó el turno de los veteranos. Jeremy Irons y Al Pacino ponen la cuota de cordura en el filme. Si bien Jeremy es en un personaje más estereotipado, es un hombre que tiene un dolor latente y lo podemos sentir. Al Pacino es otra cosa. Encantador, carismático y dramático cuando debe serlo, Pacino es uno de los puntos más destacables del filme. Y te da lástima que uno de los mejores actores ha dado el cine norteamericano, esté en esta película. Da la sensación de que un exabrupto que tiene en la cinta es porque el actor realmente se dio cuenta que está en un bodrio de filme. Resiste Pacino, que ya pasó lo peor y saliste bien parado del tormento.

Pero no equivocarse. Es improbable que la Academia no se deje seducir por este ramillete de talentos y más de alguno logre nominación (sobre todo Gaga, Driver y Leto), pero sus performances están lejos de ser las mejores del año.

CLICHÉ, EXTREMOS Y EXCENTRICIDADES: TELESERIE LATINA HECHA EN HOLLYWOOD

Una cosa no se le puede quitar a “House of Gucci”. El filme es absurdamente excéntrico y estúpidamente entretenido. Tienes alguna que otra risa asegurada y el toque de drama está pero no en su justa medida. Todo es grandilocuente. Todo es grande. Todo es extremo. Desde la moda hasta la ambición, hasta la pasión, hasta el amor. Aquí lo que se pide es que todo esté al 1.000% y todos quiénes trabajaron aquí lo entendieron así. Actuaciones border, cosas inexplicables y que no tendrás respuesta aunque la exijas y giros de trama rápidos pero predecibles.

Pero esta trama no daba para película. Perfectamente podría haber sido una serie de 10 capítulos o una teleserie melodramática de los 90. Quizás eso quisieron hacer aquí. Un melodrama de los 90, que es italiano, pero hecho por Hollywood con acento italiano border. Y he aquí el horrible resultado.

Un decepcionante filme que se pierde en sus opciones, que se pierde en su potencial y nos entrega un producto que puede ser la favorita de los Oscar o la favorita de los Razzies. Porque aquí todo es blanco o negro. Nada tiene un punto medio.

Reseña: "House of Gucci" es decadencia pura

EN PALABRAS SIMPLES…

“House of Gucci” es una de las más grandes decepciones de este 2021. Es una película entretenida pero sólo ofrece eso. Comete el error de sustentarse en un gran elenco y pierde todo su potencial en el intento. Esta película tenía toda las posibilidades de convertirse en un clásico del amor y el crimen y, en vez de eso, se convierte en la peor versión de ese tipo de películas.

Espera que llegue al streaming. Te lo advertimos.

*APOYA NUESTRA CAMPAÑA DE DONACIÓN PARA AUTOFINANCIARNOS COMO MEDIO INDEPENDIENTE HACIENDO CLICK A ESTE LINK: https://esponsor.gg/lamaquinamedio*

Constanza Vera

26 veranos, inviernos o cualquier otra estación. Actriz. Algunas veces actuó, otras veces escribo, otras veces critico y cuando tengo suerte hago todo junto 🤭❤️.

Post Relacionados