Crónica| Abbath en Chile: Black Metal contra toda circunstancia

 Crónica| Abbath en Chile: Black Metal contra toda circunstancia

Luego de que muchos eventos hayan sido reprogramados, suspendidos o simplemente cancelados, debido al estallido social en Chile, el pasado martes 12 de noviembre sí se pudo concretar el concierto de uno de los artistas más representativos en el género del black metal.

Abbath, que pudiese considerarse un símbolo del Black Metal por su trayectoria como líder de Immortal, por su reconocible “Corpse Paint” y por su divertida personalidad dentro y fuera del escenario, lo hacen uno de los artistas más icónicos y queridos de un estilo de música extrema que claramente no es para todos los oídos.

Afiche promocional del concierto originalmente en la Blondie

Un estallido que no detuvo

El show sufrió un par de cambios también. Originalmente, el club Blondie iba a ser el lugar para el evento y, por motivos de seguridad, terminó trasladándose a la Sala Metrónomo, ubicada en el barrio Bellavista. El horario tuvo que ser adelantado una hora, siendo las 20:00 hrs el inicio del concierto.

Para rematar, ese día se efectuó un paro nacional que desembarcó masivas manifestaciones en el país y la locomoción colectiva finalizaba sus servicios a las 17:00, que afectó mucho al público que no tenía cómo movilizarse hacia la Sala Metrónomo que fue la mayor causa de la baja asistencia (muy justificada) al recital.

Escenario con el logo de la banda frente a la batería. Foto: Fabián Rabí – La Máquina Medio
Foto: Fabián Rabí – La Máquina Medio

Abbath ya había llegado al país y la producción estaba lista para que a las 20:00 hrs salieran los músicos al escenario, lo que ocurrió puntualmente, con las 120 personas aproximadas en el lugar. El cuarteto noruego sale a escena junto a luces oscuras ambientadas en el ritmo de la primera canción.

“Count The Dead”, proveniente de su primer disco solista, demostró un sonido fue bien rescatable (para ser Black Metal) y el público comenzaba los headbanging cada vez con más fuerza junto al carismático Abbath, que tiene la misma puesta escénica que sus días dorados con Immortal, realizando el paso del cangrejo cada vez que podía, moviéndose con su guitarra y la audiencia estaba encantada al ver ese icónico paso.

https://youtu.be/kbS9bekLLPM

El exlíder de Immortal, sacó su segundo disco solista este año y es precisamente lo que venía a presentar “Bridge of Spasms”, segundo tema de la noche (y de su nuevo disco titulado Outstrider), una canción con varios matices y cambios de tiempo que fue bien recibido por parte de los fanáticos, con un sonido más al Thrash Metal con la característica y la velocidad del Black Metal.

A pesar de estar relacionado con la escena Blacker, la personalidad de Olve Eikemo (nombre de pila de Abbath), es totalmente contraría a lo que se puede pensar del Black Metal, relacionándose mucho con el público, haciendo muecas, sacando la lengua y con una cerveza en la mano aprovecha de saludar a sus fans, agradeciendo el esfuerzo de estar en el concierto ese día, dando paso al siguiente tema The Artifex de su nuevo disco.

Foto: Fabián Rabí – La Máquina Medio
El frontman Olve Eikemo (a.k.a Abbath). Foto: Fabián Rabí – La Máquina Medio

Si bien el Black Metal es algo monótono y repetitivo en su estructura musical, Abbath a lo largo de su carrera se ha encargado de darle más movimiento a sus canciones y los temas elegidos de su nueva producción lo demuestran, “Harvest Pyre”, siendo el cuarto tema y el single de su nuevo disco, que vuelve a encender al público formándose pequeños Moshpits mientras se escucha cómo se corea la canción con los guturales de la audiencia siguiendo a Abbath.

Con los brazos en el aire al final de la canción, Abbath anuncia que la próxima canción es para todos los guerreros en el local: “Warriors”, que fue interpretada con una velocidad más lenta a la de temas anteriores. Es cantada al unísono, porque la letra también podría interpretarse a favor de toda esta repercusión social que vive el país.

Aunque este tema se aleja un poco del Black Metal (con una voz más rasposa que no llega a ser gutural puramente), ya es recibido como un clásico, además que es una canción de un proyecto titulado I del año 2006, disco que grabó con otros integrantes de la escena Noruega, como su excompañero Demonaz (Immortal), King ov Hell (Ex Gorgoroth), entre otros.

Foto: Fabián Rabí – La Máquina Medio
Foto: Fabián Rabí – La Máquina Medio

Arrojando cervezas al público junto con chorros de agua, también Olve Eikemo nos pregunta si nos sentíamos inmortales esa noche, y ante la eufórica respuesta del público, era imposible que no se interpretara un tema de su exbanda Immortal, la velocidad, los doble bombos/blast beats y la potentemente rasgada voz de Eikemo hizo volver al sonido crudo que tiene el Black Metal que tanto queremos escuchar esa noche y qué mejor que con este clásico de Immortal cantado por su legítimo vocalista y guitarrista.

Hay que destacar a los músicos que acompañan a Abbath. En esta ocasión, además de grabar su segunda producción, Ukri Suviletho, el baterista finlandés, en verdad se lució detrás de los tambores, no descuadró en ningún momento e interpretó a la perfección todas las canciones.

El tema homónimo del disco “Outstrider”, empezaba a sonar con una introducción a guitarras limpias (una clara influencia a su exbanda), percutiendo perfecto en la Sala Metrónomo. El cambio de luces pasaba de azul a rojo en las partes con distorsión, dando la impresión más extrema del tema.

También tenemos a la bajista italiana Mia Wallace, una bella joven que con un gran dominio escénico animaba al público y realizaba unas muecas al más estilo Black Metal durante el show, cabeceando al ritmo de la música con gran actitud que le daba ese “Corpse Paint” más diabólico en su rostro.

Mia Wallace, la nueva bajista con gran dominio escénico, ademas de ser la nueva recluta de otra banda de culto del Black Metal: Triumph of death (HellHammer). Foto: Fabián Rabí – La Máquina Medio
Ole André Farstad, guitarrista lider de Abbath. Foto: Fabián Rabí – La Máquina Medio

“Winterbane”, de su primer disco, fue la canción más larga de la noche, manteniendo ese recurso tan oscuro que mezcla guitarras limpias y con distorsión al final, todos los instrumentos se distinguían y eso es un punto a favor para el Black Metal.

El hielo seco seguía cubriendo las botas de Abbath, que usa una especie de traje de guerrero medieval, dándole un aspecto más de ultratumba (además del maquillaje “Corpse Paint”) y arrancaba “To War!”, el tema final de la noche, con un sonido influido por Sepultura y Motörhead (banda favorita de Abbath, teniendo incluso un tatuaje de ellos) pero más extremo.

Rápidamente, Olve presenta a la banda, agradece a su equipo y a la productora BTS!! Lanza uñetas y se despide de la audiencia en unos 55 minutos de espectáculo, al finalizar y ya despidiéndose del escenario, suena de fondo “Overkill” de Motörhead, lo que Abbath reconoce desde primer momento y hace una señal de respeto con una sonrisa al fallecido Lemmy Kilmister (bajista y vocalista de Motörhead), al cual él admira mucho.

Sin embargo, al final del show, Abbath se queda en el escenario firmando autógrafos a los asistentes que se acercaban a él, teniendo la posibilidad también de selfies y fotografías con él, demostrando lo cercano que es con sus fanáticos y se dio el tiempo con cualquiera que se acercara, una muestra de humildad que no todos los artistas tienen y que demuestra quienes realmente valoran a su público.

Abbath se caracteriza por su humor y las características muecas que hace en el escenario. Foto: Fabián Rabí – La Máquina Medio

Un recital a la altura

El concierto fue potente, el sonido muy bueno para ser black metal, la ambientación con un logo grande de metal de “Abbath” en todo el escenario fue atractivo.

No obstante, la corta duración del recital fue el punto más bajo, hubiese sido espectacular escuchar un par de temas más de Immortal (“Tyrants”, por ejemplo, que sonó en la prueba de sonido o “In My Kingdom Cold”, que ambas estaban en el setlist más extenso), pero se entiende que no es una situación normal como país para los espectáculos.

Además, se notaba que la banda quería tocar y no decepcionar a sus fanáticos, lo que se agradece en vez de cancelar, que era lo más predecible.

Esperemos que puedan regresar a Chile con un show más extenso, siendo esta su cuarta visita al país (2 veces con Immortal en el 2000 y 2011, y la vez pasada como Abbath teloneando a Amon Amarth en el año 2017).

Foto: Fabián Rabí – La Máquina Medio

Se agradece infinitamente la intención de la banda y la productora para llevar a cabo el show en estos tiempos difíciles, pero por lo menos las pocas personas que fuimos nos llevamos un gran show de Black Metal para darnos la energía y desahogar la rabia contra todas las injusticias que se están luchando en Chile y que esperemos que pronto sean escuchadas.

Setlist:

1.-Count the Dead

2.- Bridge of Spasm

3.-The Artifex

4.-Harvest Pyre

5.-Warriors (Canción de I)

6.-One By One (Canción de Immortal)

7.-Outstrider

8.-Winterbane

9.-To War!

Actuales integrantes de Abbath

La Máquina Medio

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.