Reseña | “Cómo provocar un incendio y por qué”, de Jesse Ball: Fuego y hambre de justicia

 Reseña | “Cómo provocar un incendio y por qué”, de Jesse Ball: Fuego y hambre de justicia

“CÓMO PROVOCAR UN INCENDIO Y POR QUÉ”, publicada en EDITORIAL SIGILO, tiene por protagonista a LUCÍA STANTON, de dieciséis años, una adolescente que posee a su madre en el manicomio, un encendedor que atesora como recuerdo de su papá, una tía anarquista con quien vive en el garaje de un viejo detestable, varios enemigos y ganas de quemar todo que le ha sido arrebatado.

Resultado de imagen de jesse ball
Jesse Ball, foto de Joe Lieske.

JESSE BALL, narrador y poeta, nació en New York en 1978, quien es autor de quince libros, obtuvo los premios Plimpton y Gordon Burn, fue candidato al National Book en 2015 y Granta lo incluyo en la selección de los mejores narradores jóvenes de Estados Unidos, en 2017.

La novela “Cómo provocar un incendio y por qué” tiene como protagonista a una adolescente llamada LUCÍA, quien vive en un pequeño pueblo junto a su tía paterna en un garaje, luego de la muerte de su padre, hecho que, por consecuencia, deja a su madre en un manicomnio.

El libro inicia con el cambio de colegio de Lucía tras atacar a un compañero con un lápiz, a quien había advertido que no tocara su Zippo (encendedor), ya que es el único recuerdo que guarda de su aventurero padre. La acción comienza luego de que la protagonista ingresa a un nuevo colegio y escucha entre los pasillos a unos chicos hablar sobre LA SOCIEDAD DEL FUEGO.

Al respecto Lucía nos cuenta:

<<En este preciso instante se están creando sociedades por todo el país …. para personas que quieren provocar incendios, personas que están hartas de la riqueza y de la propiedad, y quieren prender fuego a todo>>.

De aquí en adelante, Lucía se pone como objetivo ser parte esta sociedad, y para esto busca diversos mecanismo para dar con el grupo incendiario, dejando señales entre sus compañerxs (paseándose con el libro “Todo Rusia arde en llamas”), hasta que logra robar la atención de STEPHAN, quien la termina presentando al grupo.

Como toda sociedad, para ser parte tienes que cumplir con un rito de iniciación y este es: PROVOCAR UN INCENDIO.

Lucía se pasa sus días planificando la acción. Entre eso, se encuentra con varios acontecimientos que van justificando su plan. La precariedad con la que vive junto a su tía, con quien la mayoría de las veces no tiene qué comer, conflictos en el colegio con el inspector, la psicóloga, entre otros. Hasta que uno de sus profesores la convence de dar una prueba de admisión en una prestigiosa universidad. Esto se derrumba cuando su tía enferma y nuevamente le cae el peso de la desigualdad: ¿Cómo pagar el hospital? ¿Podré pagar la universidad?, sumado a varios llamados de desalojos por parte del dueño del garaje donde vive.

https://www.instagram.com/p/CEZpVY4gdXX/

Esta novela está narrada en primera persona y guarda una estructura muy particular. Se adapta a los diversos temas y mundos por los que transita su protagonista. A ratos Lucía nos interpela de forma directa, en otras nos deja mirar la forma en que escribe en su libreta: predicciones sobre el futuro, recuerdos junto a su tía, ensayos, panfletos, conversaciones con sus amigues, entre otros.

Otro elemento a destacar es la voz y característica que le da BALL a sus personajes. LUCÍA es una adolescente muy culta y cita constantemente películas, libros y distintos autores, a quienes mira de forma crítica, misma manera con la cual describe y juzga a los personajes con quien se encuentra y vincula, por nombrar algunos: Helen (trabaja en el bar de un Bowling, y pasa a ver en busca de consuelo (unos tragos) luego de ver su mamá), JAN (líder de la Sociedad, quien intenta acostarse con ella) y Lana (su nueva mejor amiga, que maneja un descapotable y quien la ayuda a realizar su acción incendiaria), entre otros.

Foto de Polet Herrera Riquelme.

ANÁLISIS

Considero que esta novela incendiaria tiene una de las voces más rebeldes y divertidas que he leído en este último tiempo. Lucia tiene un humor increíble, de ese que duele con lo punzante que es. Se ríe de lo políticamente correcto, y a la pasada te da una clase sobre su filosofía de vida:

<<Este libro no es sobre el fuego, aunque el fuego es nuestra dicha. Es un libro sobre cómo compartir lo mínimo, y el primer paso para lograrlo es abolir la posibilidad de tener demasiado>>. Lucia Stanton.

Nos explica la protagonista, quien sabe que será leída. El FUEGO en esta novela a diferencia de otras es iluminador, destruye para liberar. Y cómo no empatizar con Lucía, si desde el 18 de octubre que nos dejamos de ver fuego prendido por doquier. El fuego es el arma que se ha usado históricamente para hacerse escuchar. Se arman barricadas para detener la fuerza policial en la Plaza de la Dignidad, se queman comisarias y municipalidades en el sur de nuestro país cuando unx de lxs nuestrxs cae y las murallas de las calles insisten: HAY QUE QUEMARLO TODO.

¿Cuánto fuego más, hay que prender para que nos podamos realmente encontrar en la equidad, sin que nadie sea esclavizadx? ¿Cuánto más habrá qué quemar para vivir en una sociedad realmente justa? Son las preguntas que me quedan flotando luego de leer a Jesse Ball.

Ball, Jesse. Como provocar un incendio.jpg

Cómo provocar un incendio y por qué
Jesse Ball
Traducción de Virginia Rech
Sigilo, 2020
304 págs.

ENCUENTRALO AQUÍ: BIG SUR CHILE.

Belén Herrera

Soy actriz, lectora y cinéfila por vocación. Amo las letras y como suenan los dedos contra el teclado cuando hay urgencia.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *