Detective Comics: La historia detrás del cambio de nombre de DC Comics

Corría ya la última parte de la década de los años 30, una época marcada por los embates de la crisis económica generada en 1929 y que tuvo consecuencias negativas por todo el orbe. Pero, como toda acción tiene su reacción y estas no son sólo negativas, también esto permitió la aparición de revistas de entretención a bajo costo conocidas como cómics.

Sí, es cierto, los cómics existían desde hace algún tiempo antes, con “tiras cómicas” como Dick Tracy, pero este contexto fue el que posibilitó que una determinada editorial comenzará a masificar el formato, entregando en ellas aventuras fantásticas que, hasta el día de hoy, cautivan a millones de lectores.

Fue específicamente en 1937, cuando la editorial conocida en ese entonces como National Allied Publications, dio el puntapié inicial a la publicación de Detective Comics, un espacio donde se daba cabida a fantásticas historias. Pero no sería hasta 1938 que esta publicación daría un vuelco al dar a conocer la historia que marcaría un antes y un después en la industria. Sería en el número 27 de la serie que Batman haría su aparición en estas páginas, dando inicio a un vuelco total en la identidad de la compañía y del mundo comiquero.

Superman, Batman y la Mujer Maravilla ya eran (y lo son hasta el día de hoy) considerados como la Santa Trinidad de los cómics, pero no sería hasta 1977, casi 40 años después, que la ya famosa editorial pasaría a adoptar el nombre su tan afamada publicación.

Todo comenzó gracias a Malcolm Wheeler-Nicholson, quien al ser dado de baja funda la empresa editorial National Allied Publications, la que se encargaría de dar vida a las historietas de los diarios de principal circulación, destacándose que por primera vez en la historia se mostraba material original creado exclusivamente para este espacio.

Los aciertos no paraban. Con autores publicados como los afamados Jerry Siegel y Joe Shuster, entre otros, no evitó que la hasta ahí consolidada editorial asumiera deudas que hicieron que Wheeler-Nicholson decidiera establecer una alianza con la imprenta encargada del material de National Allied Publications. Tras esta fusión fue que se dio la partida para la, quizás, empresa más importante de publicación y creación de cómics: Detective Cómics Inc.

Como se mencionó, tras un año de vida, la editorial dio espacio a la saga del Caballero Oscuro, dando pie a que la publicación (y la editorial en sí misma) pasara casi a tener exclusiva dedicación a The Batman, siendo la génesis de lo que hoy conocemos como DC Comics.

Ya como DC, tanto la editorial como el oriundo de Ciudad Gótica, comenzaron a consagrar el género de los cómics como un formato que dejaba oficialmente dejar de ser exclusivamente para niños, pasando a ser una experiencia que permitía disfrutar de historias maduras y que no solo atrapaban a los más chicos de la casa, sino que también a aquellos que ya habían crecido e incluso para aquellos que no consideraban las historietas como un formato de entretención “válido”.

Hoy Batman conmemora 80 años de su creación y también la edición número 1000 de sus historias que, sin dudas, han marcado diversas épocas en la historia de la narrativa gráfica.

Ignacio Osorio

Quería ser futbolista, pero terminé escribiendo sobre Cultura y haciendo clases. 25. C.

Post Relacionados