De El Príncipe a Rara: 8 recomendaciones de cine chileno LGBTQIA+

 De El Príncipe a Rara: 8 recomendaciones de cine chileno LGBTQIA+

¿Por qué vemos películas? Múltiples son las respuestas a esta pregunta. Es que el espíritu masivo que ofrece el cine se materializa en esa pluralidad de posibilidades. En esta línea, es que el cine puede ser reflexivo y crítico, sobre todo en momentos en que, afortunadamente, las comunidades LGTBTQIA+ están alcanzando sus objetivos que por tantos años han luchado. Y uno de esos espacios es el cine chileno LGBT, del cual ya hablamos en una lista anterior.

En La Maquina hemos seleccionado las siguientes cintas chilenas que, en nuestra evaluación, permiten visibilizar problemas y favorecer análisis vinculados con la comunidad LGBTQIA+. Deseando que la conmemoración del Día de la diversidad sea una oportunidad para seguir consolidando la tolerancia, respeto y valor de orientaciones sexuales e identidades de género.

Joven y alocada (2012 – Marialy Rivas)

Daniela es una chica de 18 años criada en el seno de una conservadora familia evangélica. Dividida entre la culpa cristiana y su innata rebeldía, Daniela vive una traumática noche de excesos que le traerá el castigo de sus padres y su propio cuestionamiento existencial. En ese forzado paso a la adultez, Daniela intentará redimirse frente a su tórrido pasado adolescente, encontrando sin embargo, un nuevo obstáculo: la irrupción de su primer amor homosexual.

La cinta de Marialy Rivas ofrece una invitación hipersexualizada y caótica que supera las expectativas. Logra profundizar en problemas culturales y tabúes sociales, para ofrecer una mirada personal de lo sexual integrado a lo emocional. No descansa en lo lésbico ni en el morbo del triángulo sexual, es más bien una oportunidad para conocer la construcción identitaria juvenil en una sociedad conservadora que se resquebraja día a día. Una excelente recomendación de cine chileno LGBT.

Puedes ver “Joven y alocada” en Netflix.

Rara (2016 – María José San Martín)

Que te gusten los chicos, pero de todos modos encontrar que son estúpidos. Ser súper cercana con tu mejor amiga y no contarle tus secretos. Tener problemas en el colegio y unos papás lateros; este es el tipo de problemas que enfrenta una niña de 13 años. Para Sara, eso no tiene nada que ver con el hecho de que su mamá viva con otra mujer, pero su papá no piensa lo mismo.

Esta cinta de Pepa San Martín tiene varias aristas de valoración. Logra posicionar protagónicamente la mirada adolescente femenina escrutando a su familia. Familia contrahegemónica, por lo demás, con padres separados y con una madre que decidió seguir con su vida junto a otra mujer, siendo constantemente puestas a pruebas por la sociedad. 

Una cinta íntima e intensa emocionalmente, que nos recrimina como sociedad por la facilidad en que juzgamos, antes que empatizar con otro modelo familiar. Inspirada en la lucha judicial de la jueza Atala por la tuición de sus hijas, cuenta con una de las escenas familiares más hermosas y reconfortantes del cine chileno.

Puedes ver “Rara” en Ondamedia.

El príncipe (2020 – Sebastián Muñoz)

San Bernardo, Chile, 1970. En una noche de borrachera, Jaime, un veinteañero solitario y narcisista, mata a su mejor amigo en un aparente arrebato pasional. En prisión, descubrirá los afectos y lealtades en medio de una cotidianidad marcada por la violencia. 

Basada en la novela de Mario Cruz, el día a día en la cárcel, crudo en su esencia, genera un escenario en el cual Jaime (Juan Carlos Maldonado, a quien entrevistamos sobre esta cinta) logra protección al alero de “El potro” (Alfredo Castro). En esa dinámica, se ofrece una oportunidad para observar una compleja construcción de lo masculino, tensionada entre la violencia y la necesidad de afecto. En complemento, resulta audaz el uso artístico y erótico del cuerpo masculino, de manera frontal y atrevida. Algo que se condice coherentemente con la historia, enriqueciendo en todo momento la experiencia narrativa.

Puedes ver “El Principe” en Ondamedia.

Claudia tocada por la luna (2018 – Francisco Aguilar)

Claudia es una matrona trans chilena, relata los momentos más duros y difíciles que debió afrontar con tal de vivir su identidad. Su historia, su lucha y las constantes agresiones que vivió por parte de una sociedad que aún excluye a los que considera distintos.

Documental testimonial que nos posiciona frente a los costos de vivir en una sociedad discriminadora. El caso de Claudia pasa por distintas dimensiones (educativo, laboral, violencia). El seguimiento a su vida y su historia, ofrece una mirada compleja y global sobre la realidad trans. Una de las cintas más necesarias del cine chileno LGBT.

Puedes ver “Claudia tocada por la luna” en Ondamedia.

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos (2019 – Jose Luis Torres Leiva)

Dos mujeres que han compartido toda una vida juntas se ven enfrentadas a la enfermedad de una de ellas. La mujer enferma decide no seguir ningún tratamiento y ambas se mudan a una pequeña casa en el bosque hasta el día que la muerte llegue a sus vidas. Es así como volverán a reencontrar el amor que con el tiempo fue sepultado por la rutina. Poco a poco fortalecerán su relación mientras fuera de la cabaña la muerte aguarda su momento.

Una historia de amor sin cupidos ni chocolates es “Vendrá la muerte y tendrá tus ojos” (de la cual hablamos en extenso en este artículo). Pero inundada de afecto y compañerismo. Entre recuerdos, memorias y el sufrimiento de la enfermedad, la intimidad, complicidad y la belleza encuentran su espacio.

Puedes ver “Vendrá la muerte y tendrá tus ojos” en MUBI, en la Cineteca Nacional y en Ondamedia.

El viaje de Monalisa (2019 – Nicole Costa)

En 1995, mientras desarrollaba una promisoria carrera teatral en Chile, el artista escénico Iván Ojeda es invitado a Nueva York a estudiar en el New Dramatists. Cuando termina, Iván decide quedarse para convertirse en Monalisa y trabajar como prostituta. Diecisiete años después, se reencuentra con su amiga de la Universidad de Chile y directora de esta película, Nicole Costa, quien llega a vivir a Nueva York. Juntos, inician un viaje cuyo fin es comprender las motivaciones que tuvo Iván para autoexiliarse y marginarse en busca de su identidad.

Un testimonio personal y artístico para representar el nacimiento de la identidad de Monalisa. La cinta, además, logra profundizar en lo no binario, presentando una perspectiva trans de “two spirit – non conformity”. Las performance, escritos y vida de Ivan, ofrecen un testimonio real y fascinante en “El viaje de Monalisa”.

Puedes ver “El viaje de Monalisa” en Ondamedia.

En tránsito (2017 – Constanza Gallardo)

Cuatro personas trans recorren las calles mientras nos cuentan sus experiencias de vida en un país que no tiene un lugar para ellos. Solo piden dignidad, amor y respeto, luchando contra la peor cara de Chile.

Las dificultades trans en su día a día. Sueños y sufrimiento de personas que solo luchan y piden el respeto de su identidad. El documental sigue sus vidas, y articula sus peticiones en la demanda de una ley de identidad de género.

Puedes ver “En tránsito” en Ondamedia.

Visibles (2018 – Javiera López)

Un grupo de personas pertenecientes al mundo del cine y activistas LGBTIQ+ analizan la representación de la comunidad en el cine chileno de ficción de los últimos años y explican la importancia de la representación.

Una breve historia del cine chileno con foco LGBTIQ+ ¿Por qué es tan importante esta visibilización? ¿Cómo impacta en la comunidad? Los protagonistas de las cintas mencionan ejemplos para que podamos entender la necesidad de la existencias de estas películas.

Puedes ver “Visibles” en Ondamedia.

Sergio Bazaes

Profe de Historia. Me gusta ver y pasarme películas.

Post Relacionados