Reseña | ‘Zack Snyder’s Justice League’: Siempre hay esperanza

 Reseña | ‘Zack Snyder’s Justice League’: Siempre hay esperanza

Es 2017, sales de una sala de cine con un sabor amargo en la boca. No fueron las palomitas, no fue el tarro de papas que metiste en tu mochila antes de entrar, solo sientes el amago sabor de la inconformidad y la decepción. Lo que prometía ser un hito en el cine de superhéroes no fue más que una película que se quedaba corta con lo que prometió… algo que viene a remediar el llamado Zack Snyder‘s Justice League”.

La versión del ahora pasado era un intento de transmitir al público lo que logró “Avengers” (2012) durante su estreno, pero no lo lograba, intentaba arrancar trozos de ese filme y pegarlos en “Justice League”, sin darles una identidad propia ni un sello distintivo, chistes fuera de sentido, una edición horrible y problemas bigotudos respecto al CGI fueron clavos en el ataúd de la cinta dirigida pos Joss Whedon.

Pero ¿qué pasó durante la producción?

Un descalabro cinemático enmendado por Snyder

Como ya es de conocimiento popular, el proyecto se realizaría bajo la dirección de Zack Snyder (Watchmen), el director -acostumbrado al submundo de superhéroes- ya había acertado con “Man of Steel” y había generado diferencias entre los fans y críticos con “Batman v Superman”.

Snyder tenía una visión predispuesta a lo que quería mostrar en el DC Extended Universe (DCEU para los amigos) y las tres películas que establecerían el tono serían las dos mencionadas y “Justice League”. Zack, consecutivamente, abandonó la producción del filme tras el inesperado suicidio de su hija, Autumn.

La presión que ejercía Warner Bros. sobre el director de “300”, tras las críticas a Batman v Superman y ahora la pérdida de su hija, le pasaron la cuenta, decidiendo que lo más sano era dar un paso atrás y abandonar el proyecto cuando este se encontraba en las etapas finales de rodaje.

Ahora que tienen una noción de más o menos qué ocurría detrás de la cámara, podemos comenzar con la crítica.

https://www.instagram.com/p/CLFCG8FpbZB/

Con apenas diez minutos de las avasalladoras cuatro horas y dos minutos de duración que tiene este denominado “Snyder Cut”, ya se nota lo diferente que va a ser la obra; el tono queda más que definido con un grito desgarrador que se escucha en todo el planeta. Superman ha muerto a manos de Doomsday (en el final de “Batman v Superman”) y esto traerá cambios en el universo, manifestados con el despertar de las Cajas Madre, que al unirse destruirían el planeta a manos de un mal que siempre está al acecho: Darkseid.

https://www.instagram.com/p/CMPwcGnHhju/

Si bien es algo complicado no realizar spoilers en esta crítica (considerando que la historia ya se vio en 2017), planeo no arruinar la experiencia a ellos que aún siguen indecisos respecto a verla o no, porque la manera en que se cuenta la historia, como se desarrolla la química entre personajes y la narrativa de la historia no se parecen en lo absoluto a la “Justice League” de Whedon.

Esta nueva visión de la Liga de la Justicia está contada en seis partes bien definidas, de las cuales las dos primeras pueden parecer un poco lentas, pero que a medida que avanzamos, descubrimos que estamos en una montaña rusa, debido a que mientras la subida es lenta e intrigante, la bajada simplemente te deja sin aliento.

La reducción de humor y chistes muy similares a los típicos del Universo Cinematográfico de Marvel logran que cada personaje pueda definir su personalidad mejor, sintiéndose todos más humanos y serios (a excepción de Flash, quien no por eso está peor logrado). Esto ayuda fuertemente a entender el tono más oscuro y sombrío de esta versión, donde hasta la paleta de colores nos ayuda a estar atentos al mal que se aproxima cada vez más, no a Steppenwolf, quien funciona como antagonista en este filme, sino en su superior, Darkseid. A pesar de que este icónico villano no toma acción directa, siempre se muestra imponente y amenazante, justo como se le conoce desde los cómics.

Otra diferencia que se agradece muchísimo, es la edición. No solo que haya sido filmada en IMAX le hace un favor tremendo a esta película, sino que no se siente acelerada como su antecesora, e incluso no se ven esos cortes horrendos de la anterior, donde pareciera que el cuarto de edición apestaba a alcohol y tenían a un mono ensamblando la película.

Tal vez parezca una exageración, pero cuando se contrasta ambas versiones, ni siquera se puede comparar. El corte de Zack Snyder es superior en todos los aspectos, sin embargo por su longitud, no la recomendaría a fans “casuales” del cine de superhéroes, ya que les podría parecer demasiado larga y tampoco captarían esos detalles jugosos que contiene el filme, que demuestran que el Universo de DC es mucho más grande de lo que aparenta.

En conclusión, la “Justice League” de Zack Snyder es excelente. Me quito el sombrero ante el director, debido a que a pesar de que nunca fui muy seguidor de sus trabajos, supo demostrar esta vez que de verdad puso su alma en esta película.

No por nada cuando se baja el telón podemos divisar un emotivo “Para Autumn” en el fondo negro, porque este filme no se hubiese logrado sin ella, es una carta de amor y despedida de un padre a una hija con la cual compartía su fascinación por lo que ambos aman.

Si van a ver este filme de manera legal, ilegal o como sea, disfrútenlo y contemplen la visión que tiene el director sobre héroes que logran inspirarnos día a día.

Como nota aparte, dentro de lo posible ayuden a las Asociaciones de Prevención del Suicidio, gran parte de los que participaron desde el inicio en el movimiento #ReleaseTheSnyderCut se adelantaron para demostrar su apoyo con el director. Muchas gracias por leer.

Felipe Gutiérrez

Alcohólico, hechicero, supervillano.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *