Entrevista | Mari Ajo, la voz chilena del “Folclor del futuro” que sueña con los ojos abiertos

 Entrevista | Mari Ajo, la voz chilena del “Folclor del futuro” que sueña con los ojos abiertos

Desde un cerro de su natal Rancagua, sexta región, lejos de estudios de grabación, arreglos musicales y sellos discográficos, la cantante chilena Mari Ajo comenzó a gestar un sueño que la inquietaba desde pequeña: plasmar años y años de canciones que despertaran el espíritu de quienes las oyeran en un proyecto serio.

Nació así “MICROCOSMOS”, su primer álbum lanzado en 2017, grabado con un Iphone y con el sonido de la naturaleza en su inmersión, cuyas letras y sonidos están enfocados al “folclor del futuro”, un concepto acuñado por ella y que, hasta hoy, no recibe definición.

Hoy, con las mismas ganas e ideas, junto a su carisma rellenado de amor y pasión por la música, lucha por sacar adelante su otro proyecto de modo “crowdfunding”, álbum que aún no ha podido lanzar debido a la pandemia del coronavirus y por recaudación de fondos.

La Máquina conversó con Mari Ajo, quien se refirió a su irrupción en la industria musical, sus principales dificultades, proyectos y futuro como artista.

N.E.: Esta entrevista se realizó de manera remota, debido a las precauciones dictadas para evitar la propagación del coronavirus covid-19.

¿Dónde nace tu gusto por la música?, ¿siempre estuvo ligada al canto?

Estuve toda mi infancia ligada a la danza y el espectáculo gracias al taller folclórico que creó mi mamá. Ahí se produce el vínculo más importante con la música y el movimiento. A los 15 años dejé de bailar con el anhelo de hacer la música que bailábamos y desde ahí en adelante, no he soltado la guitarra.

Háblanos sobre tu primer disco, ¿cómo fue el proceso para producirlo?, ¿cómo fue el financiamiento?, ¿cuáles son los mensajes que quisiste brindarle a tu público?

MICROCOSMOS es el nombre del primer álbum y una de las historias más hermosas que puedo contar. Soñaba crear canciones hace años y un día surge la primera, luego la segunda, tercera… De pronto eran 8 y pensé: “¡ESTO ES UN DISCO!”. Así que me fui a la montaña un viernes y con mi teléfono celular grabé el álbum. El domingo, al bajar, planifiqué para lanzarlo el miércoles de esa misma semana, pero me detuvieron el impulso y esperé unos días, lo que me permitió armar el evento.

Mi intención era compartir la honestidad y simpleza de un sueño viejo que por fin se concretaba y para su fin se utilizaron los medios que tenía a disposición. El financiamiento fue a través de una venta en verde que pagó exclusivamente la reproducción del disco físico y la fiesta de debut.

Sobre su contenido, ¿cómo nace Microcosmos?, ¿por qué ese nombre?, ¿qué estilo musical presenta según tu perspectiva?

MICROCOSMOS es el primer fruto del “Folclor del futuro“, un estilo musical que aún no sabemos explicar. Este concepto surge porque, así como las células en el cuerpo son la mínima expresión de un ser vivo también son la representación de su totalidad, el MICROCOSMOS es un mundo dentro de un sistema mayor, conformándose como una de sus piezas y por eso transparenta su esencia real.

¿Cómo es el proceso de crear una canción/disco cuando musicalmente no existen recursos?, ¿cuánto te costó adentrarte en la música?

El proceso de crear es toda una misión. Para las canciones, llega una idea, tomo la guitarra, encuentro una armonía y comienzo a crear con el desafío de llegar hasta el final en este mismo momento. No suelo volver a trabajar una canción porque eso nunca me resultó.

En el caso de un disco, la primera vez fue sin planificación, pero por voluntad. Las canciones se sucedieron y luego me dediqué a pensar la parte estética. Hoy estamos trabajando para el lanzamiento del segundo álbum y ha sido todo un desafío por el proceso histórico que vive nuestra sociedad, desde el reventón de octubre hasta ahora con la pandemia. Tenemos todo en curso pero pareciera que el reto es tener paciencia para concretar, tornándose un antónimo del primer disco.

Adentrarme en la música costó más que enamorarme perdidamente de las personas, con todo lo que implica. Haber crecido y convencerme que esta era la herramienta con la que iba a desarrollar el propósito de mi vida en la existencia.

¿En qué te inspiras al momento de crear una canción?, ¿te enfocas en alguna corriente en particular, en algún momento social o cultural?

Me importa todo, desde lo fundamental hasta lo irrelevante. Sin embargo, mi máxima inspiración es la oportunidad de despertar los espíritus de las personas con el propósito que vuelvan a soñar y para eso también uso la estrategia de cantarle a mis debilidades con la esperanza que sirva de algo.

¿Cuán difícil es establecerse desde cero en la industria musical?, ¿crees que el poco apoyo le resta ánimos de los artistas de surgir?, ¿cómo fue en tu caso?

Es difícil. En el desarrollo hay que batallar con muchas oscuridades internas. En lo personal admiro el esfuerzo y por eso uso el empeño como instrumento para construir este sueño, en tanto las oportunidades que a veces escasean siempre han estado al margen de mi zona de trabajo, si llegan les pongo harto corazón, pero si no están, sigo con el plan. Culturalmente, nos formaron en la idea que dedicarse al arte no era una cuestión fácil y por eso mismo lo elegí.

¿En qué estado está tu futuro disco, bajo el nombre Crowdfunding Mari Ajo?, ¿cómo lo definirías?, ¿qué “locura” has tenido que hacer para producirlo?, ¿cuándo esperas que salga?

Uuuuh, qué ilusión hablar de esto. Actualmente, mi tiempo completo está dedicado al lanzamiento del segundo álbum y cada día vamos afinando los detalles para que eso suceda. Crowdfunding es una plataforma que utilizamos para financiar el sueño a través de los aportes que hacían las personas por diversas recompensas que ofrecíamos, desde el disco digital hasta un concierto con banda delivery.

La locura más grande ha sido esperar, y sin desesperación, haciéndonos cargo de la decisión de lanzar un álbum en medio de un cataclismo social. Hermosa locura que nos tiene trabajando en los detalles más mínimos para que, cuando sea que se lance, sea un regalo para la humanidad. Al principio queríamos entregarlo dentro del primer semestre de 2020, ahora cambió el plan: la idea será tenerlo listo y a disposición para cuando creamos sea el momento.

¿Cómo crees que será la reacción del público cuando lo escuche?, ¿qué tienes para decirles?, ¿mantendrá el estilo del primer disco?

¡Me fascinan las sorpresas! Sin decir algo podrán percibir el cariño que hemos puesto en cada rincón para construir este disco.

https://www.instagram.com/p/B9QELLxhpOt/

Pasando a un tema más específico, ¿crees que existe poco apoyo a los músicos independientes?

Creo que cada vez se están abriendo más posibilidades para la música independiente y eso me anima a perseverar: colectivos, sellos, productoras, todas con nuevos paradigmas frente a las artes. Sueño que las personas conozcan la música que se crea en su geografía más cercana y que eso vaya convirtiéndose en la vanguardia. Afortunadamente, esto ya está siendo así.

¿Qué mirada tienes de la industria chilena musical?, ¿consideras que hace falta más apoyo por parte del Estado y particulares?

Siento que la industria no está dando abasto para responder a la materia prima desbordante y esto naturalmente está haciendo que nazcan diversas entidades para hacer fructífera la producción. El talento ha sido ir aprendiéndolo todo para entender la dimensión de una carrera artística, ya no somos sólo creadores. El Estado y los particulares podrían darse de cuenta de esto y sacarle más provecho.

¿Cómo ves el panorama artístico independiente luego del Coronavirus?, ¿crees que será difícil levantarse?

Está siendo muy difícil, pero estamos justo en el punto de quiebre entre una era antigua y la que está naciendo. Es fascinante estar en la grieta experimentando la adaptación. Comienza la época de los artistas independientes-locales.

¿Cuál es tu sueño como artista y dónde apuntas?, ¿cuál es para ti un objetivo a corto y largo plazo?

La Mari Ajo apunta a llegar al corazón de las personas a través del arte con el fin de acariciar ese tesoro hermoso que guardamos dentro. En el corto plazo sueño lanzar el disco; en el largo plazo cantarlo en todos los idiomas posibles.

Rodrigo Valenzuela Carreño

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.