El difícil camino de un diseñador chileno para trabajar en Angry Birds

De pequeños solemos soñar con un trabajo poco común: astronauta, diseñador de videojuegos, científico, entre otros. Muchas veces nuestras ilusiones de infancia quedan frustradas. Pero Eduardo Carril, Diseñador Gráfico de la Universidad de Chile tuvo un espaldarazo. Él hoy trabaja para Angry Birds 2.

Todo comenzó en Chile, como por azar, a pedido de un amigo que estudiaba en la Universidad Católica de Chile y que cursaba un electivo de videojuegos, le solicitó a Carril ayuda para diseñar los personajes, logos y todo lo que necesitará. Solo por amor al arte.

En ese momento, unas personas pidieron el contacto del joven diseñador, todo de forma muy fortuita, así comenzó como profesional de los videojuegos. 

El proyecto al  que fue invitado, no llegó buen puerto debiendo buscar nuevas opciones. Junto a su amigo Javier quisieron emprender y fundaron Ooni Games, un proyecto que generó juegos en flash. Más tarde consiguieron el financiamiento de la Corfo, hasta que armaron su primer juego de peleas, el cual quisieron llevar a plataformas móviles pero no podían porque no tenían los conocimientos necesarios para dicho fin. 

Posteriormente consiguió trabajo en Chile, en empresas que se atrevieron a desarrollar esta área en el país ( videojuegos, aplicaciones móviles y comercio electrónico) como Dena Corporation y Behaiviour Corporation con sedes en Santiago, Tokio y Canadá pero que finalmente prescindieron de sus oficinas en el país. 

JUEGO DESARROLLADO POR DENA CORPORATION.

De Chile a trabajar en el extranjero

Con una invitación de su amigo Javier para trabajar en España, posibilidad que no fructífero pero que sí lo incentivo a buscar trabajo fuera del país. Viajó a sus entrevistas finales a Alemania, España, Dinamarca y Suecia para proyectos que no lo entusiasmaron. 

Fue así como llegó a Rovio, empresa encargada del desarrollo de Angry Birds 2. El icónico videojuego de aves que deben destruir estructuras que ha superado los mil millones de descargas

Eduardo Carril confesó que Chile está en el desarrollo de videojuegos con el nivel del primer mundo, pero no se le da cabida a una industria que genera más ganancias que el cine. 

La Máquina Medio

Post Relacionados