Pedro Alonso, estrella de ‘La casa de papel’: “No conozco mucho de cine chileno, solo Pablo Larraín por ejemplo”

 Pedro Alonso, estrella de ‘La casa de papel’: “No conozco mucho de cine chileno, solo Pablo Larraín por ejemplo”

El famoso intérprete detrás de Berlín de la exitosa serie “La casa de papel”, Pedro Alonso, pisó suelo chileno la primera semana de agosto, en el marco del lanzamiento en el país de su novela “Libro de Filipo”, además de encabezar una charla el miércoles 3 de agosto en el Teatro Oriente, contando la experiencia que lo motivó a publicar su más reciente libro.

En ese sentido, Pedro Alonso habló de muchas temáticas, incluyendo, incluso, su visión sobre el cine chileno, lo cual fue consultado por La Máquina.

CÓMO NACE FILIPO

Tuve una crisis súper gorda, por allá en los 30, que me hizo replanteármelo todo y desmontarme de todo”, señaló el destacado actor en el Salón Atacama del Hotel Mandarín Oriental, delante de una veintena de periodistas y medios de comunicación. Antes de conocer el éxito y la exposición pública gracias a la plataforma streaming de Netflix, Pedro Alonso pasó por episodios de depresión y cesantía, donde llegó a pensar en dejar la actuación.

La pintura y la meditación se convirtieron en los métodos de Pedro Alonso para canalizar la incertidumbre en la que se encontraba y de la que logró salir victoriosamente. “Para hacer todo lo que hago, primero tengo que pintar. Es una forma de concentración, porque yo era un tipo muy mental, pero no necesariamente lúcido”, asegura Alonso. De hecho, la pintura está muy presente en el “Libro de Filipo”, su segunda novela, publicada originalmente en el 2020. Catalogada por el mismo actor y director como una historia de No Ficción, pero incluso como un “evangelio apócrifo, también es una novela de aventuras, pero incluso un viaje iniciático, de profundo contenido espiritual. Si esto fuese escrito en otra época de la historia, me hubiesen metido en la hoguera”.

Con el apoyo de su esposa, la hipnoterapeuta Tatiana Djordjevic, Pedro Alonso comenta que se sumergió en el mundo de las regresiones y gracias a eso, logró plasmar en páginas su experiencia descubriendo la vida pasada que pudo haber tenido en la piel de un soldado romano. “Ella me dio mucha confianza, porque yo soy un esotérico total, me ofreció probar y lo probamos. Ese fue el arranque de este libro, donde cuento cómo conozco a Tatiana, en qué contexto y circunstancias plantea hacer la regresión, y el impacto monumental que se me supone la regresión”, recuerda Pedro Alonso.

El “Libro de Filipo” ha contado con mucha popularidad en países europeos y no cabe duda de que tendrá una buena acogida por los fanáticos del trabajo del actor de las series “La casa de papel” y “Gran hotel”. Pedro Alonso ha revelado que incluso ha estado recibiendo ofertas de cineastas, para adaptar su novela a la pantalla grande. “Me han tratado de comprar los derechos desde Francia y he dicho que no, que todavía es muy rápido”, aclara el hombre detrás de “Berlín”. “Yo no quiero ir a lo loco. Prefiero un jardincito y prepararme para un proyecto más pequeñito. Además, he vivido muchas formas de trabajo que no me gustan tanto. Esta industria, a veces, es muy clasista y piramidal, lo cual es una contradicción increíble”, sentencia el actor.

Consultado si además del spin-off de la serie española, próxima a estrenarse el 2023 y centrada en su personaje, posee otro proyecto, Pedro Alonso cuenta: “creo que voy a dirigir más. También he estado escribiendo, y si la vida me lo permite, trataré de hacer ambas cosas”. Cabe agregar que hace algunas semanas, Pedro Alonso estuvo rodando un largometraje documental en México, esta vez en el lugar de director.

PEDRO ALONSO Y SU PASO POR CHILE

Acerca de si, en su faceta actoral, le gustaría trabajar con algún director o directora de cine chileno, Pedro Alonso prefiere responder con total honestidad. “No conozco mucho de cine chileno, más de lo que ha podido pegar allá afuera. Pablo Larraín, por ejemplo. Tampoco quiero generalizar de esa manera. Ayer me decían “Hollywood”. Hollywood no. “¿Y si era Tarantino?” Si era Tarantino, me tiro de cabeza donde sea. Pero yo pienso mucho en el día a día, y de que de repente te llegue el proyecto. Ahora quizás puedo elegir un poquito. Pero, insisto, me irá a durar dos años. Porque estoy en una trituradora de carne”, asevera el actor español, y que solamente un proyecto que le llame profundamente la atención podría traerlo de regreso a estas tierras.

En el marco de su visita a nuestro país, Pedro Alonso confesó haber conocido el mercado del Barrio Franklin, algunos sitios ubicados a las afueras de la Región Metropolitana, que ha compartido con actores chilenos y que hasta fue entrevistado por el animador de televisión Martín Cárcamo. “Hay una familiaridad en el carácter chileno, que me resulta muy cercana”, dice el intérprete. “Me estoy sorprendiendo con que Chile no me transmite la vibración que me ha transmitido México, por ejemplo, sino que me remite a algo más europeo. Entiendo que aquí lo que mola es la naturaleza y eso me llama profundamente la atención. Soy muy urbano, pero también soy cabra montesa”, responde acerca de si le gustaría conocer otros lugares del país, en un futuro cercano.

IMPACTO DE PAPEL

Pedro Alonso admite que en este último tiempo ha preferido enfocar sus energías artísticas en realizar las cosas que le gusta hacer, como dirigir, escribir y pintar. “He trabajado menos como actor últimamente. Pero este año y medio ha sido el más difícil de mi vida, porque he trabajado mucho y lo disfruto”, dice el actor. “Entonces procuro encontrar mi distancia. Pero ahora vivo en un momento propicio y privilegiado”.

Sin embargo, no tiene ninguna duda respecto a que el fenómeno ocasionado por “La casa de papel” le ha abierto muchas puertas y posibilidades, posicionándolo como un actor de carácter, reconocido internacionalmente y que ahora puede dedicarse a lo que realmente le apasiona y elegir proyectos dentro de la industria del entretenimiento. “Yo estoy aquí mismo por esa serie. No por escritor. Eso es un hecho”, responde Pedro Alonso.

“Ha sido un salvoconducto que me permite infiltrarme en territorio ajeno y sembrar semillas inquietantes. Sé lo que vale eso y lo miro con perspectiva. Porque es verdad que me ha cambiado la vida. Me ha metido en nuevos escenarios y se lo agradezco. Sé también la factura que tengo que pasar por eso también. Lo sé porque he vivido momentos adversos, donde no me salía nada, donde directamente me planteé hacer otras cosas. No me peleo con el mainstream y el entretenimiento puro y duro. Más si como en “La casa de papel” hay un equipo muy ambicioso y hay más líneas aparte del entretenimiento, como el contenido social. Esa vertiente latina, de que le estábamos robando la tostada a los anglosajones. Cuando lo vibro, lo vibro con mucha intensidad, y lo apago”, añade el actor.

Pablo Carrasco

http://www.lamaquinamedio.com

Periodista que produce reseñas de la vida vistas a través del lente de una cámara de cine o tv. El mundo necesita más ficción y la ficción más respeto del mundo.

Post Relacionados