‘Dark’: Crónica de un final extrañamente satisfactorio

 ‘Dark’: Crónica de un final extrañamente satisfactorio

Para mí, el fenómeno de la serie original de Netflix, ‘Dark(que reseñamos acá), siempre ha sido interesante por su influencia en la cultura popular más que por su entramado teórico en sí. Es un programa que de sí misma me suscita muchísimas contradicciones, pero que, al mismo tiempo, admiro un montón debido al impacto que logró instalar en su audiencia.

No soy su mayor fanática, pero sí la he seguido en detalle desde su estreno en diciembre de 2017 en manos de Baran bo Odar y Jantje Fries y creo que es una serie tremendamente interesante con factores dignos de análisis que van más allá de su propuesta narrativa.

Partiendo por el hecho de que ‘Dark‘ es una de las historias que, por autonomasia, resumen las posibilidades de las producciones de streaming y su consecuente distribución global (aceptemos que si no fuese por Netflix, nadie estaría viendo una serie alemana de manera tan masiva), me propuse escribir una crónica capítulo a capítulo, ya que ‘Dark‘ es una de esas series que van entrando de manera pesada y lenta en la cabeza de sus espectadores. Nadie la entiende de primera vez. O nadie termina entendiéndola. Punto final. 

https://lamaquinamedio.com/septimo-arte/series/dark-en-tres-tiempos-analizando-el-caballo-de-troya-de-netflix/

Capítulo 1: No entiendo nada…

No entiendo nada. Lo primero que pienso es que el recap no me sirve de nada para entrar a entender esta nueva temporada. El entramado de personajes es demasiado complejo como para conseguir recordar en detalle lo que cada uno de ellos estaba haciendo en el final de temporada del año anterior. De todas formas, me mantengo fiel y sigo mirando con la esperanza de que de a poco se vaya esclareciendo todo. A fin de cuentas, aunque vuelva a mirar toda la serie otra vez, “Dark” se ha caracterizado por dejar siempre más preguntas que respuestas. 

Mirando este primer capítulo, pienso en la nostalgia de ver series en grupo. Así como el cine se concibe como un arte que se consume en una sala con más personas, estas tramas siempre han encontrado su verdadero potencial en el boca en boca que se instala luego de un estreno. En esos comentarios de pasillo del capítulo de la noche anterior o en esas reuniones grupales para ver el lanzamiento de una nueva temporada. Uno logra profundizar al comentarlas, porque las impresiones que se obtienen son siempre diferentes. No es lo mismo ver “Dark” a solas en una habitación, intentando entender el sentido de su narrativa frente a un muro blanco, que verla y comentarla en vivo con alguien más. 

Pienso esto en los primeros momentos del capítulo, que es precisamente en los cuales no entiendo absolutamente nada… y en cómo me ayudaría un montón tener a alguien al lado para pedirle que me haga un resumen un poco más acabado de las temporadas anteriores. Luego me alivia darme cuenta que vivimos en un mundo en donde ya hay disponibles millones de videos en YouTube e hilos en Reddit que nos explican paso a paso la serie.

Capítulo 2: No entiendo nada PARTE II…

No entiendo nada parte 2. “Dark”, igual que siempre, sigue instalándose como una serie críptica en donde el uso del suspenso ya pasa a ser un recurso decorativo más que narrativo. Escenas que nos tensionan, pero que finalmente no dicen mucho ni de la historia ni de sus personajes. Adam entra en una habitación y aparece una música críptica que nos hace sentir que esa acción simple y cotidiana es una gran revelación. Los recursos técnicos se utilizan a la perfección, pero sucede que cuando hay una ausencia de sentido detrás de ese suspenso, este se vuelve un elemento decorativo.

Es en este capítulo en que me doy cuenta de que “Dark” es una serie que no tiene absolutamente ningún ápice de humor. No existe ni un solo chiste en todas sus temporadas (que yo recuerde) y esto me llama muchísimo la atención, porque por más dramática que sea una serie o una película, en general siempre se pueden encontrar pequeños rastros de comedia que ayudan a aliviar al espectador y potenciar ese vínculo con la narrativa.

Pero en este programa no hay nada… no existe el humor convencional. Todos sus personajes son extremadamente dramáticos, serios, acontecidos. Empiezo a pensar que “Dark” es una serie snob y que esto es más por elección que por un derivado directo de su temática.

El ámbito teórico y filosófico que propone este show no es nuevo y la comparo directamente con producciones como “Rick y Morty” o “Volver al futuro”, en donde el humor se transforma en un elemento sostenedor. Quizás en este caso, por la nacionalidad de la serie, se entrampa en el peso filosófico de su estructura narrativa. En “Dark” no hay espacio para la felicidad y, por tanto, para el humor en ninguno de sus personajes. 

Netflix: Esto es lo que debes saber de "Dark" antes del estreno de ...

Capítulo 3: El hilo de Ariadna

Me percato de que los directores decidieron darle centralidad e importancia a la relación de Jonas y Martha, al punto de justificar toda la línea narrativa a través del hilo de Ariadna.

Más allá de que Jonas y Martha no me dan absolutamente nada como pareja (su historia de amor es completamente irrelevante), me perturba un poco el que se mantenga esta noción de que el amor está atado al destino y que estas dos personas no se pueden separar por más que lo intenten.

Me imagino que existen fanáticos de esta pareja y que quizás conforman la mayoría de los espectadores de la serie, pero al no ser una de ellas no puedo evitar aburrirme en extremo cada vez que se introduce una escena de miradas acontecidas que dicen “te amo, pero no podemos estar juntos”. Personalmente me interesa muchísimo más la concepción filosófica de la serie atada a la noción de destino y de realidad inmutable, que la del hilo rojo que ata a dos personas de por vida bajo la noción de amor eterno. 

Dark en orden cronológico: conoce aquí toda la línea temporal de ...

Capítulo 4: El montaje paralelo

El casting de la serie es inconmensurablemente increíble. Parece como si hubiesen mandado a hacer mini clones de los actores para cada una de las temporadas, porque de verdad el parecido de algunos de ellos parece imposible.

En este capítulo también confirmo que están utilizando la misma estructura de cierre de las otras temporadas: cuando faltan más o menos 10 minutos para la finalización del capítulo introducen un montaje paralelo de los personajes con música popera alemana.

El recurso no es nuevo y se ha utilizado un montón de veces; el problema está en que este paralelismo no nos aporta información relevante en torno a la narrativa. A través de miradas y bellos encuadres se crea un pequeño videoclip de la canción en cuestión que crea la ilusión del entramado que viven estos personajes. Pero, en realidad, el montaje no nos muestra situaciones que realmente incidan en el plano que se nos muestra a continuación.

Para comparar saco a colación el famoso montaje de “El Padrino” (1972), uno de los primeros filmes en utilizar este montaje paralelo para situar acciones simultáneas con un sentido metafórico detrás (el poder de la familia Corleone, la instalación de Michael como el nuevo patriarca y la disociación interna de todos estos personajes). Es una escena riquísima en cuanto a la superposición de temáticas y sensaciones, porque las escenas que se intercalan no están ausentes de sentido.

Sin embargo, al menos en estos cuatro capítulos (y en las temporadas anteriores), “Dark” no logra instalar este mismo efecto, debido a que no se nos presentan acciones relevantes. Son secuencias que sirven para aclarar ciertas impresiones que las escenas anteriores ya nos habían entregado, mas no nos ayudan de manera significativa a desarrollar la acción y la narrativa de la serie.  

Dark Timeline: The Netflix Show Explained - TV Guide

Capítulo 5: La caravana

Me quedo con la secuencia de la caravana, uno de los pocos momentos que cumple a la perfección con transmitir el horror que la serie muchas veces nos intenta mostrar.

La presencia de un extraño y su amenaza, la desesperación del ser humano y los extremos a los que puede llegar en ese estado, la sensación de pérdida absoluta al sentirse solo en el mundo y al haber perdido a todo ser cercano. Esta pequeña secuencia es efectiva y crucial para entender el universo del personaje de Elisabeth y es de los pocos momentos en donde el horror se logra instalar como tal y en el cual la muerte se siente como algo real. 

Me quedo con la frase que articula Eva casi al final: “Una persona vive tres vidas. La primera termina con la pérdida de la ingenuidad, la segunda con la pérdida de la inocencia y la tercera cuando perdemos la vida misma”. 

Capítulo 6: El destino inalterable

Se vuelve a la noción de que nada es coincidencia y todos los destinos están entrelazados unos con otros. Cada temporada de “Dark” parece luchar con esta idea con la falsa noción de que la narrativa va a ir en otra dirección, pero finalmente el mensaje metáforico que entrega es esa imposiblidad de cambiar los hechos que nos conducen y determinan en la vida.

La idea de falsa libertad y albedrío es uno de los cuestionamientos más interesantes que tiene la serie germana, porque cuestiona la raíz y el fundamento de una de las grandes interrogantes del ser humano a lo largo de la historia. Esa imposibilidad en la que no existe coincidencias y en el que todo esta condicionado de antemano vuelve a instalarse con fuerza en este capítulo.

Aparece también la problemática del casting más juvenil, en el cual Mikkel y Elisabeth son notoriamente mayores a las temporadas anteriores porque obviamente han crecido en el mundo real. El tiempo ficcional sigue siendo el mismo, no obstante el paso del tiempo real aparece evidenciado en sus rostros y cambios corporales de manera drástica. Creo que la serie podría haber aprovechado esto de mejor manera, evidenciado finalmente que el tiempo es uno y por más que lo intentemos no lo podemos cambiar… Ambos son la evidencia empírica del paso del tiempo y la imposibilidad de poder congelar y controlar algo tan natural y drástico como el paso por la pubertad. 

Capítulo 7: El gato de Schrodinger

El capítulo parte con algo que nunca había hecho la serie: explicar la teoría detrás del entramado narrativo que propone. Con una animación nos explica el experimento del gato de Schrodinger con el fin de justificar el fondo teórico que sustenta la existencia de dos realidades alternas que coexisten.

“Dark” siempre ha encontrado la justificación de su universo en la física teórica, así como casi todas las producciones que deciden jugar con la cuestión del tiempo, pero es primera vez que decide atacar una explicación directa en la misma narrativa de la serie. Quizás los directores se cansaron de tener que explicar la lógica detrás de sus decisiones, pero lo cierto es que este comienzo implica que la producción por fin comienza a dar respuestas a sus espectadores.

Gato de Schrödinger - Wikipedia, la enciclopedia libre

Capítulo 8: Conclusiones…

Es un final de temporada extrañamente satisfactorio. “Dark” resuelve todas las dudas que debe resolver y deja suficiente misterio para activar la mente de sus fanáticos.

Hay material suficiente para abrir nuevos hilos en Reddit y elaborar posibles teorías de lo que sucederá o no sucederá en este nuevo mundo. Abre suficientes espacios de reflexión, pero resuelve y explica todo aquello que ha ido construyendo en sus temporadas pasadas.

Es algo difícil de lograr, sobre todo en una serie que se entrama en lo teórico para construir su narrativa. Muchas otras series que juegan con lo mismo, no logran resolver un desenlace satisfactorio (recordemos el final de “Lost”), por lo que llegar a un final como este no es un logro menor. 

Creo que “Dark” no entra en mi ranking de series favoritas, pero es meramente por un tema de gusto personal.

Observando el viaje instalado en estas tres temporadas, es una historia que cierra bien, que tiene un comienzo y un final coherente y que propone una lógica interna que se mantiene fiel a sí misma.

Dudé por algunos momentos la coherencia de su fundamentación teórica, pero esta última temporada logra cerrar el universo de manera consistente con todo lo que se construyó anteriormente. Es una serie tremendamente interesante, máxime por la noción filosófica que propone en torno a la imposibilidad de cambiar los hechos que acontecen nuestras vidas y como buena serie alemana es calculadora en cada uno de los pasos que articula en su discurso.

Extrañé los toques de humor y un desplante actoral más visceral, pero en cuanto a una visión objetiva de lo que puede proponer una serie en términos técnicos, “Dark” se presenta como una producción completa, compleja y que merece la pena ver de forma acabada.

PUEDES VER LA SERIE ACÁ

Anto Aldea

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.