Crítica | “The Batman”: Un brillante reboot que confirma que todo se puede hacer mejor

 Crítica | “The Batman”: Un brillante reboot que confirma que todo se puede hacer mejor

Es una de las películas mas esperadas del año por donde se le mire. “The Batman” se estrena en los cines nacionales y pretende ser la película que arrase con la taquilla. Pero hay más. Este filme carga con una mochila demasiado pesada. Han existido fracasos monumentales (mirando de reojo a George Clooney) y una trilogía que fácilmente cae en la categoría de “La Mejor Trilogía de Superhéroes de Todos los Tiempos”, en manos de Christopher Nolan. Y, además de eso, debe complacer al siempre exigente fan de DC Comics. Sin embargo, sale ganando. Y con creces.

“The Batman” logró lo que parecía imposible: es un brillante reboot que da un reinicio a las películas del hombre murciélago y te dan ganas de ver más de las nuevas entregas. La creación de Matt Reeves (El planeta de los simios) es, por lejos, la película más oscura del superhéroe, nos muestra sus debilidades, sus demonios internos y que en un momento tuvo intenciones de elegir la venganza como su motor de vida. Es un Batman diferente y solo nos queda esperar por más.

UNA CLÁSICA CINEMATOGRAFÍA EN PERFECTA SINCRONÍA

La película nos sitúa en Ciudad Gótica, en donde están pasando un montón de cosas a la vez. Hay una elección de alcaldes que al parecer está salpicada por la corrupción, asesinatos, robos, mafia y unos excéntricos pero peligrosos villanos que azotan a la ciudad. Pero existe The Batman. Nuestro querido Bruce Wayne lleva dos años poniéndose la capa del murciélago, mas las cosas no son fáciles. El sentimiento de venganza lo carcome. Y obviamente debe dejar eso atrás si quiere salvar a su amada ciudad y sobre todo el legado de sus padres. Esos que ya no están, pero que parecen estar cada día más presentes en su vida y que dejaron en él un dolor tan grande que pareciera que no saldrá de ahí jamás.

Con la trama superficialmente ya contada, analicemos la cinematografía de esta esperada cinta…

Debemos decir que la dirección de Reeves es bastante destacable aunque no podía ser de otra forma. “The Batman” pertenece al estilo de cine “Neo Noir”, estilo que utiliza los elementos del cine negro pero con temáticas actuales y uso de la tecnología. Así que se justifica el uso de smartphones, redes sociales y “lives” para transmitir una que otra cosa importante. La paleta de colores está entre el negro, rojo y gris. Y siempre está lloviendo o con días nubosos. Todo negro. Todo oscuro. Todo gris. Y aquí se comienzan a hacer los paralelos. Porque la cinematografía es un espejo del personaje principal: Sombrío, oscuro y con mucha rabia y sed de venganza. Para curar a Ciudad Gótica primero debe sanar nuestro entrañable héroe.

También el director dio su giro propio y convirtió a su cinta en una película de detectives digna de comparación con “Seven” o “Zodiac”, en donde la resolución del conflicto es lo que te mantiene al borde del asiento.

Por su parte, el traje de Batman es bastante atractivo y Robert Pattinson se ve ágil y fuerte. Pero lo bueno del vestuario y todo lo que rodea a Bruce Wayne es que lo acerca a la gente. Lo hace más humano. Su moto no es tan grandilocuente y su batimóvil tampoco es tan espectacular. Quizás sea porque está recién comenzando su odisea y está en una constante búsqueda; quizás todo lo que tiene en sus manos y todas sus herramientas, representan esa búsqueda.

El soundtrack de Michael Giacchino converge con la cinta y la elección de la clásica canción de Nirvana “Something in the Way” calzó como anillo al dedo.

Sin embargo, lo único debatible es la duración (casi 3 horas de metraje). Esto se pudo haber contado en 120 minutos. Bordear las 3 horas es demasiado. Si bien mantiene la tensión y su hilo conductor, se pudieron haber ahorrado más de media hora de metraje.

UN CAST PERFECTO CON ACTUACIONES SOBRESALIENTES

Primero hablaremos de él. El actor que todo el mundo puso en duda para este papel. Y que ahora lo domina con creces.

Robert Pattinson (The Lighthouse) nos trajo un Batman joven, con poca experiencia ya que lleva dos años vigilando la ciudad, pero está muy herido. Nos muestra sus dolores, su oscuridad, sus ganas de vengarse del mundo por lo que le sucedió cuando pequeño e incluso se atreve a mostrar una “tirante” relación con Alfred, su mayordomo, su confidente y el hombre que lo terminó de criar.

Su oscuridad es tanta que ni siquiera se vislumbra esa doble personalidad tan exquisita de Bruce Wayne/Batman, ambos están sumergidos en pensamientos negativos y en una búsqueda de como hacer las cosas bien. También nos muestra ese lado detectivesco que muchas veces no está explorado y lo hace de una manera humana y realista.

Pero debemos admitir que este personaje no está del todo desarrollado y que se espera que en las próximas entregas -según propias palabras del actor, podría ser una trilogía-, este Batman se transforme en un hombre maduro, que pueda hacerse cargo de los negocios y del legado de la familia y que además encauce a la ciudad. Porque todo eso está ausente en esta entrega.

Pattinson se lleva los aplausos y de una vez por todas entierra toda duda sobre él.

Luego vienen los villanos. Es extraño lo que sucede con ellos. Siempre en este tipo de cintas el villano se roba la película. Y esta vez en “The Batman” casi lo logran si no hubiera sido por el escaso tiempo en pantalla que tuvo Paul Dano sin la máscara de su “Acertijo”. Pero no confundir: Paul Dano brilla en su rol como psicópata obsesionado con los acertijos, con delirios de grandeza por su increíble inteligencia pero también ingenuo, con necesidad de atención y que quiere convertirse en un popular streamer para su propio beneficio.

Ahora hablemos de Colin Farrel, nuestro irreconocible Pingüino. Divertido, dinámico y energético es la chispa que necesitaba este filme. Colin se luce en su rol, tanto que tendrá una serie spin-off sobre su personaje. Gracias por haber vuelto al ruedo con un papel que solo lo podría haber hecho él.

Y ahora viene los demás.

Una ascendente Zoé Kravitz que lo hace bastante bien como la intrépida Gatúbela y la química y tensión sexual con Pattinson es palpable desde el minuto uno. Luego está John Turturro como Falcone, un mafioso digno de las películas de Scorsese. Brillante. Y Jeffrey Wright como el intachable Jim Gordon está fascinante. Pero aquí el que se nota menos es Andy Serkis como el fiel Alfred. Debieron darle más tiempo en pantalla, porque es un personaje fundamental. Es el confidente, y la única familia que Bruce Wayne tiene. Y además Serkis es un excelente actor. Se quedó corto.

LA SIEMPRE PRESENTE CRÍTICA SOCIAL

“The Batman” y todas las demás cintas han tenido presente la crítica social y política. Sinceramente Ciudad Gótica está en su punto más decadente, pero eso no es la culpa de los ciudadanos. La poca confianza en las instituciones, la corrupción dentro del sistema judicial y político y el mal uso del dinero de fundaciones para beneficio propio hizo que la gente se enfade y se levante contra el poder. Y pareciera que en cualquier nación eso está presente y es por ello que muchas veces la gente se identifica con estos filmes y, sobre todo, con sus villanos.

El sistema te hace corromper, enfermar y cometer errores y eso a cualquier persona en el mundo le puede pasar. Es por eso que es casi imposible ser ciudadano de Gótica y mantener la cordura. Porque lo que necesita la ciudad es un “nuevo pacto social” en dónde la brecha de la desigualdad se acorte y que la corrupción se elimine de una vez por todas. De seguro hemos escuchado eso antes.

Pero Batman no entiende de conceptos y algunas veces uno comienza a cuestionar el estado mental de nuestro héroe y que quizás esté tan demente como los villanos que enfrenta. O quizás su modo de ver la justicia es distinto al del común de las personas y es por eso que “se pone encima del resto”. Un millonario que se vuelve protector. Quien lo diría.

The Batman revienta la taquilla antes de su estreno - Cinemascomics.com

EN PALABRAS SIMPLES….

“The Batman” es la entrega que muchos estábamos esperando. Es un reboot excelente que deja contentos a los fanáticos de DC y también quiere acercarse a esa gente que está alejada del mundo de los superhéroes ofreciendo una película detectivesca, oscura y con un final esperanzador. Y también la película es esperanzadora. En todo sentido. Reeves queremos ver más.

Constanza Vera

26 veranos, inviernos o cualquier otra estación. Actriz. Algunas veces actuó, otras veces escribo, otras veces critico y cuando tengo suerte hago todo junto 🤭❤️.

Post Relacionados