Reseña | Pokémon Let’s Go: Pikachu y Let’s Go Eevee – Lo bueno, lo malo y lo extraño

 Reseña | Pokémon Let’s Go: Pikachu y Let’s Go Eevee – Lo bueno, lo malo y lo extraño

Al obtener la consola Nintendo Switch, una de mis primeras acciones fue comprar el “nuevo” (digo “nuevo” porque salió hace varios meses ya, pero aquí estoy, con juguete nuevo y muchas ganas de hablar de ello) videojuego de la franquicia Pokémon, el cual se ha convertido en el primer y muy esperado RPG para consola estacionaria de la saga de los monstruos de bolsillo: Let’s Go, Pikachu y Let’s Go Eeve.

El juego tiene sus pros y sus contras, aparte de cosas extrañas y malas jugadas que realizó Nintendo y GameFreak con sus accesorios complementarios y opcionales con la consola, pero aquí iremos desglosando los más notorios aciertos y errores de esta última entrega de la marca de Pikachu, producido por The Pokémon Company.

Como gran acierto, en el juego se tiene el factor de llevar a tu compañero Pokémon (Pikachu o Eevee) contigo durante toda la aventura, además de poder sacar a un monstruo adicional para que te acompañe o, si es de gran tamaño, poder montarlo y reemplazar así a las bicicletas y patines como método para ir más rápido.

Otro punto que se lleva a favor es la similitud en la historia con la de la primera generación de videojuegos (Rojo, Verde, Azul, Amarillo y sus remakes Rojo Fuego y Verde Hoja), pero dándose permiso para innovar con algunas subtramas y el postgame, el cual trae un nuevo y gran desafío que te hace llevar a tu equipo al límite.

Pero no todo es alegría y aciertos.

El gran problema de Pokémon Let’s Go Pikachu and Eevee es la captura de Pokémon, que se traduce a qué tan bien optimizados están los controles para hacer el movimiento del lanzamiento sin perder pokeballs injustamente, ya que el “sensor” de estos funciona a ratos, para luego actuar de forma extraña y aleatoria, lanzando pokebolas en direcciones a las que no apuntaste. Un tanto igual a Pokemon Go!.

El juego tiene opciones de controles para poder llevar al personaje: Mando izquierdo, derecho, Pokeball exclusiva o modo tablet.

Sin duda alguna, el juego está pensado para jugar de mejor manera en el modo Tablet o portatil, aun cuando la novedad es que es el primer RPG de Pokémon para consola de “casa”, porque realmente tienes el control sobre donde estás apuntando, haciendo que cada lanzamiento cuente.

Lo distinto de esta entrega, es el encuentro directo con las criaturas. Se deja de lado la aleatoriedad de las apariciones de Pokémon y los combates contra ellos, para tener que simplemente capturarlos a modo de “Pokémon GO”, con tiempo limitado y tantas pokebolas como puedas comprar, consiguiendo experiencia por cada nueva captura, haciendo un poco más sencilla la crianza de tu equipo. Esta característica no me convencía, pero en las primeras horas lo olvidas y sigues disfrutando.

También, un gran agregado para quienes nos ponemos la meta de capturar a los 151 ejemplares originales, aunque es algo extraño, es el hecho de poder traspasar criaturas desde nuestra cuenta de GO a nuestra Nintendo Switch. Aunque el juego pone trabas para conseguirlos, que a veces pueden ser muy molestas.

Sobre lo anterior, lo peor que pudo hacer GameFreak, es que te sea imposible conseguir a los 151 Pokémon de la región si no compraste la Pokeball exclusiva que contiene al legendario Mew. No puedes conseguirlo de ninguna otra forma, ni transfiriéndolo de Pokémon GO, por lo que el completar el juego en su totalidad, depende de cuánto dinero quieras invertir en él.

En general, el videojuego como tal es muy bueno. Te divertirá durante mucho rato y te dará muchos desafíos para completar, pero no es perfecto y está lejos de serlo, a causa, principalmente, su sistema de controles no está bien calibrado ni optimizado y las exigencias incongruentes están a la orden del día.

Esperemos que en su nueva entrega “Pokémon Sword” y “Pokémon Shield”, también para Nintendo Switch, aprendan de sus errores y no tomen las mismas malas decisiones que evitaron que este juego se volviese una gran joya de Nintendo.

Les dejo aquí el adelanto de las próximas entregas y recuerden: ¡Debes capturarlos a todos!

Benjamín Vásquez

Post Relacionados