Reseña| Mortal Kombat 11: El Kombate más estrambótico y sangriento que nunca

Anunciado en The Game Awards el año pasado y desarrollado por Netherrealm Studios, Mortal Kombat 11 se convirtió en un lanzamiento esperado por muchos fanáticos de la saga y de los videojuegos en general, que estaban ansiosos por conseguir una dosis más de ultraviolencia.

Es bien sabido que Mortal Kombat es sinónimo de sangre, violencia y, por sobre todo, brutalidad. Así que como buen adepto de esta franquicia preordené la edición Premium Digital (Premium por los DLC, Digital porque no estoy hecho de dinero), por lo que en La Máquina les dejamos el análisis desglosado de uno de los títulos más esperados del año.

|Te puede interesar: Reportajes| Mortal Kombat es inmortal: La evolución de una saga que ha marcado generaciones

Historia y Personajes

La trama, aunque es algo escueta, es de las mejores que ha ofrecido un Mortal Kombat hasta la fecha (teniendo como punto de comparación a Armaggedon y Shaolin Monks) y nos ayuda a acercarnos más a los protagonistas de esta, quienes deben enfrentarse incluso a ellos mismos para acabar con un nuevo mal: Kronika.

Esta guardiana del tiempo trae del pasado a aliados y enemigos, con el objetivo de reescribir la historia, acabando con los protectores del reino de la Tierra.

Hanzo Hasashi y Kuai Liang se lucen en el modo historia.

El roster de personajes jugables consta de 24 “kombatientes en el juego base, incluyendo a clásicos como son Scorpion, Sub-Zero, Raiden, y Liu Kang. También vemos regresar a aquellos que se ausentaron en la entrega anterior, como Kabal, Baraka, Skarlet o Noob Saibot. Además de estos, hay nuevas adiciones como Kollector, Geras y Cetrion. Y es en esta última que quiero centrarme por un momento.

Los 24 personajes del juego base más Shao Kahn, personaje de DLC

A pesar de que en los años de historia que lleva Mortal Kombat hemos visto a ninjas, militares, monjes Shaolin, cyborgs, magos, espadachines, criminales, emperadores, insectos y un vaquero, Cetrion se sintió muy fuera de lugar respecto a la historia y aunque tiene su trasfondo y razón de estar ahí, no termina de convencer.

Otro caso similar es el de Jaqui Briggs que, aunque estuvo presente en MKX, se desarrolla como un personaje muy plano y su lugar en el roster pudo ocuparlo otro personaje mucho más interesante, como lo serían Sheeva, Stryker o Ermac.

Netherrealm sigue sorprendiendo a sus fanáticos con 2 Fatality por cada personaje, alrededor de nueve Brutality por cada uno y un nuevo finisher: Mercy, que restaura algo de energía al enemigo para continuar con el combate. Es increíble la creatividad que tienen en el estudio para permitirnos acabar con nuestros oponentes de las formas más viscerales (y también cómicas en ocasiones) posibles.

Los deleito con uno de mis favoritos.

|Te puede interesar: 25 años de Mortal Kombat II: Cómo inmortalizar una franquicia|

Aspectos Técnicos

Sin lugar a duda, el punto fuerte de Mortal Kombat 11 es su jugabilidad, que abandona las variantes obligatorias por la opción de personalizar por completo a cada uno de los personajes, escogiendo nuestro propio set de habilidades especiales, apariencia y equipo.

Esto permite adaptarnos a nuestro propio estilo de juego, a excepción del modo competitivo, que solo permite el uso de variantes por defecto, permitiendo que los combates sean más fluidos y estratégicos dependiendo del jugador.

Asimismo, el hecho de implementar los Krushing Blow (movimientos especiales que infligen daño extra bajo ciertos requisitos), Fatal Blow (movimiento solo disponible cuando se tiene menos del 30% de salud y se puede usar una vez por partida, ya que causa daño masivo) y la división de la barra de energía en dos (una defensiva y otra ofensiva), dan un balance perfecto al momento de jugar (Thanos’s style), dando la fórmula de juego necesaria para este tipo de entrega.

Gráficamente, el juego es una maravilla y esto es necesario para Mortal Kombat, a causa de que uno de los principales atractivos son sus violentos Fatalities, así como la brutalidad de los combates. Y al ir por modelos de personaje más fotorrealistas (como en las primeras entregas) vemos cómo los combatientes tienen más expresividad y hasta un carisma propio que nos hace encariñarnos de cada uno de los personajes.

El doblaje original está muy bien logrado y ayuda mucho al momento de darle carácter a cada uno de los luchadores, aunque hay excepciones (Ronda Rousey como Sonya Blade deja mucho que desear). El doblaje al español latino, al igual que la entrega anterior, es regular, pero se pierde bastante comparado al original.

La pantalla de personalización

Rejugabilidad y Online

Uno de los modos más interesantes de MK11 es La Kripta, que lleva varios títulos de la saga siendo el principal medio de obtención de ítemes, pero que ahora se nos presenta como nunca antes vista.

Nos pone en la piel de un explorador misterioso, que llega a la isla de Shang Tsung en busca de riquezas y poder, pero que para conseguirlo debe enfrentarse a los misteriosos y hostiles entornos de la isla, brindándonos una experiencia que se siente como un juego totalmente aparte.

Una de las características más importantes en un videojuego de peleas es el modo online. Y en Netherrealm Studios esta vez se lucieron.

El modo online de Mortal Kombat 11 es increíblemente estable; las partidas, aunque sean a través de una conexión por Wi-Fi de dos líneas de señal, se perciben fluidas y con casi ningún “tirón” de lag que haga la partida injugable.

Pero como no todo es perfecto, el único problema del modo online sería el no poder usar las variantes personalizadas para el modo competitivo, pero se espera esto se solucione a futuro.

El valor de la rejugabilidad que tiene Mortal Kombat 11 va fuertemente vinculado a los modos online y la modalidad de Torres del Tiempo es uno de ellos. Este modo consiste en que varios grupos de torres que cambian con el tiempo a excepción de las Torres de Personaje (que nos permiten conseguir equipo para personajes específicos), Torres de Llave (que se desbloquean solo con llaves conseguidas en la Kripta) y El Reto.

El Reto es, sin dudarlo, de las torres más difíciles del juego, no por nada lleva ese nombre. Consiste en varias fases que aumentan su dificultad gradualmente al punto de ser frustrantes e injustas (como se puede apreciar en el vídeo de abajo), pero que al suponernos un verdadero desafío nos hace jugar incansablemente hasta llegar a la siguiente fase.

|Te puede interesar: 7 juegos que Jesús no querría que jugaras|

Mi experiencia jugando El Reto

Veredicto

Mortal Kombat 11 es, sin lugar a duda, uno de los mejores sino el mejor Fighter que llevamos este 2019; mejoró en casi todo aspecto posible y nos dejó una entrega que se espera se mantenga vigente por mucho tiempo. Las novedades que incluye lo hacen un videojuego realmente interesante. Y porque no solo sirven para libros e historietas, le da un lugar merecido en La Estantería de la Máquina.

|Te puede interesar: La Estantería: Moon Knight: El ascenso a la locura y el descenso a la oscuridad|

Mortal Kombat 11 ya está disponible para PS4, XBOX ONE, PC y Nintendo Switch

Felipe Gutiérrez

Alcohólico, hechicero, supervillano.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.