Reseña| John Wick 3: Parabellum, una decisión, una consecuencia

 Reseña| John Wick 3: Parabellum, una decisión, una consecuencia

¿Han escuchado alguna vez decir que las segundas y terceras partes siempre son malas? Que se acaba la imaginación y en toda secuela se ocupa la primera como enganche principal…Cuán equivocados están.

Pese a ser la tercera parte de una saga de películas de acción, John Wick 3: Parabellum se desliga de todo lo anterior. Es la guinda perfecta para continuar una atrapante historia que partió por allá en 2014, con ‘Otro día para matar‘, con un Keanu Reeves que estuvo en decadencia en su carrera actoral por varios años luego de diversos fracasos en el cine. Esta cinta llegó para reinvindicarlo y así lo demuestra en esta nueva producción de Summit Entertaiment.

John Wick, en la piel de Keanu Reeves, lo conocimos en su largometraje génesis como un asesino experto que se retira del mundo del crimen para poder vivir una vida junto a su amada esposa, quien falleció de cáncer. El único recuerdo que le queda de ella es un perro que le regaló, pero un grupo de integrantes de la mafia rusa cometen el error de robar su auto y matar a su perro. Esto lleva a que John retome sus armas y provoque una masacre para vengarse.

Esta tercera entrega -nuevamente de la mano del director estadounidense Chad Stahelski (V de Vendetta)– continúa justo donde terminó John Wick 2: Un nuevo día para matar, en la que sabemos que nuestro protagonista fue expulsado del hotel ”The Continental” por romper la regla número uno: matar. Él tiene que salir de la ciudad, teniendo tan solo una hora para ponerse a salvo antes de que lo busquen para matarlo.

John nuevamente se hallará en una situación de escape. Esta vez para salvar su vida, pues han puesto un precio a su cabeza: 14 millones de dólares. Eso sí, ahora se encuentra excluido y alejado de todos los servicios y del resto de miembros del Continental. Se le ve siempre con el mentón y la mirada sin miedo a nada, luchando por no morir. A pesar de tener una que otra herida, nada lo detiene.

Los perros en John Wick 3 Parabellum, la nueva entrega de la saga protagonizada Keanu Reeves & Halle Berry (y muchos canes)
Algo llamativo y particular de esta cinta, fue el protagonismo que se le entregó a los animales. En cierta escena -sin entrar necesariamente en spoilers-, se ve a John repartiendo puñetazos dentro de un establo, usando los caballos como armas de defensas, para salir del lugar arriba de uno, peleando- ya en la carretera- contra motoqueros. Una secuencia realmente apabullante y muy bien realizada por parte del director.

Además, cabe mencionar a los perros de acompañamiento y defensa que usan los personajes. De hecho, estos canes que finalmente aparecen en las grabaciones, fueron seleccionados tras cinco meses de pruebas para, posteriormente, ser entrenados para convertirse, de alguna manera, en actores de acción.

Imagen relacionada
Dándole un enfoque diferente, en esta secuela podemos ver cómo el empoderamiento femenino se hace notar. La cinta cuenta con la actuación de Angelica Huston como profesora de baile y de Halle Berry como una administradora de hoteles en Casablanca. Ambas toman el poder en las peleas y diálogos, además lideran el poder femenino durante el desarrollo de la película.

A pesar de ser una película de acción, donde la repartición de balas y cuerpos llenos de moretones son lo que le dan la esencia a la historia, sobre todo por el recorrido en el género por parte de Chad Stahelski en sus años como director, en esta cinta la exacerbación de escenas donde pelean los personajes y el alargue de estas secuencias, tienden a aburrir, ralentizar y desviar la historia.

Pero para quienes son amantes del derramamiento inescrupuloso de sangre, estarán en su éxtasis máximo.

John Wick 3 es una película hiper esperada, ultra violenta y mega sangrienta, que además de entretener, nos quiere demostrar que todas las acciones que realicemos y decisiones que tomemos -sean buenas o malas- tienen sus consecuencias.
Así como el protagonista debe pagar el precio por su actuar, nosotros nos podemos enfrentar a lo mismo, pero en diferentes magnitudes. Esta condición de acción/reacción no solo afecta a John Wick, sino que a todas las personas que le prestaron ayuda de una u otra forma, arriesgándose desde perder sus importantes lugares en la sociedad hasta sus propias vidas. Y aquello es el meollo de la trama.

Parabellum’ es una cinta de calificación R, que al igual que sus predecesoras, cuenta con un alto nivel de violencia y lenguaje vil en sus 130 minutos.

Si te gusta la acción, la violencia y el suspenso a flor de piel, es una película que debes ver… ¿será el cierre de la saga de John Wick?

La Máquina Medio

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.