Reseña| Hobbs & Shaw: hiper-acción, motores y hermandad

Es difícil llegar al cine dispuesto a ver ‘Rápidos y Furiosos’ y, ¡qué sorpresa!, no esté entre los protagonistas Vin Diesel. Los que crecimos con esta ‘movida’ saga, estamos acostumbrados a presenciar los imponentes vehículos, los exageradamente grandes músculos, los chistes -a menudo, un tanto descuadrados de la narración- y la característica calva de Toreto; sin embargo, esta nueva entrega spin-off, con apellido ‘Hobbs and Shaw’, no deja atrás esa esencia que da vida a la película, solo que esta vez con nuevos personajes que cumplen con dichas cualidades y por partida doble.

Por un lado, Luke Hobbs (Dwayne Johnson), agente de élite del Servicio de Seguridad del Cuerpo Diplomático de Estados Unidos, catalogado como el mejor rastreador. Por el otro extremo, Deckard Shaw (Jason Statham), un exagente de la Inteligencia Británica (MI6, para los amigos) y uno de los asesinos más temidos del mundo. Hobbs se unió a la historia en “Fast Five” (2011) y Shaw impactó en la última escena de “Fast & Furious 6” (2013), cuando acabó con la vida de Han (SPOILER NOT SPOILER).

Para empezar, estos dos personajes no tienen nada en común y desde que se conocen los golpes e insultos no han parado, cayendo en la clásica fórmula de la pareja dispareja, tópico recurrente en cintas de humor estadounidenses y en tragicomedias hollywoodenses, como lo fue con el último filme ganador del Oscar, ‘Green Book’ (2018).

Cuando un anarquista mejorado ciber y genéticamente, llamado Brixton (Idris Elba) se apodera de una peligrosa arma biológica, el mundo se ve de frente a una de sus mayores amenazas. En el instante en que Shaw se entera de que además Brixton ha derrotado a su hermana, una brillante e intrépida agente secreta del M16 , Hobbs y él no tendrán más opción que dejar su mortal enemistad a un lado.  No tienen otra oportunidad más que unir fuerzas, pues ellos son los únicos que pueden salvarnos de la catástrofe. ¿No les suena reiterativo?

Hobbs & Shaw

Si se es un seguidor acérrimo de la saga, sin duda la película encantará, puesto que es un cóctel de autos excepcionales (y millones volando), peleas que rozan lo imposible, locaciones extraordinarias y, como si los 18 años significaran una madurez dentro de los guionistas, un importante mensaje de vida que nos invita a valorar a nuestros seres más cercanos.

¡Alerta de spoiler! Si estás peleado o alejado de un hermano, invítalo al cine. No digas que no te lo advertimos.

Sin embargo y pese a que no necesita un público “experto” en la sala que haya visto las ocho películas anteriores, quienes la ven por primera vez tienen derecho a quejarse, pues la saga nuevamente flaquea en lo mismo hace, al menos, las últimas cinco ediciones anteriores: el argumento.

Está bien, solamente es ‘Rápidos y Furiosos’, quien va a verla no llega con más expectativas que ver autos, músculos, chicas sexys y peleas (que más que combates a veces parecen una coreografía de baile). Pero innovar y renovar la trama no le hace mal a nadie.

¿Para qué hacerlo?, dirían los productores.

La última entrega (Rápidos y Furiosos 8), estrenada en abril de 2017, tuvo una de las críticas más duras en cuanto a su argumento, en especial por lo fútil que es la base de cada una de las acciones desarrolladas en una historia que se nutre principalmente de los efectos especiales y la alta velocidad, convirtiéndose en una cinta inocua y poco innovadora; no obstante, aquello no evitó que fuera la segunda película más taquillera del año al recaudar más de mil millones de dólares alrededor de todo el mundo.

Hay que resaltar, igualmente, que este primer spin-off de la saga es el largometraje más compuesto por comedia y humor, sin tanta acción desmesurada, en especial por la relación de Hobbs y Shaw… Arma mortal… ¿dónde?

Y a pesar de que el filme nos promete peleas, acción y escenas de violencia, hace unos días, Dwayne Johnson -Luke Hobbs- compartió en su cuenta de Instagram que también se trata de una película familiar, ya que durante un momento de la cinta presentará a su familia en Samoa Occidental, específicamente a sus cuatro hermanos.

https://www.instagram.com/p/BtKLFrVhrcd/?utm_source=ig_embed

”En Samoa tenemos un dicho que significa todo para nosotros, que: ‘Ou te le tau to’atasi ae matou te tauf fa’atasi’, que significa: ‘cuando luchas contra uno, luchas contra todos nosotros”’.

Sí, es innegable que esta entrega intenta -a través de su villano- entregar una base, argumento y final concreto y algo (no mucho, en realidad) distinto a lo que hemos visto, pero si se quiere llegar a un público mayor y aspirar a más que “solamente” miles de millones de dólares, se debe tener una  solidez mayor a la hora de escribir un guion sobre dos calvos musculosos en sus futuristas autos tratando de -una vez más- salvar el mundo.

La Máquina Medio

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.