RESEÑA | Avantasia – Moonglow

¡La espera acabó! El nuevo disco del supergrupo alemán liderado por Tobias Sammet, Avantasia, ha sido lanzado con el nombre de Moonglow, acabando con la anhelada expectación de todos los fanáticos del power y symphonic metal. Y, por supuesto, en La Máquina tenemos una reseña completísima de cada detalle de esta publicación.

Tobias, quien además de ser el genio creativo detrás de este proyecto (que ya lleva 8 discos editados hasta la fecha), sabe generar muy bien el interés a través de sus redes sociales, interactuando con sus seguidores con el humor clásico que se le conoce desde Edguy (si alguien a esta altura no lo sabe, su banda “principal”), confirmando a los vocalistas invitados que darán fruto a este nuevo trabajo lleno de magia y fantasía al estilo que solo Sammet puede entregar.

 

El álbum comienza con Ghost in the moon, un tema que empieza a tomar forma desde el principio, partiendo con Tobias cantando sobre un fino pero alegre piano de fondo. En esta ocasión, él es la voz principal al igual que la canción que abre su anterior disco (Mystery Of A Blood Red Rose, del Ghostlights, 2016), el estilo AOR que tanto gusta a Sammet, quien lo incursiona y funciona, siendo una introducción al viaje a través de “Moonglow”, con un estilo muy similar a Mystery Of A Blood Red Rose.

La diferencia radica, entre ambos, en la extensa duración (9:52) para ser un tema que abre el disco. No obstante, no le juega en contra porque con los arreglos orquestales y vocales (recordando al cantante Meat Loaf), el tema va preparando al oyente de lo épico que se vendrá después; quizás a algunos fanáticos les parezca que sobran minutos, pero al repasarlo atentamente es una buena y aceptable introducción a lo que se viene.   

La siguiente canción arremete con toda la fuerza y velocidad power metal, del cual se asocia a Avantasia, y los invitados de lujo en este tema lo convierten en una de las mejores del disco.

En Book Of Shallows, segundo tema del disco, comienza cantando Tobias dando paso a Hansi Kürsch de Blind Guardian, una verdadera leyenda reconocida del power metal; llegando al coro se integra Ronnie Atkins, que es un viejo conocido en Avantasia. Su elongación vocal rasposa (que recuerda a David Coverdale a veces) usa la técnica vocal llamada “Curbing” que emplea en su banda Pretty Maids.

Siguiendo la canción, se integra otro gigante de las voces del metal: Jørn Lande que, si bien ya ha estado colaborando para Avantasia, su voz sonará potente en donde sea, no por nada se dice que puede ser el Roonie James Dio de esta generación (con todo el respeto que se merece Dio) y siempre hará un gran trabajo.

Pero la sorpresa llega poco antes del minuto 3: Mille Petrozza, voz de la banda de thrash metal, Kreator, le da el toque más “tarriento” a la canción, con guitarras de fondo agresivas mientras va cantando se une con la velocidad y tonos altos de Tobias Sammet (recordar que Petrozza ya había colaborado con Tobias en el tema Mysteria de la banda Edguy). Todos estos elementos hicieron un espectacular sonido para todo aquel que piensa que Sammet dejo el power metal de lado.

 

Si bien es cierto que los últimos trabajos de Edguy y específicamente de Avantasia, el sonido del power metal veloz, con doble bombo y las voces altas de los ‘90s han ido desapareciendo, Tobias evoluciona, pero no deja ciertos elementos de lado, complementando con su gusto por el hard rock melódico.

El tema homónimo Moonglow es último single que incluye un videoclip y la siguiente en el disco. La “fórmula” de Tobias es siempre sacar la canción más pop del disco para el video, lo hizo con “The Mystery Of Time”, “Ghostlights” y en este disco no fue la excepción.

A pesar de ser un tema más calmado y que la melodía fácilmente podría ser el soundtrack de alguna película de Disney, la dulce voz de Candice Night, vocalista de la banda del ex Deep Purple, Ritchie Blackmore, Blackmore’s Night, es tan atractiva que termina por agradar el tema a medida que se va escuchando y quedando en la mente. Sammet siempre acierta con las musas las cuales compartirá junto a su voz, aunque les deje siempre solo una canción.

La siguiente entrega es un verdadero tesoro del álbum. Tobias es experto en componer piezas de larga duración y esta canción es una de sus grandes obras maestras tanto de este álbum como de su carrera: The Raven Child.

Ya conocida por ser el primer single del álbum, nos muestra toda la experimentación y cambios de tiempo que quedaron perfectas armónicamente, comienza con guitarras acústicas y un teclado que le da una épica ambientación con nuevamente Hansi Kürsch cantando. El sonido inicial es muy Blind Guardian, cuando agregan guitarras unplugged y temas más calmados.

A medida que el tema avanza, se les une el dueño de casa, Tobias Sammet, y Jørn Lande, con esas tres voces juntas ya está la calidad de interpretación, agregando toda la instrumentación y distorsión, pudiendo ser la continuación de otro tema épico de sus discos anteriores, The Scarecrow homónima, pues tiene varias melodías que recuerdan dicho tema y el aumento de tiempo con Lande y Sammet cantando en el minuto 9:30 hasta el final rematan con el que podría ser. Sin duda, es el tema más original del disco.

Ronnie Atkins toma el micrófono, haciendo un dúo bien heavy con Sammet en el tema que suena a continuación: Starlight, canción que posee un coro bien “oreja” y alegremente energético por la mano de Tobias. La estructura es simple en la canción con un pausado interludio para terminar con ese metal más melódico del cual ya conocemos, sin dar la sensación de que está rellenando.

Invincible es la única balada que tiene el disco; está repleta de emociones que trasmite es dúo vocal de Sammet y Geoff Tate, que se integró en la familia Avantasia en su disco predecesor, este artista, quien alguna vez fue cantante de Queensrÿche, es otro gran acierto que incluye Tobias por su gran versatilidad y, de verdad, encanta escucharlo en este tipo de baladas, donde las dos voces y el piano de fondo es más que suficiente en este tipo de composiciones.

Al ser Invincible el tema más corto del disco (3:07), se puede tomar como una canción introductoria a Alchemy, ya que ambos vocalistas, Geoff Tate y Tobias Sammet, continúan tras los micrófonos, pero esta vez con un tema más power y que por el riff principal recuerda mucho a Master Of The Pendulum, de su anterior disco, con tintes más progresivos que se desenvuelven en toda la canción, lo que es el perfecto ambiente para Tate, quien muestra toda su habilidad vocal acompañado siempre del buen Tobias.

En The piper at the Gates Of Dawn, es otro tema donde vuelven algunos elementos del power metal post metal ópera. Aquí cuentan con las voces de Atkins, Lande, Eric Martin (de Mr. Big), quien también es un clásico en Avantasia, Bob Catley quien ha prestado su voz en todos los discos del proyecto de Sammet no podía estar ausente y Geoff Tate, además de Tobias Sammet, un tema que fusiona el rock melódico, pero con el power metal feliz característico de una forma pareja, tal como se escucha en la producción.

 

Luego se escucha Lavender, donde vuelve ese sonido AOR que a esta altura del disco (y del trayecto de Avantasia) no sorprende, sin embargo, el coro es bien pegadizo a cargo de Bob Catley y Tobias Sammet, con un ritmo optimista y alegre que preparan rápidamente para lo siguiente.

Uno de los puntos más altos del disco viene casi al término de este, con el tema Requiem For A Dream (mismo nombre de la cinta dirigida por Darren Aronofsky), aquí aparece uno de los personajes más queridos por la escena metalera que es Michael Kiske (cantante en Helloween, Unisonic, Place Vendome, etc..); con su voz tan reconocible por sus también múltiples colaboraciones con Avantasia, todos conocemos el rango vocal que Kiske explota y es bueno que en esta canción Tobias no lo haga cantar exageradamente alto en todas las secciones, como ocurrió en el disco Ghostlights, manteniendo un equilibrio donde hasta los instrumentos tienen su momento de brillar, un tema que trae de vuelta el power metal puro, de manera fresca y atractiva con dos vocalistas iconos en esta materia, el dúo Kiske/Sammet.

El humor de Tobias Sammet no solo se muestra en las presentaciones en vivo, sino que en los discos siempre suele incluir algún tema “extraño” como broma, esta vez agregó el muy conocido cover de Michael Sembello, Maniac, conocida por ser parte del soundtrack de Flashdance, (esta costumbre no solo ocurre en Avantasia, en la última producción de Edguy su jugarreta fue Rock Me Amadeus, de Falco).

Allí se muestra la versatilidad que tiene Tobias, además de su gusto por la música ochentera, como lo es en este caso el synth pop/new wave. Es un entretenido cover junto a otro grande del “humor”, Eric Martin que sale de la historia de Moonglow, pero con el sonido más heavy, lo extraño es que el tema no es un bonus track, sino que está de titular en el disco, es el extravagante humor de Sammet y por lo menos nos divirtió por unos minutos terminando el disco.

 

El que sí es un bonus track en la edición limitada, es Heart. En una entrevista, Tobias señaló que es una especie de influencia de uno de sus grupos predilectos, Journey y que su estilo vocal en la canción es un tributo a Steve Perry (exvocal de Journey). La verdad es que logra captar recursos de Journey como el teclado y las guitarras.

Comentando también lo bueno que es Tobias haciendo este tipo de tributos a sus influencias, con Edguy sorprendió el 2014 con Aychim In Hysteria, esa vez a los británicos Def Leppard, donde parecía una canción de ellos, bien ahí Tobias.

A fin de cuentas, Moonglow es superior al anterior Ghostlights por poco, ya que claramente va por la misma línea, con invitados conocidos y nuevos, aunque poco protagónicos como Mille Petrozza y Candice Night, quienes pudieron haber tenido más secciones cantadas. Estos hacen que el disco, naturalmente, se reproduzca sin quedar tedioso y con ganas de escucharlo una vez más para formar una opinión final.

Si bien no todas las canciones dan para ser clásicos, es un buen trabajo considerando el sonido que Avantasia tiene en estos días, así que quizás te decepciones si esperas una tercera entrega de los clásicos metal óperas en sus inicios, pero si sabes disfrutar y entiendes lo que ha estado haciendo Tobias últimamente quedarás contento y ansioso por esperar a verlos en vivo el 29 de mayo en Chile.

 

Canciones recomendadas: Book Of Shallows, Moonglow, The Raven Child, The Piper At The Gates Of Dawn, Alchemy y Requiem For A Dream.

 

La Máquina Medio

Post Relacionados