‘Parecíamos eternas’, de Romina Reyes: Una mirada sobre la lesbofobia y la heterosexualidad obligatoria

 ‘Parecíamos eternas’, de Romina Reyes: Una mirada sobre la lesbofobia y la heterosexualidad obligatoria

El futuro nunca será tan bueno como lo que ya pasó“. “Parecíamos eternas” es el cuento de la escritora y periodista chilena Romina Reyes, recién publicado a través de la iniciativa editorial lésbica Hambre, que incluye los dibujos de la ilustradora y diseñadora chilena Violeta Cereceda

https://www.instagram.com/p/CECT7qFJNlY/

Romina Reyes trabaja en diversos medios como periodista freelance. Además, ha publicado Reinos (2014) y Ríos y provincias (2019) con editorial Montacerdos.

Debo confesarles, en primera instancia, la gran emoción que sentí cuando recibí el DM de la Editorial Hambre, ya que soy abiertamente fan de Romina, a quien vi y escuché por primera vez en la presentación del libro PIÑEN de Daniela Catrileo. A ella no la he dejado de leer desde hace un tiempo y ya sabía que quería reseñarla desde que comencé a escribir aquí.

“Este texto lo escribí hace muchos años. Y se trataba de ellos. Pero toda la vida se ha tratado de ellos. Así que los borré. Ahora se trata de nosotras. Se lo quiero dedicar a mis compañeras del colegio; mucho de lo que soy se debe a ellas”, explica la autora en el epígrafe que da inicio a este cuento que retrata la complicidad entre un grupo de adolescentes que buscan su identidad entre la opresión y lesbofobia de su colegio, durante las históricas tomas de la Revolución Pingüina en Chile (2006 – 2007).

https://www.instagram.com/p/CH8qI3hpq0n/

El lugar donde está situado este relato es un liceo de niñas al que vienen chicas de distintos puntos de Santiago, haciendo de este recinto un punto de encuentro de diversas realidades territoriales, políticas y de clase, quienes se ven obligadas a ser categorizadas -tempranamente- de mejores (biólogas y matemáticas) a peores (las humanistas).

Este fanzine “Parecíamos eternas” se centra en las peores y está narrado en primera persona con una voz que logra rescatar la estética tanto del lenguaje como de la época, a través de imágenes preciosas que se terminan de completar gracias a las ilustraciones, como una de camiseta de panty, que me recordó la extraña sensación de llevar puesta esa ajustada prenda, a la que le confeccionaba un hoyo en el dedo gordo para ser lo suficientemente “Emo”, como las chicas de Kudai.

Este atractivo fanzine cuenta además con una playlist en Spotify curada por la misma autora, para que te sumerjas en el universo sonoro de sus personajes, compuesto por artistas como Miranda, Javiera Mena, Depeche Mode, entre otres.

Romina es, sin duda, una de las plumas más relevantes y arriesgadas de la nueva literatura chilena, a quien tienes que leer para saber que se ha venido registrando del universo Millennial de mujeres jóvenes clase-media que tan bien sabe retratar, poniendo al centro de su discurso a las mujeres, los afectos, la amistad, la ternura y la heterosexualidad obligatoria, la cual nos ha generado tanto dolor.

Aquí en “Parecíamos eternas” hay mujeres que le declaran su amor a otras mujeres, mujeres que se niegan a esa posibilidad de amar, mujeres que temen, mujeres que se besan en los baños del colegio, mujeres que se abrazan, mujeres que ríen, lloran y gritan de rabia. Mujeres que inician una revolución. Mujeres que se quieren liberar de las imposiciones de la casa, de la iglesia, de la tele, de la publicidad, del colegio, etc. Y ¿qué les imponen? La idealización del amor heterosexual, una forma heterosexual de amar, de desear, de querer y hasta de odiar-se.

¿Por qué es tan peligroso que mujeres amemos a otras mujeres? ¿Qué nos hacen temer? ¿Qué temo?, son las preguntas que me quedan dando vuelta en el cuerpo luego de leer y mirar las ilustraciones de este maravilloso Fanzine.

Fotografía de Editorial HAMBRE

La primera edición de “Parecíamos eternas” consiste en 60 publicaciones hechas a mano con detalles que expanden el relato. La publicación está a la venta desde el domingo 22 de noviembre, a través del Instagram de Hambre por $6.000. 

PUEDES LEER UN ADELANTO AQUÍ.

Belén Herrera

Soy actriz, lectora y cinéfila por vocación. Amo las letras y como suenan los dedos contra el teclado cuando hay urgencia.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *