Entrevista| Mera: el sureño que viaja por Chile conquistando corazones

 Entrevista| Mera: el sureño que viaja por Chile conquistando corazones

Eduardo Mera (32), más conocido por su nombre artístico Mera, es oriundo de la lejana isla de Chiloé, al sur de Chile, y criado en la ciudad de Chillán. Egresado como odontólogo, en 2013 toma su guitarra y en conjunto de su gran amigo, Alejandro Salazar, comienzan la travesía puerta por puerta para dar a conocer su música en un país donde las oportunidades no sobran.

Tocando en pequeños lugares de la angosta faja de tierra y entregando sus demos, empezó a escalar en el mundo de la música, de esta manera dando a conocer el que sería su más grande sencillo hasta la fecha: “Me voy de viaje solito”.

El compositor presentó su single en 2017, fecha en que fue número uno en reproducciones de Spotify en nuestro país y se ubicó en los primeros lugares a nivel latinoamericano. Podemos destacar que en la actualidad, su video musical posee más de 1.900.000 de visitas y no cabe dura de que seguirán aumentando y, con ellas, su carrera como músico.

Con sus letras llenas de amor y energía, el cantante, radicado en Concepción, nos relata sobre la vida y el viaje que consiste esta. Su música de género pop/rock alegra el día a todas las personas, sin importar la edad o sexo, según él mismo ha comentado.

En 2014, Mera lanzó la canción “Por favor”, para que un año más tarde estrenaraBulevar, single que le da el puntapié para su disco debut homónimo en 2016, con 12 canciones escritas por el artista y producida por Alejandro Contarini.

Sobre esto y más habló el cantautor chileno con La Máquina: su nacimiento como artista, su viaje en el mundo de la música y, además, su punto de vista y experiencia luego de los acontecimientos vividos en el país los últimos meses.

Al igual que no se perdió la oportunidad de hablar sobre el estreno de su canción “Me voy de viaje solito” remix y las próximas metas a realizar para este 2020.

El viaje

Eres de Chiloé y luego viviste en Chillán, ¿qué hizo que un chico sureño quisiera dejar la paz de allá, tomar su guitarra y viajar?

La paz de allá nunca la he abandonado, más bien siempre estoy viajando a esas tierras y rellenar energías. Siento que es un lugar tranquilo al que siempre vuelvo. Por mí, no hubiera salido de Chiloé, feliz me hubiera quedado cuando pequeño, y es por ello que espero en futuro no muy lejano volver y quedarme de forma permanente en esa tranquilidad. El sur tiene una magia y una energía que te llena, es un lugar necesario en mi vida para cuando estoy con las pilas bajas y así volver renovado.

¿Y este lado artístico nació en tu infancia en aquellas tierras sureñas o fue después?

Nació desde que era un niño. Primero, mis padres me regalaron una guitarra que no tomé atención para que luego a la edad de 14-15 años una tía me regalara una y desde ahí empieza mi relación con el instrumento, al igual que el conocimiento de grandes héroes de la música, fijarme en sus conciertos, la energía que transmitían con la gente es muy poderosa y yo esperaba tener una conexión así. Sin embargo, las primeras veces que traté de tener una relación con el público me pifiaron, pero seguí siempre con la cabeza en alto, muy persistente y comencé a tocar en Chillán en diferentes lugares hasta que logré esa conexión, una que sin duda me marcó para siempre y nunca la olvidaré; es algo que siempre estoy buscando a parte de la música en sí, esa relación es la que te mueve como artista, tocar, expresarte y llegar a las personas.

Algo que llama la atención en un principio es tu nombre artístico: ¿Por qué elegiste tu apellido?

Fue porque en su momento era la pregunta de que uno siempre tiene: ¿Y cómo te vas a poner? Pero a fin de cuentas, toda la vida me han dicho el Mera, mi apellido, porque es cortito y fácil de recordar, en ese momento me di cuenta de que ese era yo y no otro, es natural y me siento muy cómodo con que sea mi nombre artístico; fácil y corto de recordar, es una “Mera” coincidencia y mi música es eso, proyectar sensaciones cálidas y simples… Además me pueden confundir con la esposa de Aquaman, así que está todo bien.

¿Cuál fue tu primera impresión luego de salir de la isla a probar suerte con tu música?

Si bien ya había hecho música de manera amateur, no sabía cómo funcionaba el sistema de manera profesional. Me mudé a Santiago con la intención de hacer música, cantaba y tocaba la guitarra, pero mi mejor cualidad era mi capacidad de hacer canciones. Por lo que llegué en el 2013 a la feria Pulsar, la feria de la música, buscando una oportunidad dado que yo no venía de este mundo y no tenía idea cómo funcionaba, para mí era desconocido; fui parando en cada stand y preguntando qué hacer con mis canciones, la gente me miraba raro, dado que encontraban extraño que un tipo llegara genuinamente a preguntar, pero hay personas que me recibieron bien, me dieron contactos, tarjetas y hasta el día de hoy me acompañan. Ahí entendí que esto es harto más complejo que tomar la guitarra y cantar, hay mucho más que eso. Sin embargo, el tiempo es de uno y solo queda disfrutarlo.

¿Siempre ha sido el pop tu estilo predilecto de música?

Cuando era más joven tocaba metal, pero siempre me he inspirado más en Juanes, Los Bunkers, etc. Me empezó a atrapar el estilo caribeño, música urbana y es eso me tiene tan contento. “Me voy de viaje solito” Remix tiene ese toque. Encuentro que es importante ir variando y darle una oportunidad a los nuevos géneros. Próximamente, sacaré un tema con algo de trap y es algo que me pone muy feliz. Con que siempre se tenga en claro quién es y qué quiere comunicar, hay que mantener la esencia.

Hablando sobre tus canciones más exitosas, ¿cómo te sentiste luego de ver el gran recibimiento que obtuvo “Me voy de viaje solito”?

El éxito es relativo. Sin embargo la canción sonó y sigue sonando bastante, la lancé en diciembre de 2017 y luego de casi 3 años siga en las radios, me da para pensar que la canción llegó a muchas personas y eso lo que me mantiene tan contento y orgulloso. La canción transcendió en el tiempo y sigue vigente a pesar de la competencia. Me di cuenta de que la canción era escuchada cuando fui a tocar a Valparaíso con mi amigo, Alejandro Salazar, y a pesar de que nuestra música no pintaba mucho con el lugar, la gente empezó a sacar sus teléfonos para grabar y ahí nos dimos cuenta de que la canción alcanzó muchos lugares en Chile.

El estallido social

¿Cómo crees que ha influido tu música en las personas a pesar de los acontecimientos en la actualidad?

Lo que pasó es súper histórico e importante; las personas jóvenes tomaron la iniciativa y dijeron basta a una serie de abusos que se han cometido durante años. Las pensiones, sueldos, calidad de vida y una desigualdad abismante son algunas cosas que deben cambiar, es inmoral y yo creo que, en este caso, la música es un bálsamo y que no se puede hacer revolución sin alegría. Están pasando cosas, pero no podemos perder las ganas de vivir aunque las cosas se vean difíciles y se estén cayendo a pedazos. Mi música trata de que se cree una revolución más bien interna, del tener una buena energía para seguir luchando por lo que es justo, es revisar que estés bien y apañar durante los problemas que se puedan estar viviendo actualmente.

¿De qué manera te afectó como músico la revolución de octubre?

Me removió mucho, ayudó a sentirme contento con lo que estaba comunicando y me hice el trabajo de introspección. Hay distintas voces y no hay nada de malo en entregar una brisa alegre en lo que está sucediendo, algo que te haga sentir contento dependiendo el contexto, pero siempre entendiendo que las luchas que se entregan son justas y hay que pelearlas, sin embargo no por eso vamos a estar tristes.

Si pudieras dar un mensaje de aliento con lo que sucede en nuestro país estos días, ¿cuál sería?

Hay que seguir apañando, no hemos ganado nada, pero si bien es difícil luchar y avanzar, hay que mantener un espíritu inquebrantable y una forma de hacerlo es luchando con música que a la vez te haga feliz.

El futuro

El futuro está a la vuelta de la esquina, así que ¿cómo te ves a ti y a tu alrededor en 10 años más?

Me veo con la misma o más energía de ahora y siempre manteniendo el entusiasmo de crear proyectos, no sintiendo que ya terminamos nuestro trabajo por el tiempo que corrió, sino que seguir realizando más cosas y no parar. Siempre hay que generar cosas nuevas, no quedarse estático y parar para luego deprimirse. Quizás esté viajando o no sé, pero siempre haciendo cosas nuevas, siempre en movimiento.

¿Qué veremos de Mera este 2020?

Nos proponemos lanzar por lo menos una canción cada dos meses de distinto tipo. Quiero compilar todo y crear mi disco formal con su lanzamiento en vivo alrededor del segundo semestre de este año. Pero sobre todo, de alguna manera, tratar de dar a conocer mi nombre y no solo ser el que canta “Me voy de viaje solito”. Al no ser tan conocido, han creído que hago covers de la canción, que no soy chileno, etc. Demostrar que tengo más canciones que esa y darme a conocer como artista.

¿Cuál es tu meta más próxima a realizar?

Me entusiasma mucho el compilado de canciones, el lanzamiento es importante. He tocado en eventos, pero esto es algo que tengo pendiente en mi lista. Por lo que, ojalá, cuando vea esta entrevista en un año más pueda decir “lo hice”.

Revisa nuestra última entrevista:

La Máquina Medio

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.