Claudio Paredes, diseñador chileno: “Mi idea es reactivar la industria nacional”

PH: Tom Chenette para revista digital vistelacalle.com

Con tan solo 37 años, este diseñador de moda espera seguir sorprendiendo a todo un país. Oriundo de Santa Cruz, Claudio Paredes ha demostrado ser un profesional completísimo. Es egresado del Instituto Crearte de Santiago, en donde también forma parte como docente en la actualidad.

Ha pavimentado un camino de mucho trabajo, sacrificio y, por supuesto, éxitos. Ha sido entrevistado por revistas internacionales y reconocidas como Vogue; ha traído la impresión 3D para los diseños de vestuario; quiere incursionar en el maquillaje, lo que no es fácil en el diseño, y también sueña con ser parte de la industria nacional como un referente.

El actual director de arte en Merced Productora, nos cedió parte de su agenda para conversar un poco de lo que ha sido su trabajo en este último tiempo y de los increíbles proyectos que está por comenzar.

Como ya sabemos, eres actualmente docente del Instituto Crearte, impartiendo diversas clases y workshops; sobre la base de esto, ¿cómo ha sido la faceta de profesor?, ¿te acostumbras a que te llamen así?

  • Sí, me acostumbré. Ha tenido como dos o tres caras, la primera fue cuando entré a trabajar al Museo de la Moda, estuve dos años en el área educativa, en este caso haciendo guías, es decir, explicándoles a las personas las piezas que componían la exhibición. De alguna manera, eso me sirvió para ir explicando el contenido, ya que al trabajar con alumnos de escuela, empecé a darme cuenta que me gustaba el tema de ir enseñando. Después de eso, entré a trabajar a IK (escuela de moda). Recuerdo que la experiencia no fue muy buena, pues no me sentía cómodo con los módulos, por ejemplo, tenía uno de economía y eran cosas en las que yo no me manejaba tanto, sin embargo me gustaba más el tema de la historia de la moda, el diseño, la ilustración. Volví a postular como docente al lugar donde había estudiado, y ahora sí que la experiencia ha sido muy gratificante, he tenido muy buen “feeling” con lo alumnos, también he sido evaluado muy bien por ellos.

¿Te tomaron cariño?

  • La verdad es que sí, ya que están súper estimulados conmigo. Al ver que trabajo en moda, mostrarles mi trabajo, contarles mis experiencias, etc., hace que estén conectados con uno. Además, estoy haciendo otros workshop más pequeños, por ejemplo en la sexta región, que incluye talleres para mujeres que son dueñas de casa y que les guste la moda.

El maquillaje siempre lo hemos visto como un complemento importante en la moda, por algo muchos diseñadores han intentado involucrarse mucho más en esto, con el fin de que todo tenga una homogeneidad al momento de presentarse, ¿cómo ha sido en tu caso el “reencantarse” con el mundo del maquillaje y la cosmética?

  • La verdad es que siempre fue una inquietud; siempre me gustó la belleza en general. De pequeño peinaba, maquillaba o arreglaba a mi hermana. Después hubo un momento en que intenté trabajar en el maquillaje, postulé muchas veces a marcas, pero la ansiedad me jugaba una mala pasada, entonces al final nunca logré entrar a una, me frustré y lo dejé. De los 6 años que llevo trabajando en moda, he tenido la oportunidad de trabajar con grandes maquilladores de nuestro país, como Iván Barría, Veronica Mónaco y Poli Picó, eso me daba ganas de tocar el rostro de la modelo y comenzar a maquillar. Entonces, fue ahí cuando decidí comprar maquillaje, comenzar a practicar desde lo básico. Luego, nace la oportunidad de hacer unas colaboraciones con agencias de modelos, eso fue lo que me soltó más. Aunque la moda me da cierta libertad, todo lo contrario con el maquillaje que se rige bajo ciertos parámetros.

¿Será posible, entonces, que quizás veamos pronto una línea de maquillaje por ti, algo así como Paredes Beauty?

  • De hecho es la idea, incluso he estado en conversaciones con una empresa española que me estaría dando esta oportunidad de crear esta línea propia de cosméticos, partiendo con labiales y sombras.

¿Hay algún nombre pensado ya para la marca?

De hecho tendría mi nombre y justamente el “beauty”.

Claudio Paredes, en exclusiva, señaló que su sueño es ser ojalá el primer diseñador chileno que tenga su propia línea de cosmética y perfumes: “siempre he pensado que mi marca debe tener desde calzado hasta maquillaje”.

PH: UTEM

Claudio, fuiste uno de los primeros diseñadores nacionales que comenzó a trabajar y a dar a conocer el vestuario con “impresión 3D”, ¿nos podrías explicar en palabras sencillas de qué se trata esto?, ¿por qué se decide implementar esta tecnología en la industria de la moda?

  • La verdad es que fue una invitación de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), específicamente del laboratorio ProteinLab, esto con el fin de insertar esta tecnología a diversas áreas nacionales y algo que precisamente no habían hecho era trabajar con moda. Justo coincidió con la idea de que yo quería hacer fabricación digital. En el fondo, el tema de la impresión 3D y del corte láser es ocupar elementos digitales para fabricar vestuario, que se pueda conseguir generar elementos que no existen, por ejemplo, nosotros creamos hebillas de cinturones, pasadores; cosas que de repente en Chile no las encuentras con facilidad. Aparte ocupamos ciertas tecnologías para generar prendas inteligentes, por ejemplo, los lilypad (componentes electrónicos) tenían sensores de iluminación, dependiendo de la luz que había en el ambiente se encendían o tambien guantes con sensor de movimiento .

Hace un tiempo atrás comenzaste con un proyecto audiovisual llamado “Hacer Moda”, el cual es una webserie documental sobre la moda chilena, ¿nos podrías comentar de forma detallada el objetivo de esta idea y cómo nace finalmente?

  • Llevo un tiempo incursionando en cine y trabajando con esta productora de nombre Merced. Sentí, en un momento, que tenía una deuda con la moda nacional, pero quería abarcar muchas cosas, entonces se me ocurrió esta idea de crear un programa que seguimos montando, pues solo se lanzó el tráiler, ya que estamos buscando patrocinadores, porque es muy costoso el asunto de producción. Pero ya tenemos grabada la primera temporada, la idea es justamente entrevistar a todo tipo de personajes de la moda nacional, desde diseñadores hasta modistas.

Aparte de ser un gran diseñador, también eres un gran descubridor de “diamantes en bruto”, ¿de dónde nace esta idea de invitar a personas que ves en la calle o en el cine , a que intenten incursionar en la industria de la moda como modelos?

  • Como te comentaba, me gustan todas las áreas de la moda, desde el modelaje hasta la producción de la misma. Muchas agencias de modelos me habían invitado a hacer scouting (exploración) y siempre me pasaba que cuando iba caminando por la calle, veía a personas con cierto potencial, que no necesariamente tiene que ver con ser “lindas”. Entonces, uno va desarrollando ese olfato que nos va diciendo si esa persona funcionaria bien en cámara, por ejemplo.

¿Te dicen que sí de inmediato cuando les propones la idea?

  • No, incluso, a veces cuesta, de hecho el último chico que elegí era un residente haitiano, aunque primero me fijé en su novia que era la que realmente me interesaba, pues poseía una belleza impactante. Me acerqué, y conversamos, finalmente me di cuenta de que él también tenía potencial y trabajamos juntos.

¿Cuál es el sentimiento que te invade cuando ves tu trabajo terminado?

  • Me pasa que cuando uno lleva tanto tiempo trabajando, pierde la sensación del gusto. Pero es sumamente gratificante estar vistiendo a la modelo y, de repente, después verla frente a la cámara y decir: esto está bien, esto mal y cuando lo ves en la foto, es más increíble todavía, porque hay un proceso enorme de todo un equipo. Lo mismo cuando veía una noticia mía impresa, siento que tengo esa percepción romántica. Recuerdo esa vez que me publicaron en la revista Vogue, ese momento cuando la compré, la abrí y poder verme, solo grité de la alegría. Tener ese archivo en casa para decir; aquí está mi trabajo, es una sensación única. – En este momento si hacemos un ejercicio de prospección, ¿cómo se ve el diseñador Claudio Paredes en 10 años más?- Que difícil, y es chistoso porque pensé que me iba a morir a los 38 -lo comenta riendo- siento que me falta una solo cosa por hacer, que mi marca sea internacional, o sea poder expandirme, y reactivar la industria nacional.
PH: vistelacalle.com

La Máquina Medio

Post Relacionados