Irací Hassler, alcaldesa de Santiago: “Necesitamos una economía que se haga cargo de las personas, circular y feminista”

 Irací Hassler, alcaldesa de Santiago: “Necesitamos una economía que se haga cargo de las personas, circular y feminista”

Su nombre significa “reina de abejas”. Lleva un poco más de 8 meses en el cargo, pero ya se mueve como una auténtica reina por los pasillos de la municipalidad, y por cada uno de los barrios de Santiago. Siempre sonriente, pero firme en sus convicciones. Puede ser dulce como la miel, como bien saben los vecinos, pero pica con el más duro de los aguijones si la provocan, como bien sabe José Antonio Neme. Hablamos de la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler.

La ingeniera comercial, de 31 años y militante del Partido Comunista, concitó las miradas de todo el país cuando derrotó al exalcalde Felipe Alessandri (RN) en las pasadas elecciones municipales. Toda una sorpresa, sobre todo en una comuna que nunca antes había tenido un jefe comunal del PC. En menos de un año, Hassler ha debido enfrentar diversas polémicas, como la partida del festival Lollapalooza del Parque O´Higgins, o las críticas a la administración del alcalde anterior.

En entrevista con La Máquina, le preguntamos por su visión del arte y la cultura, sus gustos personales, y también sobre cómo gobernar una comuna con las heridas aún abiertas del estallido social.

Foto: Diego Escobedo (Revista La Máquina Medio)

ARTE Y CIUDAD: FOCOS DE IRACÍ HASSLER

¿Cuál es su proyecto en lo que refiere a la cultura y el patrimonio de Santiago?

Promovemos una cultura que recoja la identidad de los barrios. Creemos que somos una comuna que tiene un tremendo patrimonio y un desarrollo artístico y cultural que queremos rescatar y poner sobre la mesa. Por eso nuestro énfasis ha sido desde los barrios y con una ocupación del espacio público. Vemos que la cultura es una tremenda herramienta para ocupar nuestros lugares, hacer vida en comunidad, y es por eso que hemos impulsado varias iniciativas en esa línea.

Por ejemplo, las escuelas abiertas, las calles abiertas, el cine en el parque, el cine Bandera, que son iniciativas que buscan ocupar el espacio público para que la comunidad pueda tomarlo, encontrarse y desarrollarse en distintas expresiones. 

En el tiempo que lleva en el cargo, ¿cuál diría que ha sido su mayor logro en lo que refiere a la cultura y las artes?

Yo diría que el Cine Bandera refleja hartas cosas de lo que te comentaba, porque ha sido una recuperación del espacio Bajo Nivel de calle Bandera. Cuando llegamos estaba abandonado, había mucho delito en ese lugar, y lo transformamos en un cine. Durante todo el mes de marzo, tenemos un ciclo de cine feminista allí, y ha sido una recuperación de espacio muy potente, que activa este sector de la comuna. También destacaría las escuelas abiertas, porque rescata la parte más barrial. Han sido nuestro programa piloto, estuvimos con 5 escuelas abiertas durante el verano, y ahora tendremos 8 durante el año funcionando, que tienen que ver con aprovechar una infraestructura, que es municipal, pública, que durante las noches y fines de semana por lo general está oscuro y cerrado, ponerlo a disposición de la comunidad y de las propias organizaciones para que los usen, ensayen, hagan actividades culturales, deportes. Es una iniciativa muy bonita que Recupera infraestructura pública, lo pone al servicio de la comunidad, y que además tiene una expresión en distintos barrios, porque tenemos escuelas distribuidas en toda nuestra comuna.

Imagen: Municipalidad de Santiago

¿Plaza Dignidad, Baquedano, o Italia?

Yo diría Plaza de la Dignidad.

¿Qué hay que hacer con esa plaza? ¿rediseñarla, restaurarla? ¿vuelve o no vuelve Baquedano? ¿lo has conversado con el gobernador Orrego, o con la alcaldesa Matthei?

Sí, es un tema que hemos conversado. Si bien la Plaza de la Dignidad se encuentra en la vecina comuna de Providencia, sin duda que todo el efecto que tiene su uso llega a nuestra comuna. Yo creo que la cultura es parte fundamental de la recuperación del espacio. Lo hablamos hoy día, que tuvimos un encuentro con el ministro de economía, con las 2 subsecretarias de economía y turismo, y con las locatarias y locatarios tanto de barrios de Santiago, como también de Recoleta y Providencia, en torno a la Plaza de la Dignidad. Y ahí les planteaba que creo que la reactivación del espacio va muy de la mano con la cultura, aprovechando además que es un sector que ha tenido muchas expresiones culturales en el último tiempo, que ha sido parte protagónica de nuestra historia, por tanto es importante resignificarla partiendo de lo que se ha desarrollado en estos últimos años. Y también porque hay muchas instituciones en el espacio que pueden ser aliadas. Como el GAM, el Museo de Bellas Artes, el Teatro El Puente, el Teatro ICTUS, librerías, cafés, que también tienen todo un circuito cultural, que creo es una base muy importante para el sector.

¿Y qué ira a pasar con Baquedano? ¿no lo han conversado con nadie?

No, no sé, ahí no me meto, pienso que hay un nuevo momento en Chile con nuevos personajes, pero también nuevos símbolos y creo que la recuperación del espacio de la Plaza de la Dignidad debiera también recoger un poco de esos símbolos que han estado en la discusión pública.

Parque Diego de Almagro

Hay un montón de monumentos que fueron derrumbados producto del estallido social y aún no se reinstalan. Sólo en Santiago tenemos la estatua ecuestre de Diego de Almagro que fue derribada en el Parque Almagro, y otros tantos que han intentado derribar como el monumento a Pedro Valdivia aquí en la Plaza de Armas. ¿Usted qué propone allí? ¿hay que reinstalar a Almagro? ¿hay que retirar a Valdivia?

Mira, yo creo que no hay una receta. Pienso que estamos en un momento de repensar nuestros símbolos. En esto es bueno recoger lo que ha habido. Quizás cada caso particular hay que mirarlo, pero creo que en términos generales, yo creo que esto no es fingir que esto no ha pasado. Sino también posicionar que en esto hay nuevas miradas, nuevos temas, nuevos personajes, por lo tanto yo soy más de la idea de sumar nuevas actorías y significaciones en este proceso. Y pienso que por tanto, nuestra Plaza de Armas y otros lugares tienen que recoger una historia que ha tenido en parte un colonialismo, que sigue presente, pero que también tienen distintas comunidades migrantes que constituyen hoy día lo que ha sido Chile. Y por tanto pienso que hay que pensar hacia el futuro lo que es Chile con esas resignificaciones.

¿Y qué irá a pasar con Almagro? Se lo pregunto porque le hice esta misma pregunta al alcalde Alessandri, y él me dijo que el segundo semestre del año pasado debiera estar reinstalada ¿en qué quedó eso?

Mira, yo no sé si hicieron algo o no en la administración pasada. Pareciera que no, porque no lo reinstalaron… así que yo creo que vamos a tener que analizarlo bien con nuestra subdirección de Patrimonio. Aprovecho de destacarla, porque tenemos una nueva institucionalidad municipal en torno al patrimonio. Creo que hay que revisar lo de la estatua de Almagro, pero en la perspectiva de resignificación del sector.

La comuna de Santiago es una comuna patrimonial. Cuando yo llegué, no había acá ningún espacio de patrimonio en el municipio. Hubo antiguamente una unidad muy pequeña, pero que desapareció en la gestión de Alessandri. Y, por tanto nos tocó pensar una nueva institucionalidad al respecto, y creamos una Subdirección de Patrimonio y Ciudad. Pensando que tenemos que hacer un rescate de las viviendas patrimoniales, tenemos unos proyectos muy interesantes en ese sentido, vinculados al arriendo protegido, que queremos instalar como política en la comuna capital, así como pinturas en fachadas y recuperación de espacios. Estuvimos estos días en el Barrio San Eugenio, que fue la primera gran pintura de fachada de nuestra administración, junto con la subdirección para poder recuperar 217 viviendas del barrio, que hoy tienen un nuevo aire, un nuevo color, y eso también anima a la recuperación de nuestros barrios en distintos ámbitos. Creo que embellecer nuestro espacio público no solo recoge un patrimonio, sino que también vivir mejor y reencontrarse con la comunidad. Al final, el patrimonio son principalmente las comunidades, su gente, su historia.

Además de los monumentos, también hemos visto constantes vandalizaciones contra otros espacios patrimoniales, como iglesias y palacios ¿qué hay que hacer en esos casos? ¿cómo evitar esto?

Bueno, creo que el desafío en el que estamos como país, obviamente a mí me parece muy importante cuidar nuestro patrimonio e infraestructura. Sin embargo, hay que hacerse cago que hay instituciones y distintos espacios que no han respondido a las necesidades de la ciudadanía. Y obviamente la alternativa no es destruir aquello, que me parece muy negativo, pero tampoco es solo mirar para el lado. Sino que también cómo logramos transformar instituciones para que respondan efectivamente a las demandas ciudadanas. Y en ese sentido, creo que el proceso constituyente es una gran oportunidad que nos hemos dado como país. Y espero que también tenga muy buenos resultados para Chile, porque habla también de cómo salimos distintos de un proceso de estallido que hemos vivido. No es volver a la normalidad. Que es algo que muchos y muchas hablaban, que el mayor miedo era volver a cómo estaban las cosas antes, porque sin duda que hay desigualdades estructurales, que hay problemas de fondo.  Creo que este momento constituyente nos invita a abordar las demandas y los problemas sociales desde perspectiva de transformación social y de transformaciones institucionales.

Imagen: Twitter Irací Hassler

Hace poco en el GAM, la salida del metro UC fue intervenida y rebautizada como Plaza de Todas. Muy cerca de allí, la calle Irene Morales, fue rebautizada por los manifestantes como Mauricio Fredes, e incluso le levantaron un memorial. ¿Qué piensa hacer usted allí? ¿se le cambiará el nombre a esa calle? ¿se oficializará ese monumento?

Mira, las coincidencias geográficas, no sé si son coincidencias o no… esa calle tiene tantas significaciones distintas, que a mí no me gustaría pensar que tiene que tener una sola. Por un lado, tiene el nombre de una mujer, Irene Morales, no muchas calles de nuestro país tienen nombres de mujeres. Es además, la calle donde fue asesinada cruelmente Mónica Briones. La primera mujer lesbiana visible, que fue asesinada durante la Dictadura, y que también las mujeres y especialmente el movimiento lesbofeminsta han posicionado fuertemente. Estuvimos allí en la inauguración de un mural en la esquina que da al parque Forestal, y además es la calle donde lamentablemente falleció Mauricio Fredes, en un hecho que yo creo conmocionó a todo nuestro país. Por lo tanto, yo creo que más que una competencia de nombre de la calle, son figuras importantes de revelar, y creo que la memoria de Mauricio Fredes tiene que estar presente. Porque este estallido, este momento constituyente, esta posibilidad de cambio, ha sido con el dolor y con el sufrimiento de muchas personas e incluso con la partida de personas como Mauricio Fredes, que fue una situación muy triste que nos va a acompañar y que marca también a la comuna de Santiago.

Hay un montón de murales y graffitis que han surgido espontáneamente tras el estallido social. La mayoría son de izquierdas, pero hay otros de derechas. Es más, se ha dado una verdadera “guerra de graffitis”, por así decirlo. Tenemos activistas del Rechazo que han vandalizado o tapado con pintura blanca a murales en el GAM o en el Barrio Brasil, o que han destruido mosaicos como el del Negro Matapacos o el de Pedro Lemebel. ¿Usted qué opina de esta situación?

A ver, por un lado, las distintas expresiones, ya sean de izquierda o de derecha, creo que tienen posibilidad de realizarse, siempre esperamos que sea con el buen uso de nuestros espacios públicos. Las distintas expresiones me parece bien que estén presentes. Sin embargo, distinto, es cuando aquellos son expresiones de odio o directamente vandalizar otras expresiones o diversidades. Creo que lo que pasó con el mosaico de Pedro Lemebel es una situación muy triste que nos habla de un país, o de personas dentro de nuestro país, que no son capaces de aceptar la diferencia, de aceptar la necesidad de que las distintas identidades sexuales e Identidades de género puedan desarrollarse libremente en nuestro país, en nuestra comuna. Y por tanto creo que esos odios no los podemos aceptar y eso es lo que hay que erradicar. Porque son la base de la violencia estructural de nuestro país.

El mosaico en 2019 // El mosaico hoy.

Varios de esos murales vandalizados son obra de la BRP ¿ha podido conversar con ellos sobre el tema?

Bueno, estuvimos el fin de semana en calle Nataniel Cox pintando con las mujeres de la BRP, recuperando un espacio que estaba muy sucio, feo, y hoy es un espacio de reivindicación de las mujeres trabajadoras, así que agradecerles también a la Brigada Ramona Parra poder aportar en embellecer nuestro espacio público y darle un nuevo aire. Hemos hablado de estos odios hacia las distintas expresiones. Y creo que compartimos esa mirada. Aquí todas las expresiones que sean con diferentes miradas son bienvenidas, pero no aquellas que vengan a vandalizar, a odiar o a querer vandalizar otras expresiones que existen. Creo que cuando hay estos ataques permanentes hacia referentes de las diversidades sexuales, como es Pedro Lemebel, y también de la escritura, de la creatividad,  creo que habla de una sociedad que tiene que remirarse a los ojos y que tiene que aceptar y valorar nuestras diversidades, que son la mayor riqueza que nos constituye.

¿Existe alguna coordinación entre esta alcaldía y la BRP, o planes de hacerlo en el futuro?

Lo que existe es una voluntad, tanto de la BRP, como de esta alcaldía, de trabajar en conjunto en la recuperación de espacios. Por eso esta actividad del fin de semana, pero también anteriormente habían tenido con el comité Matta Sur, y la concejala Camila Davanigno, otra recuperación de espacios, y así vamos a seguir contando con ellas. Es lo que me han señalado, para que en conjunto podamos transformar espacios que no tengan algún mensaje, que estén feos, etc., poder transformarlos con los colores vivos que usa  la BRP, que además son tan llamativos, tienen un estilo muy característico, que sin duda contribuyen a crear espacios más vivos, más activos, que es parte de la construcción de la ciudad.

Foto: Diego Escobedo (Revista La Máquina)

¿Qué le pareció la designación del exalcalde Alessandri como presidente del GAM?

Creo que es poco apropiada la designación. Porque da para entender algún intento de… como de marcar una presencia en un espacio, donde yo creo que la ciudadanía ya ha tomado una decisión respecto al exalcalde de que él no continuara en ciertos roles. Entonces creo que hubo un manejo, quizás un poco extraño por parte del gobierno, pero bueno… la verdad es que hemos trabajado muy bien con la dirección ejecutiva del GAM, que no depende directamente del directorio, y espero que sigamos haciéndolo, con las distintas personas vinculadas a ese espacio. Yo no tengo ningún problema en que podamos conversar lo que tengamos que conversar, si es que fuera necesario.

Volviendo a la BRP, ellos han realizado diversos murales e intervenciones en el mismo GAM pidiendo la destitución de Alessandri ¿usted qué opinas de eso? ¿pudo conversarlo con ellos?

No, desconocía que hubieran pintado aquello.

Foto: Diego Escobedo (Revista La Máquina)

CANCIONES Y ECONOMÍA

He visto que eres muy activa en redes sociales, pero ¿quién elige las canciones en tu Instagram? ¿tú misma o un community manager?

Ja ja ja… yo elijo las canciones, sí. Igual a veces me sugieren algunas. A la mayoría de la gente le gusta, a veces me saludan ahí distintos estilos, quizás los que no les gusta no me opinan, así que no sé jaja.

Ahora que se están relajando las medidas sanitarias y las restricciones para viajar, ¿te gustaría traer algún artista internacional para un evento cultural en Santiago? ¿Caetano Veloso, Silvio Rodríguez, quizás?

Bueno, me gusta mucho la música popular brasileña, así que sin duda Caetano Veloso o Chico Buarque, o Elis Regina… sería maravilloso, pero no es lo que estoy planeando al menos por ahora. Desde muy chica que crecí con esa música. Mi mamá es brasileña, así que es lo que se escuchaba en mi casa y es lo que me ha encantado desde siempre. Ahora también me gusta mucho la música argentina, ver a Charlie García sería maravilloso, así que bueno, hay muchas opciones de artistas que a mí me han marcado y que son tremendos artistas para que otras y otros les escuchen.

Algo que seguramente te han dicho mucho, y de hecho tú misma te reíste de eso en tu campaña, es que para muchos es “contradictorio” ser comunista Y economista. A toda esa gente, tú ¿qué les dirías? ¿en qué cree Irací Hassler? ¿en una economía circular, en el modelo ISI, quizás?

Creo en la economía al servicio de las personas. Eso es lo que discutíamos mucho cuando yo estudiaba en la Facultad de Economía de la U. de Chile. Una economía que realmente se haga cargo de las necesidades de las personas. En ello, la Economía Circular sin duda es fundamental, pero también una Economía Feminista, que también reconozca el trabajo de cuidados y el trabajo doméstico que históricamente han estado invisibilizados por la economía neoclásica. Y una economía que se piense también para una redistribución de la riqueza, para que todas las personas podamos desarrollarnos más plenamente, y así construir una sociedad más feliz para todos y todas.

¿Te peleabas mucho con tus profesores por estos temas?

Ja ja… no tanto, pero hacíamos muchas cosas alternativas. Teníamos un grupo de “Los economistas prohibidos”, que me acuerdo era como a las 9 de la noche, en una sala que nos prestaban, así como la sala más lejana que existía; cursos también de, “Economía Alternativa” que le pusimos en ese momento, después de Economía como Ciencia Social, que ha sido todo un debate que tuvimos en ese momento. Se ha tendido, en la Economía Neoclásica, principalmente, a tender a ver la economía como ciencia exacta. Y la economía es una ciencia social. Finalmente estamos hablando de cómo los seres humanos distribuimos los recursos que tenemos para todas las necesidades que hay en la población. Y diríamos también una Economía Ecologista, cuando yo estudiaba estaba incipiente, igual hicimos algunos cursos de Economía Ecologista que no existían. Pero hoy está con mucha más fuerza y con una necesidad completa frente a la crisis climática. Entonces, creo que hay que pensar en una economía completa al servicio de las personas. No solo en las actuales, sino también en las futuras generaciones.

Foto: Diego Escobedo (Revista La Máquina)

Sobre la crisis migratoria, ¿cómo ha sido su relación con la comunidad venezolana en Santiago en estos meses?

He tenido una buena relación en general con las distintas comunidades de migrantes. La comunidad venezolana es una comunidad grande en la comuna de Santiago; así como la comunidad peruana que llegó hace más tiempo a nuestra comuna; la comunidad colombiana, que también ha llegado fuertemente en estos últimos años, entre otras. Y queremos ser una comuna que pueda trabajar con las distintas comunidades y su diversidad desde la perspectiva de derechos de ciudadanía. Es decir, derechos para todas las personas, con sus distintos estatus migratorios, con su origen, de que puedan realmente desarrollarse también en nuestra comuna. Ahora, sin duda que hay dificultades a propósito de la crisis migratoria que vive nuestro país. Y en eso necesitamos un Estado en su conjunto, y un nuevo gobierno que está recién asumiendo, que espero que también ponga atención en contar en alternativas institucionales para las distintas personas.

No te voy a preguntar qué opinas de Nicolás Maduro, pero sí es un hecho que hay muchos inmigrantes venezolanos que viven en esta misma comuna y que ven como una amenaza a una alcaldesa comunista, y que tienen miedo de que te vayas a comer a las guaguas o algo así. A toda esa gente, ¿tú qué les dirías?

Que no me voy a comer a las guaguas ja ja… bueno, yo creo que han existido distintos prejuicios históricamente, pero una conoce a las personas en la práctica. Y yo soy una alcaldesa muy orgullosa de ser alcaldesa de Santiago, y que asume este rol con mucha responsabilidad pensando en todas las personas. En que todas y todos puedan vivir mejor, en que podamos recuperar nuestra educación pública, que es capital de nuestro país, en que podamos recuperar nuestros lugares públicos también, y desde allí yo entiendo el comunismo y la militancia, otras y otros lo entenderán desde distintas perspectivas, pero creo que coincidimos en el trabajo por el buen vivir en Santiago. Y eso es lo que guía a esta administración. Así que decirles que cuentan con esta alcaldía, con esta alcaldesa, y con el municipio, para poder mejorar en conjunto nuestras condiciones de vida.

El 2 de octubre pasado hubo una manifestación antiinmigrantes. Yo estuve en la Plaza de Armas, y vi enfrentamientos violentos entre manifestantes pro migración y antimigración. Hubo 2 quejas bastante recurrentes que escuché: los locatarios y vendedores del sector decían “déjennos trabajar”, mientras que los manifestantes promigración decían “los pacos solo protegen a los del Rechazo”. Todo esto fue frente a pocos metros de su oficina. Y más recientemente, también tenemos el caso de la agresión al convencional Marcos Barraza, también muy cerca de aquí. Ante esta crispada situación, polarizada y conflictiva ¿usted qué opina? ¿qué se puede hacer al respecto?

Bueno, hay que hacer distintas cosas. Por un lado, tener otras actividades, encuentros alternativos, pero también en la situación de polaridad, necesitamos construir y dialogar. Creo que Chile necesita mucho de aquello. Escucharnos entre todas y todos y poner a todas las vidas en el centro. Creo que es lamentable cuando hay expresiones que buscan fomentar un odio hacia otras personas y eso tenemos que evitarlo. Sobre todo a través de la educación y del diálogo.

¿Su lugar favorito de Santiago? Y por qué.

¡Ay! Qué difícil, porque a una le gustan todos, los 26 barrios de Santiago, Diego… me gustan muchos lugares. Pero yo diría que especialmente los parques públicos. Disfruto mucho de nuestros parques, y diría que uno de mis lugares favoritos, porque no te puedo decir que es el único, es el Parque Quinta Normal, un arbolado hermoso, histórico, un espacio de encuentro de la comunidad. Pero me gustan muchos lugares, nuestras librerías, todos nuestros parques, y los cafés que echo tanto de menos poder ir, quizás tener más tiempito de ir a leer, que son cosas que me gustan mucho de Santiago.

Diego Escobedo

(Santiago, 1994). Escribo de historia, cine, literatura, y distintas curiosidades que se me van ocurriendo.

Post Relacionados