DeLira es el más reciente proyecto del director musical y guitarrista de Santaferia, Mauricio Lira. En su versión como solista, el artista nacional acaba de lanzar su tercera canción instrumental llamada “La Propuesta”. Previamente, ya había estrenado «Pataleta» y «Núcleo».

El propio guitarrista dirigió junto Felipe Hotz el videoclip de la canción, donde quisieron plasmar el quiebre amoroso de una pareja, el cual llegó tras un mutuo acuerdo. He ahí la razón del nombre «La Propuesta». Para Mauricio este instrumental evoca «la importancia que las personas superen el duelo, ya que luego de eso, uno está más maduro, fuerte y con ideas nuevas y más claras. Viene la esperanza».

La Máquina conversó de manera exclusiva con DeLira, quien se refirió al impulso que le ha dado la cuarentena para lanzar su carrera como solista, sus proyectos en paralelo a Santaferia y Cavalieris y al significado que hay detrás de «La Propuesta».

Una deuda consigo mismo

-DeLira, ¿cómo surgió «La Propuesta»?

Fue en pleno invierno del año pasado, cuando apenas estaba empezando la cuarentena. Había mucho tiempo y energía y, como no teníamos shows con Santaferia, tuve el espacio para hacer música. Tenía muchas cosas pendientes conmigo mismo, para mí. Tuve mi instancia y la aproveché.

Me gusta mucho la música instrumental. Empecé a tirar ideas y luego me di cuenta que no era solamente una base, era ya una canción, con estructura. Le fui agregando la batería, el bajo y el teclado, luego lo mezclé con el argentino Guido Nisenson.

Parte de mi inspiración viene de Spinetta, porque siempre me ha gustado y en ese entonces estaba pegado con su banda «Spinetta y los Socios del Desierto» y especialmente con la canción «Luna de Abril».

¿Y el contenido de la canción está ligado a cómo viviste la cuarentena?

Sí, también por unas vivencias personales y de cercanos que tuvieron quiebres. La separación me llamó mucho la atención. A muchos nos ha pasado, no solo en el amor, sino en las amistades, con familiares o por la muerte de seres queridos a raíz de la pandemia. La situación actual sigue siendo muy cuática, por eso mi idea era transmitir esa calidez de que esto pasará algún día.

El amor por la guitarra y sus diversas facetas

Mauricio Lira ha estado casi toda su vida ligado a la música, sobre todo ahora con DeLira. Durante su adolescencia, sentía que no encajaba en el sistema educacional, por lo que encontró en la guitarra su verdadera vocación. Tiempo después, se dedicó a estudiar música y pudo explotar todo su talento y capacidades. Ahora sí estaba en su terreno.

En 2009, su hermana le comentó que Santaferia estaba en búsqueda de un nuevo integrante. En ese entonces, la banda todavía no alcanzaba la masividad que posee hoy. Mauricio les escribió y rápidamente se transformó en uno más.

Paralelamente, en esa misma época funda la banda de rock Cavalieris junto a Javier Andina en la voz y Ricardo Alarcón en la batería. Esta faceta que, por cierto, está bastante alejada de la cumbia, es fuertemente influenciada por sus gustos grunge y funk.

Este jueves a las 22 horas se estrenará el videoclip de «Uno Más» de Cavalieris.

-¿Cómo surge tu carrera de solista aparte de Santaferia y Cavalieris?

Siempre había pensado en sacar canciones propias, pero nunca imaginé en ponerle un nombre al proyecto, con videos y hasta un logo. Se fue dando de manera muy espontánea. Cuando me di cuenta que ya contaba con harto material, simplemente me lancé.

-¿Qué opinan en Santaferia de tus proyectos fuera de la banda?

Todos me tiran buena onda. Les gusta. En Santaferia hay varios que tienen sus proyectos aparte. Hasta he grabado con ellos, como al Rosselló (trompetista) o en algunos temas del «Pollo» González y hasta el Richi con LunesLibre. Me gusta mantener esa dinámica de estar constantemente grabando, haciendo nuevo material. Entre todos nos apoyamos. 

En Cavalieris tengo un mundo aparte. Obviamente, cuando todo vuelva a la normalidad va a costar darle energía a los proyectos. Con Santaferia tocábamos mucho, entonces no había tanto espacio para el resto. Esos pocos momentos, los ocupábamos para estar con la familia. No pretendo dejarlos, pero dependerá mucho de cómo avanzará la pandemia.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here