Recetario La Máquina: Hígados de Hierro, los brebajes más icónicos de la cultura pop chilena

 Recetario La Máquina: Hígados de Hierro, los brebajes más icónicos de la cultura pop chilena

El 2020 ha estado marcado por dos cosas, 1) Ser una completa mierda y 2) Convertir el “Alcohol Gel” en oro líquido, debido a la obsesión sanitaria que de un momento a otro llevó a personas de todo el mundo a comprar cantidades desmesuradas de este producto higiénico, que los salvaría del virus a pesar de no respetar las distancias y usar la mascarilla en el cuello.

Pero el alcohol no solo es en gel, mis estimados lectores, y en esta época de viento frío, sol brillante y volantines al viento, el producto que más se consume es como no, el alcohol.

-¿Por qué amanecí con caña si estaba tomando… Vino Colo-Colo?

Porque no hay nada más patriótico (supongo) que gritar “Biba Shile” con la cara colorada por tomar chicha y comer empaná’ de sol a sol. Aunque este “disiosho” sea justo un fin de semana (si me preguntan, es otra señal de que este año esta más que maldito), implicando que la celebración será breve, pero no por ello menos intensa.

Así que sin más preámbulos (a excepción del siguiente) comencemos este repaso por la cultura etílica prohibida de nuestro país.

AVISO: Aquí en La Máquina no avalamos ni enaltecemos el consumo desmesurado de alcohol (a̶ ̶p̶e̶s̶a̶r̶ ̶d̶e̶ ̶q̶u̶e̶ ̶l̶o̶ ̶r̶e̶c̶o̶m̶i̶e̶n̶d̶a̶ ̶q̶u̶i̶e̶n̶ ̶l̶e̶s̶ ̶e̶s̶c̶r̶i̶b̶e̶). Así que les recordamos y pedimos encarecidamente que si este 18 van a tomar, no manejen. Ustedes no son futbolistas, hijos de senador y mucho menos tienen un apellido bonito o impronunciable.

El Favorito de los Piratas

Este inicio “fuerte” en la lista porta como estandarte la relación precio/insalubridad. En distintas presentaciones, el “Ron de quina”, como muchos lo llamamos, era la elección principal de tanto “curaitos de pobla”, como alumnos de media con ganas de una cañita y punks que rescataban chauchas afuera de la botillería.

A continuación, los exponentes más emblemáticos del Ron barato y “weno”.

El temido Ron Silver, protagonista de las primeras borracheras de liceo para una generación que no le temía a nada
Ron Peloyo, la entrada es cosa fácil. ¿La salida? Bastante autoexplicativo.
Conocido entre los valientes como el “Ron Hentai”, un enigma encerrado en un acertijo oculto en un laberinto.

Pa’ Quedar Como el Pisco

¿Chileno o Peruano? La verdad es que preguntas tan banales no tienen importancia, lo realmente importante es ¿es bueno? Y la respuesta es: Sí, el pisco es bueno. Siendo mi veneno de preferencia, he degustado una basta cantidad de ellos, pero es en los momentos de escasez cuando uno debe decidir. ¿Compro de ese pisco barato no ma’?
Artífices de mis mañanas encañadas y unas visitas al baño de ultratumba, les presento a los exponentes más insignes de este destilado de uva.

Pisco Che Copete, cuarenta grados de alcohol que no daban tregua al consumidor. Ahora más aliade que nunca.
Esa etiqueta morada, que te explica muchas cosas cuando despiertas semi muerto y miras una botella vacía sobre la mesa.
Pisco Lider con Bebida Serrano. Combinación ganadora.

Yo no le hago a esos manjares

Chile tiene un tesoro nacional en cuanto a vinos respecta y como chilenos, creemos que la mejor manera de disfrutar un vino es con Coca-Cola. Pero si bien hay vinos buenísimos a lo largo del país, algunos no son más que un doloroso recuerdo dentro de su historial etílico, como los siguientes ejemplos:

Considerada una pésima inversión dentro del área comercial de Colo-Colo, se convirtió en una leyenda que dejó de decorar los estantes.
El “Chalequito de mimbre”. Infaltable compañero de tertulias, eterno amante del jugo en polvo de durazno. El emblemático Chimbombo tiene más historias por contar, como estrellas hay en el universo. Un ícono nacional.
El “Guatero Galáctico”. Un vino en bolsa de aluminio, cual brebaje de ciencia ficción. Solo se podía tomar los viernes, porque daba dos días de caña.

Recetario La Máquina

Y como no, porque el objetivo de todo ser humano es adquirir cada día nuevos conocimientos, me encargué de redactar este pequeño recetario para mis amados lectores. Recopilatorio de años, experiencias e invocaciones al “Guajardo” que recuerdo probar en algún periodo de mi vida y parte de la investigación que llevé a cabo para armar esta entrada. No sé si serán los nombres correctos, otros los nombré yo porque “se me hizo bonito”. Procedan con precaución y si se atreven a probarlos, no me adjudico ninguna responsabilidad de lo que pueda pasarles.

-Ride The Lightning: Creación propia (creo) que nace de las ganas de mantenerme con vida durante una larga noche de carrete. Consiste en un litro de vodka y un litro de bebida energética. Se empieza bajando un trago de bebida energética, el cual deja un vacío en la botella el cual debe ser reemplazado por vodka. Una vez repuesto se mezcla y se repite. Si se toma por intervalos con cerveza o incluso si esta misma se agrega a la mezcla, entre subidones de azúcar por el energizante y las ganas de ir al baño, garantiza una sensación “electrizante” que te mantendrá despierto hasta ver el amanecer.

“Ando bien eléctrico”
-Nikola Tesla

-El Tin: Probé esta ambrosía divina de parte de mi mejor amigo, quien con audacia quiso preparar un trago compuesto por tequila, Limón Soda y sal. El dulce sabor de la bebida, que bailaba en compañía del gusto a limón con sal, suprimían casi por completo el concentrado ardor del tequila. Pero solo un tonto (como yo) se dejaría llevar por sus dulzor, ya que al momento de hacerse presente el alcohol, te pegaba más fuerte que papá curao.

-Petro-chico: Existen instancias en las que uno quiere tomar porque si y esta (asquerosa) preparación, supo ser mi fiel compañera durante momentos llenos de penas de amor. Sin orden ni proporción específica, llevaba ron, pisco, cerveza y bebida cola. Usualmente producto de “los conchos” que iban quedando en las botellas esparramadas por la casa en un vaso grande y grueso, que por la coloración de la mezcla y lo tibio del líquido por el hecho de ser “restos” me recordaba al petróleo. Bueno, eso y el como se veía al momento de vomitarlo.

Con estos tres refinados tragos me despido, que viva chile y que viva el copete. Salud chiquillos.

Felipe Gutiérrez

Alcohólico, hechicero, supervillano.

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.