Crítica | “¡NOPE!”: Jordan Peele pierde el sello con un espectáculo por encima de todo

 Crítica | “¡NOPE!”: Jordan Peele pierde el sello con un espectáculo por encima de todo

Llega a los cines nacionales uno de los estrenos más esperados del año. Hablamos de “¡NOPE!”, la nueva película del destacado director Jordan Peele (Get Out, Us), siendo de los más aplaudidos en los últimos años, consiguiendo incluso nominaciones al Oscar.

La cinta trata sobre dos hermanos que viven alejados de la gran ciudad, pero luego comienzan a descubrir algo impactante, algo terrorífico que se esconde entre las nubes y están dispuestos a todo con tal de hacer público a este misterioso ser. La cinta cumple con ser una historia de ciencia ficción/suspenso, pero algo no se siente bien: Jordan Peele quiso salir de su zona de confort, sin embargo el resultado no es el esperado.

UNA INCREÍBLE CINEMATOGRAFÍA CON UN PEELE DESATADO

Primero debemos hablar de él…

El productor, director y guionista de “Nope”, Jordan Peele, llegó pisando fuerte en la dirección con su cinta debut “Get Out”, brillante obra de suspenso/terror que logró lo inimaginable: ser nominada a categorías en los premios de La Academia e incluso ganar el Oscar a Mejor Guion Original. Después de eso, todo fue miel sobre hojuelas.

Luego, llegó su segunda cinta “Us”, que no logró el éxito de la primera, pero no dejó indiferente a nadie con una particular trama y una brillante actuación de Lupita N’yongo.

Y ahora llega con “¡NOPE!”, un filme que se diferencia completamente de sus antecesoras y se sale de su zona de confort, trayéndonos una narración de ciencia ficción/suspenso. Se aprecia un notable incremento en el presupuesto del filme y eso se nota en las grandes y perfectamente realizadas secuencias de acción y los espectaculares efectos especiales que tiene la película. La fotografía está presentable y la existencia de jumpscare es la justa y precisa. Pero Peele se desata y pone toda la carne a la parrilla y algunas cosas se sienten apresuradas por esa presión de ya buscar la resolución.

Jordan Peele en pleno rodaje de “Nope”.

El guion siempre ha sido lo fuerte del cine de Jordan Peele. Pero aquí…. Se cae completamente.

Tenemos un guion que nos muestra tres historias, pero ninguna tiene la resolución esperada. Falta dinamismo y esa intriga a la que el director nos tenía acostumbrados. Todas las razones o argumentos que da el filme, se sienten básicos e incluso bordean la estupidez. Y hay cosas que que quedaron sin respuesta: ¿De dónde viene este ser? ¿Qué es realmente? ¿Por qué ataca a esta familia? ¿Cómo llegó hasta ahí? ¿En serio. esta película termina de esta manera? Asimismo, sorprende que a las personas nunca les interesa investigar sobre este tema, ni sobre el “molusco” que los acecha. Simplemente desean grabarlo y sacar provecho económico.

No obstante, todo esto se puede defender. Peele aseguró que la inspiración para crear “Nope” vino después de que la NASA liberara material verídico de OVNIS durante el año pasado, y como todo eso se convirtió en un circo mediático y nadie le daba el peso o la importancia que ese material tiene. Simplemente se volvió viral y ya. Eso mismo es el corazón de esta cinta. Aun así, se extraña a ese director visionario, que nos atrapaba con giros de tramas novedosos y sin caer en la superficialidad. Hasta que llegó “¡NOPE!” y lo hizo cambiar todo.

Algunos dicen que si te sales de tu zona de confort, puede ser grandioso o te puedes hundir. En este caso, fue lo contrario.

CORRECTAS ACTUACIONES SIN NADA QUE DESTACAR

En los filmes de Peele, siempre había una actuación (o actuaciones) que destacar. Ahora no sucede eso. Todo queda en categoría de “correcto, mas no destacable”.

Primero hablaremos del protagonista. El actor fetiche de Jordan Peele: el ganador del Oscar Daniel Kaluuya (Judas and the Black Messiah), quien hace un trabajo más que correcto al personificar a Otis JR., el hermano mayor que le toca presenciar la muerte de su padre; se queda con el negocio de los caballos y tiene una personalidad introvertida y retraída. Pero también vemos su transformación en donde pasa de ser una persona bastante apática, a trabajar codo a codo con su hermana para intentar capturar en cámara a este ser misterioso y lograr lucrar con ello. Daniel es creíble en todo momento. Estrellita dorada para él.

Luego está la joven actriz Keke Palmer (Alice), quien se luce en su rol de Em, la hermana menor con una personalidad desbordante, a la que le encanta su trabajo y además llega con la idea de monetizar con este “animal”. La química que logra con Kaluuya es sorprendente, siendo el perfecto ying-yang. Y en las escenas de mayor exigencia actoral cumple con creces. Otra estrellita dorada para ella.

Y el elenco ensamble también complementa de forma correcta. Mas debemos destacar a Steven Yeun (The Walking Dead), en su rol de Jupe Park, que no cae en rol del antagónico, pero sí es el que quiere enfrentar de una forma diferente la situación, contrarrestando con los hermanos. También es un personaje que tiene un interesante arco, mostrando como el trauma de lo sucedido en un programa infantil (del que él era el protagonista) lo marcó para siempre y desde ese entonces se dedica a la explotación del espectáculo y lo eleva a cualquier nivel. Steven le da un toque a su personaje, lo hace creíble y pocas veces se le ve una cuota de humanidad. Otra estrella dorada para él.

UNA LIBRE INTERPRETACIÓN DE “NOPE”

Si bien el guion divide, no podemos obviar el hecho de que la cinta es original. Si bien cayó en la superficialidad del género también tiene toda una historia detrás. La cinta nos plantea una “explotación masiva del espectáculo” y cómo todo se transforma en un suceso viral en cuestión de segundos. Esto lo explicaremos con algunos hechos de la cinta: Primero está la decisión de los hermanos de no investigar acerca del extraño ser que los acecha, sólo quieren grabarlo antes que los demás, y llevar la cinta al show mas famoso de Estados Unidos: El show de Oprah. Con ésta decisión se confirma que ni siquiera les importa el peligro que puede ocasionar el hecho de que se acerquen a la criatura, sólo la quieren grabar para mejorar económicamente. Ya nada tiene la importancia que tenía antes. E incluso aunque lo graben, saben que en 5 meses más, ya no importará.

Luego viene lo clásico de Peele. La siempre presente diferencia racial. Éste es un tema recurrente en las cintas de Peele y aquí no podía faltar. Vemos como los hermanos son afroamericanos, a los cuáles no se les da la importancia en su trabajo. Y el antagónico es el blanco capitalista, personificado en Steven Yeun. El personifica todo lo comercial, el hombre que quiere domar a lo indomable y que encuentra la muerte en su travesía. Su trauma infantil (el haber presenciado una masacre por tener a un chimpancé como estrella de un show televisivo), marca su personalidad y cree estar por encima de todo. Típico de los antagonistas de Peele.

Y que decir del “monstruo”. Eso es de libre interpretación. Es lo más parecido a un molusco pero su presencia sólo denota peligro cuándo lo miramos fijamente. Osea este ser no quiere ser visto. Pero claro, los humanos no entendemos y hacemos todo lo contrario. Como dije anteriormente, Peele está desatado y la trama tiene las típicas capas en sus cintas. No todo es porque sí.

NOPE” EN PALABRAS SIMPLES…

“¡NOPE!” es la película que más división ha ocasionado dentro de la filmografía de Peele. Si bien es novedosa, su guión es básico con resoluciones poco creíbles y la cinta pierde un poco de ritmo en su segundo acto. Pero también tiene todo lo típico del cine de Peele pero no tan bien ejecutado. Te recomendamos verla, porque es una cinta de libre interpretación. Así que queda a tu criterio si te gusta o si dices NOP! y sales corriendo del cine.

“Nope” está disponible en todas las salas nacionales y en el Centro Arte Alameda.

Lee nuestras críticas en La Máquina acá.

Constanza Vera

26 veranos, inviernos o cualquier otra estación. Actriz. Algunas veces actuó, otras veces escribo, otras veces critico y cuando tengo suerte hago todo junto 🤭❤️.

Post Relacionados